All posts by Hugo Cano

Hugo, 32 años, Alcalá de Henares, Madrid, es uno de los fundadores de LaRutaNatural. Estudió Filosofía (U. Complutense) y Periodismo (URJC) en Madrid. Con 28 años conoció la Permacultura y la Bio-Construcción en Arraial D'Ajuda Brasil de la mano del Proyecto Casa de Barro. Desde entonces se ha formado y ha trabajado en multitud de áreas relacionadas con la permacultura y el desarrollo sostenible a los dos lados del charco (Brasil, Argentina, España, Portugal). Es el encargado de la organización de "proyectos de campo" para Larutanatural: cursos, talleres, charlas, diseños, proyectos.... Poeta y escritor, su objetivo es ayudar a difundir un modelo de vida sostenible y participar de él desarrollando y compartiendo la imaginación, la creación, la integración en el entorno y la observación.

Bibliografía Módulo 1 Curso Completo Huerto Ecológico

Bibliografía de Referencia

  • Tansley, AG (1935) The use and abuse of vegetational terms and concepts. Ecology 16, 289
  • John Seymour “The complete book of self-sufficiency” Pag 135
  • Bill Mollison “Introduction to Permaculture” Pag 39, 52, 95, 96, 112
  • Permaculture Resources Book of Design. Module 2
  • Manual “Tu huerto en una espiral”  Larutanatural, Abril 2014, Esmelle (Ferrol, Galiza)
  • Essence of Permaculture, David Holmgren
  • Gaia’s Garden. A guide to Home-Scale Permaculture, Toby Hemenway
  • Growing trees and gardens for life, Katherine Moir, Tom Vandenbosch, Susan Scull-Carvalho, Jacaranda Designs Ltd, 2007
  • The one straw revolution (La revolución de una brizna de paja) Masanobu Fukuoka
  • Utilización de árboles fijadores de nitrógeno para la revegetación de suelos degradados. A. E. FERRARI & L. G. WALL, Revista de la Facultad de Agronomía, La Plata 105 (2), 2004
  • Garden Agriculture: A revolution in efficient water use, David Holmgren, 2003 Holmgren Design Services
  • Fa c i l i t a t o r ’s H a n d b o o k f o r Pe r m a c u l t u r e Wo r k s h o p s. Module 6. Home and Community Gardens
  • El huerto familiar ecológico. La guía práctica del cultivo natural. Mariano Bueno
  • Una dulce revolución, Josep Pàmies, Stevia Editors, 2013
  • Sepp Holzer’s Permaculture

Videos

Enlaces de Interés

  • Libros, documentales y pdfs gartis para descargar (español, inglés, portugués, francés)
  • http://www.ecoagricultor.com/diseno-huerto-permacultural/
  • http://www.ecoagricultor.com/foro/topic/guia-para-la-recoleccion-de-semillas-de-los-vegetales-mas-comunes/
  • http://www.permaculturevisions.com/what-is-permaculture-2/905-2/the-difference-between-organic-gardening-and-permaculture/
  • http://urbanrulesbcn.com/2011/11/nutrientes-suelo-plantas/
  • http://crashoil.blogspot.com.es/2012/05/permacultura-versus-agricultura.html
  • http://www.larutanatural.eu/como-hice-un-suelo-de-barro-por-jonatan-sola
  • http://foodforestmesetario.blogspot.com.es/2014/08/las-leguminosas-como-arboles-de.html
  • http://permaculturenews.org/2014/11/15/swales-continuous-contour-trenches-bring-water-life-back-maharashtra-india/
  • http://www.centa.gob.sv/sidia/pdf/guias/10%20Guia%20en%20produccion%20plantines.pdf
  • http://www.huertodeurbano.com/proyectos/almacigos/

Infografías

https://www.dropbox.com/sh/y9himpfx7uqz3z6/AADwdNemhCE1Q18UCp_kTVSma?dl=0

 

Curso impartido por Duarte Artabe Pumido ao Natural y Hugo Cano Larutanatural

Posted by Larutanatural on Tuesday, 28 April 2015

Taller Construcción en Caña – Instituto EcoHabitar – Minglanilla, Cuenca

Lugar: Venta de Contreras, Minglanilla, Cuenca
Ctra. Hoces del Cabriel (Puerto de Contreras) Km 2,5 – Minglanilla
Fecha: 12 de Abril de 2015
Horario: 9 – 19 horas (con descanso para almuerzo y comida)
Precio:  90€/persona
Tel: 963 879 176
email: formacion.madrid@cerai.org
Inscripciones: Formulario de Inscripción en web

Plazas Limitadas.
Fecha tope de inscripción: 11 de Abril de 2015

El Instituto EcoHabitar es una de las Instituciones pioneras en España en cuanto a formación de personas enfocada a la sostenibilidad. Forma parte de la Asociación para la Formación en Bioconstrucción y Sostenibilidad, que lleva muchos años trabajando para la integración de la bioconstrucción como una opción real y necesaria en el marco arquitectónico y de construcción en España.

Con el objetivo principal de formar nuevos profesionales dedicados a la bioconstrucción y a la recuperación de técnicas y materiales tradicionales, los miembros de la Asociación, profesionales de alta cualificación, realizan talleres, charlas, cursos y editan numerosos material bibliográfico y audiovisual enfocado a la implantación de un modelo de vivienda y de construcción sostenible y eficiente.

En este taller se presenta la oportunidad de aprender la maravillosa técnica de la construcción con caña de bambú. Este material es clave en bioconstrucción y construcción orgánica  dadas sus especiales características y propiedades de flexión, compresión y tensión.

Al no ser una madera simple, sino que es una madera con fibras que le dan una consistencia incluso mayor que la del hierro, las posibilidades de crear estructuras son infinitas tal y como las culturas orientales nos llevan mostrando desde hace siglos. Además las propiedades del bambú como aislante son bien conocidas gracias a la cámara de aire que existe entre las diferentes capas que conforman cada caña. Un conocimiento imprescindible para todos aquéllos interesados en los procesos de bioconstrucción de estructuras naturales y orgánicas.

Bambú. Foto by Emiliano  https://flic.kr/p/t63eW CC

Bambú. Foto by Emiliano
https://flic.kr/p/t63eW
CC

 

 

La facilitadora del Instituto EcoHabitar, Eugenia Muscio es especialista en construcción con este material y arquitecta titulada con máster en Cooperación Internacional plantea un taller donde se conocerán las diferentes técnicas de unión del bambú, construcción de pérgolas y todos los conceptos necesarios para el trabajo con este material y las herramientas necesarias para su tratamiento.

Los alumnos deben llevar sus propios guantes , calzado de trabajo y gafas y mascarilla de protección. El resto del material es ofrecido por Instituto Ecohabitar.

Herramientas de Educación Ambiental (Formador de Formadores – Ecoherencia – Coín (Málaga)

Lugar: Coín (Málaga)
Fecha: del 13 al 18 d Abril 2015
Precio: 420 /persona (Consultar descuentos para desempleados y estudiantes)
email: maria@ecoherencia.es
Formulario de Inscripción
Web del Curso

¿Te dedicas a la formación en permacultura, agroecología o cualquier rama del desarrollo sostenible? Pues te interesa este curso diseñado por Ecoherencia especialmente para formadores, educadores y facilitadores.

El objetivo del seminario es dotar a los participantes de la capacidad de transmitir de manera clara y práctica los conceptos necesarios en materia de medio ambiente, agroecología, permacultura, resiliencia, desarrollo sostenible, etc. así como la planificación y programación y gestión de eventos y actividades relacionadas con estos temas para terceros.

El curso consta de 36 horas lectivas divididas en 6 días y existen varias modalidades de inscripción, incluyendo alojamiento y almuerzo, así como descuentos especiales.

Esquema Curso Formadores

Esquema Curso Formadores by Ecoherencia

Ecoherencia

Ecoherencia SCA es una cooperativa andaluza sin ánimo de lucro . Su objetivo es crear resiliencia socio-ecológica (es decir, capacidad social de sobreponerse a situaciones adversas o bien la capacidad de un ecosistema de adaptarse y tener éxito ante una situación de degradación). Una elasticidad medioambiental obtenida a través de la formación y la investigación en educación ambiental, restauración de ecosistemas, agroecología y permacultura.

Desde hace más de 10 años este colectivo afincado en Coín (Málaga) lleva ofreciendo la experiencia de sus miembros en cursos, talleres, artículos, formaciones, manuales, etc. 

Foto: Jared Rodriguez / Truthout https://flic.kr/p/o9qLYF

Fracking: El gas de la muerte

Al comienzo del magnífico documental Gasland (2009) Josh Fox se pregunta lo siguiente: “¿Qué pasaría si USA y otros países adoptan el gas natural como fuente de energía en lugar del petróleo?” La escena que se nos ofrece a continuación es tétrica: familias de clase media, agricultores, obreros, personas que durante décadas habían vivido en la localidad de Dimock (Pennsylvania) sin mayores contratiempos, afrontaban un problema de seguridad y salud pública de vastas y dramáticas dimensiones. Migrañas horribles, náuseas y mareos, problemas dermatológicos, respiratorios o extremo cansancio fueron algunos de los síntomas que Fox registró de los propios protagonistas cuando decidió averiguar qué narices pretendía hacer con su tierra la compañía de gas que le prestaba servicio, justo encima de una de las bolsas de gas más importantes del Nordeste de los EE.UU, Marcellus Shale, por la que le ofrecía la sustanciosa cantidad de 100.000 dólares por sus 39 ha (4.750 por ha).

El fracking o fractura hidráulica es una técnica de obtención de gas shale que consiste en perforar un pozo de manera vertical, atravesando acuíferos, suelo, capas freáticas y rocas hasta una profundidad de entre 2 y 3 kilómetros. Una vez abierto el pozo, se inyectan entre 4 y 28 millones de litros de agua a presión y arena junto con una mezcla terrorífica de al menos 596 compuestos químicos (de los que hablaremos más adelante) que sirve para congelar el gas en la superficie de la roca y facilitar su extracción. De entrada, no suena muy bien la cosa. Este párrafo, peor o mejor redactado, puede encontrarse en prácticamente toda la bibliografía anti-fracking disponible en Internet. Lo interesante aquí es, por tanto, entender y analizar qué significa todo esto en términos prácticos de obtención de energía e impacto medioambiental, así como las consecuencias que pueda tener en la salud de las personas, como veremos a continuación.

Representación Gráfica del proceso del fracking

Representación Gráfica del proceso del fracking

Volvamos a Gasland. No hace falta ver la película completa para darse cuenta que la fractura hidráulica no es la opción más sostenible a la hora de extraer materias primas con las que generar nuestra energía, pero el largometraje total nos da una visión general de algunas de las graves consecuencias negativas que esta práctica conlleva:

  • No hay ninguna duda de que extraer hidrocarburos del suelo y quemarlos aumenta las emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Muchos depósitos se encuentran sobre acuíferos. A menudo las placas de cemento que los recubren se rajan filtrando grandes cantidades de metano, suficientes para causar fuegos y explosiones.
  • Necesita de vastas cantidades de agua para cada pozo. Entre 4 y 28 millones de litros por cada pozo, cada vez que se perfora. Y puede perforarse una media de 18 veces.
  • Las numerosas construcciones adyacentes necesarias para llevar a cabo cada proyecto varían para siempre el ecosistema: pozos, carreteras, bombas, tanques, perforadoras, camiones cisterna, accesos, etc…
  • Las aguas residuales (mezcla de agua, productos químicos, restos de roca y tierra) merecen un capítulo aparte. Sólo indicar que uno de los problemas es que durante su almacenamiento en grandes zanjas excavadas a tal efecto, se filtran en el subsuelo hasta las capas freáticas, contaminando agua y tierra.
  • Los tanques de condensación del gas, que lo almacenan hasta que los camiones cisterna se lo llevan, son altamente inflamables y están filtrando vapor de compuestos orgánicos volátiles tóxicos y cancerígenos 24 horas al día
  • Las personas y los animales son desplazados, a veces por la fuerza, para la construcción de los pozos y los gasoductos. En EE.UU. el Gobierno cede miles de hectáreas de tierra protegida (2004) para el usufructo de empresas participadas por el ex-vicepresidente Dick Cheney.
  • Graves problemas para la salud de las personas, animales y plantas que viven cerca de las perforaciones

Un grave problema de salud pública

Es para preocuparse echando sólo un vistazo a la lista de agentes químicos que conforman la mezcla de 596 componentes que se inyectan a presión junto con los millones de m3 de agua para congelar el gas: TMTCB (un fungicida de amplio espectro),  etilobenceno (áltamente cancerígeno), éter monoetílico, dietilenglicol metil éter (cancerígeno, mutágeno, letal), ácido inhibidor HAI85M (neurotóxico)methoxy-2-propanol, metanol, naftalina y otros corrosivos, gelificantes, aditivos para la perforación, biocidas, espesantes, emulsionantes, etc… Muchos de estos componentes no son conocidos y otros han tenido que ser descubiertos por análisis privados realizados por asociaciones e individuos afectados por el fracking, tal y como ocurre en el primer cuarto de la película de Fox. La Industria del sector rebate que son entre 9 y 18 los productos químicos que van en la mezcla. En este estudio del conocido ingeniero químico adherido al lobby gasístico  Ramses Alejandro Pech Razo, se aseguró que el 99.2% de lo inyectado es agua.

Public Herald https://flic.kr/p/cTFWRm

Public Herald
https://flic.kr/p/cTFWRm

El éter de glicol o el dietilenglicol metil éter es incoloro e inodoro, corroe la membrana de protección en los filtros del agua y se filtra dentro de los tanques de agua potable que las personas que viven cerca de los campos utilizan. En 2005 Encana, una de las compañías de perforación más importantes, fue obligada a sellar sus pozos cerca de la propiedad del matrimonio Locker, en Wyoming, y a proveer con agua potable a las familias afectadas por mandato judicial al comprobarse las consecuencias adversas que tenía para la salud el éter de glicol, presente en el agua de sus pozos.

El fracking o fractura hidráulica es una técnica de obtención de gas shale que consiste en perforar un pozo de manera vertical, atravesando acuíferos, suelo, capas freáticas y rocas hasta una profundidad de entre 2 y 3 kilómetros. Una vez abierto el pozo, se inyectan entre 4 y 28 millones de litros de agua a presión, arena junto con una mezcla terrorífica de al menos 596 compuestos químicos…

Pero lo es aún más (para preocuparse) observar las enfermedades relacionadas con la exposición prolongada, y en algunos casos no tanto, a este tipo de sustancias tóxicas: cáncer de testículos, malformaciones fetales, anomalías en la médula ósea, hemólisis (destrucción de los glóbulos rojos), alteraciones del sistema nervioso, pérdida de la visión, del gusto y del olfato, asma, jaquecas, cansancio extremo, cáncer. En esta página puedes ver un resumen del informe que varios profesionales sanitarios realizaron sobre el asunto en el norte de Pennsylvania donde se concluía que en un 96% de los estudios publicados se apreciaban potenciales riesgos con consecuencias graves para la salud.

No está nada mal para una vista general. Ahora adentrémonos un poco más en las circunstancias que envuelven esta técnica y su desarrollo en Europa, en comparativa con el caso tipo descrito en Gasland (USA)

Lobbys, políticos y la ley de protección del agua

Uno de los momentos clave apuntados en el filme es la firma por parte del Congreso de USA en el año 2005 de una cláusula enviada al mismo por Dick Cheney, por la cual las industrias petroquímicas y de extracción de gas quedaban exentas del cumplimiento de la Ley de protección del agua potable (Safe Drinking Water Act). Esto permitió a las compañías extractoras comenzar sus perforaciones sin tener que cumplir ningún tipo de medida preventiva, de seguridad o llevar a cabo algún análisis del terreno. De hecho, cuando alguno de los vecinos afectados intentó saber qué compuestos químicos eran inyectados en los pozos adyacentes a sus terrenos se encontró con que las compañías extractoras no tenían porqué decírselo.

Uno de los grandes argumentos esgrimidos por las compañías que pretenden explotar este negocio (agrupadas en lobbys de presión) en Europa en defensa del fracking, es que esto que acabamos de describir y que muestra descarnadamente la película de Fox no puede suceder a este lado del Atlántico precisamente por las estrictas medidas de seguridad que la UE y los estados miembros aplican en materia de energía. Y es posible que dicho mantra sea relativamente cierto, ya que hay países como Francia y Bulgaria que ya han prohibido la práctica y otros como Sudáfrica o Canadá (donde actualmente existen moratorias), que en estos momentos pueden presumir de tener una legislación más restrictiva en cuanto a implantación de nuevas técnicas o plataformas de prospección de hidrocarburos; si bien es cierto que algunos de estos países no parecen tener unas reservas de gas significativas, según los expertos. Sin embargo las recientes negociaciones trasatlánticas entre EE.UU., Canadá y la UE para un nuevo tratado transoceánico de libre comercio, el conocido por sus siglas en inglés TTIP (Transatlantic Trade and Investment Partnership), ponen en tela de juicio esta supuesta cobertura ante posibles abusos contra el medio ambiente y la salud de las personas. En la práctica dicho tratado supone la cesión de parte de la soberanía de los estados miembros pues otorga a las empresas la potestad de recurrir leyes concretas y soberanas de un país que entren en conflicto con sus intereses ante tribunales de arbitraje creados para dirimir estas diferencias. El fracking es una de esas cosas que pueden colarse por la rendija del TTIP en casos en que no esté muy definido el estatus de un enclave natural concreto, o en otros casos menos específicos.

El principal lobby donde se agrupan las compañías punteras interesadas en la explotación de las controvertidas reservas de gas esquisto en España se llama Shale Gas España. La mayoría de sus miembros los son también de ACIEP ( Asociación Española de Compañías de Investigación, Exploración y Producción de Hidrocarburos), otro lobby al que pertenecen las grandes firmas del sector. Shale Gas afirmaba hace pocas fechas que en 2016 comenzarán las primeras prospecciones con fines de investigación y que el ayuntamiento del municipio donde se perforen tales pozos recibirá una compensación entre 300.000 y 600.000 € por cada pozo y sólo en esta primera fase, donde no se extraerían grandes cantidades de gas.

A través de la presión empresarial y económica llevada a cabo y desarrollada por los medios de comunicación generalistas en medios de los grandes grupos político-empresariales del país, los voceros y representantes de dichos lobbys se encargan de repetir una y otra vez que en el subsuelo español hay hidrocarburos “para más de 70 años”.

En el último documento promovido por esta asociación, un informe sobre la extracción del gas pizarra en la UE emitido por El Consejo Científico Consultivo de las Academias Europeas/European Academies’ Science Advisory Council (EASAC) se pone de manifiesto que las principales líneas de actuación a seguir en la batalla por ganar el debate público y regulador son 3: “(1) las consecuencias que puede acarrear la alta densidad de población en Europa (combinadas con el problema del uso del agua); (2) la cuestión de las fugas de metano, y (3) el desafío que representa conseguir la aceptación (local) pública.” Como de hecho ponía de manifiesto el portavoz de Shale Gas en una entrevista concedida al Diario 5 Días, Juan Carlos Muñoz, en la que afirmaba que las aprobaciones para las prospecciones se retrasaban y complicaban “debido a la dificultad de transmitir socialmente el interés de la estimulación hidráulica” y que esto era consecuencia de las reticencias que la opinión pública tiene de ver el fracking como una técnica de extracción segura. Muñoz se muestra tajante y la califica de “muy segura”; sin embargo los argumentos son que en Polonia hasta esa fecha se había iniciado 60 prospecciones, que en Reino Unido se habían habilitado más de 100 permisos y en Estados Unidos existen un millón de pozos y una regulación que garantiza la seguridad. Es decir, información errónea y argumentos sin recorrido ni desarrollo. Es muy probable que el Sr. Muñoz no haya tenido la oportunidad de ver Gasland.

Como vemos, la voluntad del sector por acometer la empresa es máxima, a pesar de la polémica que suscitan las desconocidas reservas de gas que la UE guarda en su subsuelo y costas.  A través de la presión empresarial y económica llevada a cabo y desarrollada por los medios de comunicación generalistas en medios de los grandes grupos político-empresariales del país, los voceros y representantes de dichos lobbys se encargan de repetir una y otra vez que en el subsuelo español hay hidrocarburos “para más de 70 años”. Periódicos como El País, incluso les ceden sus páginas de opinión para que se explayen a gusto al lado de Forges o El Roto.  Un informe de Geología y Exploración de Síntesis (GESSAL), una empresa muy ligada al lobby ACEIP indicaba en Marzo de 2013 que las reservas de gas esquisto es España rondaban los 2 billones de m3. 

Reservas de Gas en el Mundo ®ARI, 2013  Agencvia de Información Energética USA

Reservas de Gas en el Mundo
®ARI, 2013
Agencia de Información Energética USA

Sin embargo sólo 3 meses después la Agencia de Información Energética de USA elevaba otro informe en el que se evaluaban las reservas de gas mundiales. España se quedaba con unos 226.000 millones de m3, una décima parte de lo que los lobbys gasísticos se empeñaban en insistir. El director de Gessal, Enrique Hernández se apresuró a matizar que, en realidad, ellos basaban sus previsiones en las estimaciones de las reservas pero que, en realidad, al no haberse realizado prospecciones, estas estimaciones no habían sido refrendadas por lo que el informe americano partía de un error puesto que no puede hablarse de reservas ya que aún “no existe ningún sondeo”. A pesar de que el Sr. Hernández está reconociendo de manera implícita que sus propias cuentas también son de la lechera. Tanto una cifra como otra están basadas en estimaciones y los informes donde se inscriben han sido elevados por lobbys empresariales con diferentes intereses, nacionales e internacionales.

Uno de los grandes argumentos esgrimidos por las compañías que pretenden explotar este negocio (agrupadas en lobbys de presión) en Europa en defensa del fracking, es que esto que acabamos de describir y que muestra descarnadamente la película de Fox no puede suceder a este lado del Atlántico precisamente por las estrictas medidas de seguridad que la UE y los estados miembros aplican en materia de energía. 

Tanta presión e interés del sector y la industria de los hidrocarburos ayuda a que no se termine nunca de cristalizar una apuesta real y coherente por las energías renovables. Una apuesta no sólo basada en aumentar el parque eólico o el número de placas fotovoltaicas en uso sino cimentada en la creencia de que sólo virando hacia otro modelo energético podemos soñar siquiera con la tan clamada sostenibilidad. Para ello debería cambiarse la regulación y hacer una fuerte inversión en tecnología, aprovechamiento y optimización en el uso de la energía y acelerar las investigaciones en almacenamiento y fuentes de energías renovables, ilimitadas y económicos y, sobre todo, con un impacto mínimo o incluso 0 en el ecosistema. El precio de la ambición empresarial lo pagarán las generaciones venideras.

Activismo anti-fracking y situación actual

En este contexto se puede enmarcar la posición del Gobierno de España. Absolutamente dominados por la influencia de las multinacionales, cuyas puertas giratorias acaban dejando entrar a la mayoría de políticos con algún tipo de responsabilidad en cuestión de energía, nuestros dirigentes asumen el papel que se les ha otorgado en un guión destinado a calar poco a poco en la opinión pública el mensaje de que el gas lutitas o de esquisto es la solución para la autosuficiencia energética del país, la crisis económica y que no hay ningún tipo de riesgo para la salud, al estar las autoridades al mando, diligentes a la hora de aplicar un regulación estricta en materia de seguridad y salud pública. Sin embargo al oír al ministro Soria en Junio pasado declarar que “…el fracking sirve para extraer el gas que está enquistado en las rocas, por eso se llama gas esquisto», nos damos cuenta de qué tipo de dirigentes tienen que velar por nuestra seguridad. El Ministro de Industria y Energía no tiene  ni la más mínima idea de lo que es, en realidad, el fracking.

También en este contexto se encuadran las acciones de los diversos grupos activistas, ONGs, asociaciones y algunos ayuntamientos que luchamos por informar coherentemente a la población sobre los abusos y peligros que esta técnica ya ha ocasionado en USA, sobre todo, y otros países. Gracias al trabajo de todos ellos, bhoy en día el fracking es un concepto familiar a casi todo el mundo y no genera en especial demasiado fervor a favor del mismo. La plataforma Fracking EZ Araba presentó en 2013 una ILP (Iniciativa Legislativa Popular) para parar las prospecciones y estudios en Euskadi que, a pesar de haber sido consensuada en las Juntas generales de Álava, fue finalmente rechazada por la mesa del Parlamento Vasco.

En Aragón y también en 2013, en Junio, un grupo de alcaldes cuyas localidades se hubieran visto afectadas ante una propuesta de investigación de la empresa Frontera Energy Corporation S.L. para las zonas de Castilla-La Mancha y Castilla-León, limítrofes con los municipios entorno a los ríos Mesa, Piedra y Jalón en Aragón, formaron una plataforma anti-fracking para elevar alegaciones conjuntas ante el Ministerio de Industria por este proyecto.

El encomiable trabajo de la Asamblea horizontalista Fractura Hidráulica No en Cantabria lleva tiempo dejando su semilla por todo el norte de España y el país en general. Su continua actividad con asambleas semanales y actos de difusión sobre el problema permiten a la gente acercarse más a la realidad de lo que sucede. Presentan alegaciones contra la apertura de pozos, sin ir más lejos el 19 de Febrero ante la Delegación de Gobierno en Santander presentarán las correspondientes alegaciones contra el expediente del pozo Angosto-A. Otro de los trabajos a destacar es este excelente Mapa de la Fractura Hidráulica que puedes encontrar actualizado en su web y con el que puedes colaborar.

También sería necesario nombrar y valorar la aportación que ONGs como Ecologistas en Acción o Greenpeace están haciendo al respecto en todo el mundo, si bien muchas de las acciones son más mediáticas que funcionales en sí mismas, sí que ponen el acento en el problema y hacen a la población más consciente de la situación real. Para la prensa cercana a los lobbys del sector, estas ONGs estarían apoyadas por Rusia, en un intento de cortar las alas a los europeos a la hora de alcanzar la independencia energética y hacer que siguieran dependientes del gas ruso.

La realidad en números es que a día de hoy existen un total de 73 permisos de investigación vigentes entre los 47 concedidos por la Administración General del Estado y los 26 otorgados por las CC.AA. Así mismo existen 28 concesiones de explotación vigentes según los datos del MITYC (Ministerio de Industria, Turismo y Comercio), casi todas a las empresas RIPSA y PETROLEUM. La mayoría de ellos se concentran el cornisa vasco-cantábrica, Canarias y la zona del Ebro Norte.

Hasta la fecha no tenemos noticias de que en nuestro país estén sucediendo los acontecimientos de Dimock o Wyoming, ni el volumen de prospecciones sugiere algo de tales dimensiones. Sin embargo los riesgos están ahí y las garantías de seguridad tan proclamadas ya fallaron en proyectos como el Castor. Lo cierto es que hasta pasados unos años no sabremos el verdadero alcance que el fracking tendrá en España y la UE a todos los niveles, incluidos sus impactos humano y medioambiental. Lo que es prácticamente seguro es que los habrá.

 

Juan Antón Mora

Juan Antón Mora III

En el cortometraje dirigido por el recientemente fallecido artista canadiense Frédéric Back “The man who planted trees / L’homme qui plantait des arbres (1987) un pastor anónimo decide reforestar un esquilmado valle situado en los Alpes, en la región de Provenza. A lo largo de 40 años y tras un proceso de observación del comportamiento de la naturaleza, el pastor Bouffier continúa plantando árboles, hasta convertir la zona, ya en su senectud, en un exuberante bosque.

De la misma manera Juan Antón Mora (11 de Noviembre de 1935) lleva más de 15 años demostrándonos que la autonomía alimentaria es posible a través de su bosque de alimentos situado entre los naranjales de Alzira (Valencia). Más de 80 especies diferentes de árboles, arbustos y plantas pelean y luchan por hacerse un hueco y florecer, siempre con una única premisa: que den un fruto comestible. Porque para Juan “donde hay un bosque de alimentos no hay hambre” y el hambre es “el principal problema del mundo”. Por eso cultiva todo tipo de especies, locales o no, de temporada o no, invasivas, trepadoras, oriundas de diferentes zonas climáticas del planeta. Porque lo importantes es que fructifiquen y den comida, así que para Juan Antón se trata de probar hasta encontrar el equilibrio y si funciona, si un grupo de árboles parece llevarse bien y prosperar, pues adelante. Para Juan la vida es acción, es hacer, es crear y experimentar.

Plataneras en el bosque de alimentos de Juan Antón Foto: José Luis Moreno

Plataneras en el bosque de alimentos de Juan Antón
Foto: José Luis Moreno

Él y todo lo que hace son el ejemplo de que puede hacerse si se quiere hacer, como cuando después de una visita a Honduras donde fue a ayudar a crear otro bosque comestible, conoció a un muchacho que trabajaba limpiando coches. Éste le contó que lo que a Juan le costaba su paquete de tabaco diario suponía prácticamente su jornada de trabajo y Juan no lo dudó, dejó el tabaco y comenzó a ahorrar diariamente el precio de la cajetilla y media que se fumaba. Con el dinero que consiguió ahorrar durante años compró dos hectáreas de tierra en el Congo y a través de una ONG consiguió iniciar un proyecto para crear un bosque de alimentos y una vivienda. El proyecto no salió como él esperaba y algunas personas con no muy buenas intenciones se aprovecharon de su buena voluntad (Juan lo explica en sus charlas conectándolo con otros conceptos sociales y de modelos de convivencia), pero él no ceja en su empeño y a día de hoy está desarrollando un nuevo proyecto todavía más ambicioso y supervisado por él mismo en Senegal, donde viajará en las próximas fechas.

…para Juan “donde hay un bosque de alimentos no hay hambre” y el hambre es “el principal problema del mundo”

Nada más entrar en el bosque de alimentos de Alzira, uno se acuerda del gran permacultor y biólogo japonés Masanobu Fukuoka y su “revolución de una brizna de paja“. Al igual que Fukuoka, Juan Antón deja que la naturaleza se mezcle “a su aire” y limita la intervención humana al mínimo para simplemente condicionar el resultado final de cara a la optimización y el aprovechamiento máximo del espacio. Para él existen dos tipos de agricultura, “la de la dependencia” que nos constriñe a la utilización de productos químicos externos para poder obtener una producción decente y la de la propia naturaleza, que crea sus propios alimentos y se sostiene sin la necesidad de intervención exterior, creando ecosistemas equilibrados. En su bosque uno puede encontrar desde plátanos hasta papayas, pasando por todo tipo de frutas, hortalizas y verduras de temporada y los inevitables naranjos, típicos en la región.

Naranjos cultivados sin agroquímos. en el suelo, el mulch formado por ramas y hojas secas

Naranjos cultivados sin agroquímicos. en el suelo, el mulch formado por ramas y hojas secas

De hecho Juan Antón explica muy bien cómo el problema del monocultivo de naranjos ha hecho daño a toda la región, un campo desprovisto de sus propios recursos para regenerarse después de décadas de agroquímicos y en el que constantemente deben combatir las plagas con todo tipo de plaguicidas. ¿Son estas plagas recurrentes en el huerto de Juan? No. Aplicando los métodos que Alwin Seifert, un paisajista alemán adscrito al régimen nazi y que hizo grandes aportaciones al mundo de la ecología, desgrana en su libro “Agricultura Sin Venenos”y basándose en sus observaciones se percató de que los propios árboles se ocupan de extinguir las plagas perniciosas y de que la propia naturaleza se encarga de que sobrevivan los árboles más fuertes y mejor adaptados, los que tienen una savia más amarga que no atrae al pulgón, por ejemplo.

Juan utiliza las propias hojas de los árboles como alimento

Juan utiliza las propias hojas de los árboles como alimento

Al igual que Fukuoka, Juan Antón deja que la naturaleza se mezcle “a su aire” y limita la intervención humana al mínimo para simplemente condicionar el resultado final de cara a la optimización y el aprovechamiento máximo del espacio

Juan lleva años invitando a todo aquél que quiera comprobar todo esto con sus propios ojos todo lo que aquí se describe. Rara es la semana en la que no recibe a algún visitante interesado por el ruido que está generando su apuesta decidida por los bosques de alimentos como camino hacia la autonomía alimentaria. Si estás cerca de Alzira o de paso él está encantado de recibir visitas y colaborar con quien esté dispuesto a sumar y a prender y, pos supuesto, a enseñarle. Una vez dentro de su casa al visitante también le sorprenderá la variedad de especies que se aglutinan en el invernadero o las diferentes disposiciones que en forma de huertos colgantes, maceteros de toda índole o enredaderas se asoman por paredes y tejados. Pepinos, guindillas, tomates cherry tienen hueco al lado de alguna de las variedades del popular kalanchoe.

Juan es en definitiva un permacultor de los pies a la cabeza y un hombre sabio y bueno que intenta ayudar a los demás a través de su experiencia, su conocimiento y su bosque de alimentos, extendiendo la idea por toda España y parte del extranjero.

Una vez dentro de su casa al visitante también le sorprenderá la variedad de especies que se aglutinan en el invernadero o las diferentes disposiciones que en forma de huertos colgantes, maceteros de toda índole o enredaderas se asoman por paredes y tejados

Hombre de acción y viajero incansable son decenas los proyectos con los que colabora o ha colaborado y cientos las charlas y coloquios que ha ofrecido o moderado.
En ese sentido, Larutanatural se enorgullece especialmente de contar con él como uno de sus colaboradores y de poder llevar su conocimiento junto con nuestros compañeros de Pumido ao Natural al valle de Esmelle, en Ferrol (Galicia) en una charla coloquio que tendrá lugar el 9 de Octubre de 2014 y de la que pronto ofreceremos una artículo/vídeo resumen.

Cartel del próximo Evento, organizado por Larutanatural, donde participará Juan Antón

Cartel del próximo Evento, organizado por Larutanatural, donde participará Juan Antón

Curso PDC Cultura de la Tierra Cambium Permacultura

Certificado de Diseño de Permacultura (PDC) – Sorbas, Almería

El Certificado en Diseño de Permacultura es el título que designa a todas aquellas personas que han superado un curso con un cuerpo de conocimientos y contenidos comunes, con un mínimo de 72 horas lectivas, y que debe finalizar con el diseño exitoso de un proyecto completo de permacultura sobre un terreno real y comprobable.

La difusión de este tipo de cursos se popularizó sobre todo en Australia y Estados Unidos sobre todo a causa del trabajo de expansión de la permacultura que sus creadores, David Holmgrem y Bill Mollison, llevaron a cabo a lo largo de las décadas de los 70 y 80. Hoy en día son decenas de miles los que conforman una comunidad de personas que comparten una serie de objetivos comunes y de una forma de entender las relaciones sociales y con el entorno que buscan el equilibrio natural.

Para cualquier persona que quiera volverse hacia un modelo de vida sostenible, basado en la autogestión y en el aprovechamiento de una relación equilibrada y justa con el entorno debería pasar por esta experiencia, que permite tener una visión general y amplia de todas aquellas materias que se necesita dominar para llegar a realizar un diseño eficiente en base a los preceptos de la permacultura. Además es obligatorio para todos aquéllos que deseen convertirse en docentes y ofrecer cursos con capacitación.

El colectivo Cultura de la Tierra y Cambium Permacultura en colaboración con Sunseed, el Mirador de los Molinos y la Pita-Escuela organizan un curso con Certificado oficial en Diseño de Permacultura (PDC), del 2 al 16 de Mayo del 2014, en la población de Sorbas (Almería).

El Temario incluye, entre otros: ética y principios, practicas de diseños, gestión del agua, el suelo, acciones regenerativas, bioconstrucción, energía, nuevas economías, aplicación ecológica y humana: al hogar, la huerta, el vecindario, la comunidad, región, …actividades practicas, ecología profunda, Dragon Dreaming… Puedes cosultar toda la información del curso en el siguiente enlce:

Curso de Diseño de Permacultura Certificado – Mayo

Larutanatural. Hugo Cano (Jardín privado en Alcalá de Hres. 2013)

Recursos de Permacultura: I Espiral de Hierbas

Una espiral forma parte de los llamados “patrones (patterns) inmutables de la naturaleza”. El mundo es una secuencia de padrones. Desde una neurona hasta una galaxia. No sabemos, y no pretendemos aquí aclarar ese misterio ni jugar a técnicos de la NASA, cuál es la razón de que una parte de la materia se establezca y organice de esta forma, siguiendo qué parámetros y con qué fines. La espiral se repite en la Naturaleza hasta la saciedad: nuestra galaxia, anillos de los árboles, espirales creadas por corrientes de agua, huracanes, ADN, huellas dactilares…y así podríamos estar horas. Lo que sí podemos señalar, desde nuestra mera posición de humildes observadores, es que la disposición de las estructuras del tipo que sean en espiral ofrece una serie de características notables a la mera observación, de las que resaltaremos 2: la colocación de los elementos que la conforman se dispone “de dentro hacia afuera” o viceversa y los espacios curvos son el factor dominante.

 

Espiral de Rota por Carlos Cromo (vía www.flickr.com) CreativeCommons

Espiral de Rota por Carlos Cromo (vía www.flickr.com) CreativeCommons

Aprovechando y estudiando estas dos características básicas de la espiral, el diseño de Permacultura ha creado un concepto revolucionario dentro del mundo de la agroecología: la espiral de hierbas y plantas, medicinales o no. Partiendo del dibujo base se buscan crear diferentes alturas y densidades de terreno, jugando con el entorno y los elementos de la naturaleza. Al crear diferentes alturas conseguimos que la relación del huerto con el sol proporcione diferentes espacios, lugares y momentos de sombra y varias intensidades de luminosidad y sol directo, dependiendo de la localización de la espiral y de la posición del sol con respecto a la misma.

Huerta Espiral con madera, Larutanatural, CasadeBarro Arraial D'Ajuda, Brasil, 2012

Huerta Espiral con madera, Larutanatural, CasadeBarro Arraial D’Ajuda, Brasil, 2012

Podemos darnos cuenta de que al ir rellenando las diferentes “alturas” vamos a tener que ir utilizando más cantidad de tierra. Diferentes cantidades y tipos de materia orgánica generarán una enorme biodiversidad, algo que siempre buscamos al enfrentarnos a cualquier situación desde el prisma de la Permacultura.

La relación con el agua en un huerto intensivo en espiral es siempre especial. Lo primero sobre lo que debemos incidir son los diversos niveles de drenaje que aparecen al ir subiendo de altura en la espiral. Así mismo, la variedad de orientaciones permiten que estos canales de drenaje atraviesen diversos tramos. Muy importante: Siempre tendremos en cuenta la dirección del recorrido del agua (opuesta en cada hemisferio del plantea). Esto es especialmente capital cuando nos encontramos ante la relación de la espiral con el espacio reservado para el “estanque de agua”, destinado a plantas acuáticas o que crecen en humedales (como pueden ser los berros) o, incluso a pequeñas especies de peces que crean relaciones simbióticas con los microorganismos de la espiral. Así mismo, podemos añadir una nueva función si utilizamos pequeñas especies de sapos y ranas que pueden ayudarnos en el control de plagas e insectos.

En definitiva lo que estamos construyendo es un nicho de vida basado en la biodiversidad que se genera de la interacción proveniente de los múltiples bordes que implementamos en el modelo: alturas, paredes, raíces, agua, estanques, enredaderas, madera, piedras…..Una espiral dispone de multitud de micro-climas y nos permite el cultivo de hierbas y plantas de secano y de regadío, perennes y caducas, adaptables a diferentes estaciones y climas.

Mencionaremos finalmente una de las características que hacen del huerto en espiral una alternativa inmejorable para todo tipo de personas, familias, comunidades, restaurantes….es su aprovechamiento del espacio. En aproximadamente 1.5 m. de diámetro disponemos de variedad, calidad y productos frescos. Máxima optimización del espacio y el rendimiento. Además, a la hora de recolectar es muy práctica, no hay que doblarse como en los huertos tradicionales, todo queda a la altura de las rodillas, como muy bajo. Si la colocamos, como es menester en un buen diseño de permacultura, cerca de la cocina o lugar de preparación de los alimentos nos ahorraremos un buen trabajo y una gran cantidad de energía que podremos destinar a otras actividades.

 

Construyendo la Espiral

Material. Depende del lugar donde nos encontremos. Recordemos que la Permacultura establece que debemos trabajar con materiales locales, preferentemente ya utilizados (reciclaje) o viejos y, si son nuevos, que provengan de zonas donde su extracción no suponga ningún tipo de desequilibrio para el ecosistema (por ejemplo, en el caso de la madera, cortaremos árboles ya caídos o enfermos o que impiden el crecimiento de otros grupos de árboles; en el de la piedra, nunca iremos a márgenes de ríos o a lechos naturales donde la eliminación de las piedras suponga un problema para la especies que viven en ellas). Para la base (la parte más larga) es conveniente usar algún tipo de material procesado y listo para reciclar, como botellas o latas, pequeños neumáticos, maceteros de barro viejos, etc…

Cualquier material es válido si cumplimos con las premisas anteriores: piedra y barro, madera, sólo piedra, ladrillos viejos, adobe, encofrado, guías de metal (al estilo verja), alambre, y hasta arbustos de consistencia y espesor importantes….

Disposición. La espiral debe ir creciendo en altura de fuera hacia adentro, es decir, al completar el primer círculo exterior llegando de nuevo al principio, deberemos desviarnos unos 30 grados a la derecha para comenzar a “subir”. A partir de aquí iremos elevando la altura progresivamente y de manera equilibrada, teniendo en cuenta la acción de la gravedad sobre el peso del material que estamos colocando. Grandes pendientes podrán en peligro la estructura, con riesgo de desprendimientos.

Es importante colocarla teniendo en cuenta la dirección del transcurso del sol desde el nacimiento hasta el orto. Mirando hacia el Norte en el hemisferio sur, y viceversa.

Hay muchas maneras de construir una espiral, tantas como materiales y personas que se pongan a ello; sin embargo existen algunos consejos imprescindibles que deben ser considerados siempre. Veamos algunos:

Proceso de construcción con barro y piedras. Instituto Permacultura Bahía

Proceso de construcción con barro y piedras.
Instituto Permacultura Bahía

Medidas. No hay una medida exacta, pero en general si queremos hacer espirales muy grandes, debemos pensar que la permeabilidad, optimización de los recursos y el espacio y el aprovechamiento de la misma se verán mermados, además de entorpecer y complicar sensiblemente el proceso de construcción y aumentar considerablemente el volumen de materiales a emplear. De 1.20 a 1.80 metros de diámetro y entre 0.80 metros y 1.20 de altura máxima son rangos más que suficientes para asegurarnos una biodiversidad notable.

Método. Empezamos por el círculo exterior practicando una zanja de aproximadamente 30 a 50 cm. de profundidad donde enterraremos el primer nivel o suelo de la espiral y los muros exteriores, que darán consistencia a los interiores impidiendo que la espiral se caiga en esas primeras fases de construcción. Al llegar al final, como hemos indicado antes, comenzaremos a subir, iniciando los primeros tramos en elevaciones de entre 20 a 30 cm. Por supuesto iremos rellenando de tierra y sustrato según vayamos construyendo los muros y regando. Esto es muy importante pues hace que la tierra y los muros comiencen a mezclarse, formando un todo estructural que, meses después, dará a la espiral esa consistencia maciza y esa solidez única. Especialmente si la estamos construyendo con piedras (ver foto).

Espiral de 1.30 m de diámetro en jardín particular. Construcción de primeras fases. Larutanatural. Jardín privado Alcalá de Henares, 2013

Espiral de 1.30 m de diámetro en jardín particular. Construcción de primeras fases. Larutanatural. Jardín privado Alcalá de Henares, 2013

Después vamos a ir cerrando la espiral, añadiendo entre 15-20 cm. de altura por cada tramo hasta llegar a la parte más alta, donde concentraremos las hierbas de secano, en una especie de montículo o “copete”.

Durante todo el proceso, como hemos indicado iremos colocando tierra y sustrato progresivamente y regando, sobre todo si no hemos elegido ninguna estructura unida (ladrillo con cemento, materiales de una sola pieza…).

A partir de ahora, vendrán unas cuantas semanas en las que colocaremos “mulch” o acolchado orgánico encima de la tierra utilizando todo tipo de hojas secas o arrancadas, fibras, excrementos de gallina, trozos de madera podridos o viejos, cáscaras de fruta, papel, cartones, paja, hierba seca, lombrices….De las virtudes del mulch y sus usos en permacultura hablaremos mucho más profundamente en otros artículos.

Esta capa será periódicamente regada hasta el momento de plantar.

Como hemos visto, se trata de un proceso sencillo en el que 2 personas no tardarían más de 1 día en construirla, disponiendo de todos los materiales y habiendo hecho, claro está, el estudio previo de ubicación de la espiral.

 

 

Entrada de residuos a la planta. Por Íñigo Sastre

Plasencia inaugura su Planta de Tratamiento de Residuos

Ha sido un proceso largo que los vecinos de la localidad extremeña de Plasencia han ido siguiendo con expectación y, en muchos casos angustia, durante prácticamente 20 meses, pero que realmente han sido muchos más. Desde que en Febrero del año pasado el PP diera el visto bueno y se iniciaran los trámites pertinentes, hasta que la Autorización Ambiental Unificada dio luz verde al proyecto

La empresa explotadora de derechos Araplasa, S. A., originaria de la zona, llevaba años intentando sacar adelante los infinitos trámites burocráticos y políticos necesarios para aprobar la Planta Procesadora de Residuos, o planta de reciclaje, que tanto tiempo llevaban demandando no sólo los responsables de la empresa, sino también los vecinos de Plasencia y sus alrededores. En parte, la instauración definitiva de la planta cierra el problema de la escombrera de la Carretera de Salamanca, que ya había sido declarada ilegal por La Junta de Extremadura, por no ajustarse a los criterios de la UE.

Todo ha coincidido con un incendio que fue declarado y controlado el mismo día, el pasado jueves 6 de Junio. Como si fuera una señal, la escombrera daba sus última señales de vida. Será sellada y la adjudicación será decidida próximamente, según la propia Junta.

El 11 de Junio el inicio de las actividades de la planta de reciclaje supuso el fin “oficial” de la escombrera pública. La Planta es un proyecto de la Diputación de Cáceres que ha corrido con la mitad de los gastos, la otra mitad corren a cuenta de Araplasa. De hecho la planta se ha construido ocupando 8 hectáreas de las cientos que la compañía tiene como canteras en esta zona. En total  10.670.784,66 €. Cuenta con 15 plantas de transferencia y 125 puntos de acopio repartidos por la provincia. Realmente es una apuesta en toda regla. Todo será gestionado por Araplasa, que repartirá en total 130 contenedores con una capacidad cada uno de ellos de unas 20 toneladas. En la planta de Araplasa se reciclará el 92% aproximadamente del material que llegue y todo lo que no se pueda reciclar irá al vertedero de cola, con el que se completará la instalación.

La planta cuenta con estructuras destinadas a una primera fase de triaje, donde se separa el material. Después los residuos pasan por molinos de trituración donde se espera reducir el tamaño hasta conseguir que un 90% se pueda utilizar para el relleno de zanjas, hormigón, etc. Después se separan finalmente los residuos por tamaños.

José Manuel Mateos, gerente de la planta, aseguró que en la misma trabaja una plantilla de 5 personas, más los conductores de los camiones y la empresa prevé contar con una persona en cada planta de transferencia, en total 15. (fuente: Efe y El Periódico de Extremadura)

Buenas noticias para Plasencia y la comarca que por fin verá cerrada una escombrera que no admitía ya más residuos y que así mismo obtendrá un repercusión en su red de economía local.

por El Primer Paso Blog

Turismo Sostenible. Introducción a la sección

Desde Larutanatural queremos aproximarnos y acercar al lector al concepto de Turismo Sostenible desde un punto de vista humano pero real, filosófico pero práctico, espiritual al mismo tiempo que útil.

A modo de Introducción vamos a intentar aclarar cuál es nuestra idea de Turismo Sostenible y cómo pretendemos llevarla a la práctica. Probablemente los conceptos “turismo rural”, “turismo ecológico” o, incluso, “turismo verde” le sean más familiares si cabe al lector que el concepto que nos ocupa. Es importante contextualizar correctamente, y a ello vamos.

El concepto de Turismo Sostenible posee numerosas acepciones:

Según la Federación de Parques de Nacionales y Naturales, el Turismo Sostenible lo constituyen “todas las formas de desarrollo turístico, gestión, y actividad que mantienen la integridad ambiental, social y económica, así como el bienestar de los recursos naturales y culturales a perpetuidad“ (FNNP, 1993).

Se define también como “la actividad económica productora de bienes y servicios que, respetando los límites físicos del espacio en que se desarrolla y los psíquicos de los habitantes y demás actores, son destinados a quienes deciden desplazarse temporal y voluntariamente fuera del lugar de residencia habitual sin incorporarse al mercado de trabajo del lugar de destino, con motivo o no de recreación.” Turismo sostenido y sustentable. Una visión holística. Capece, Gustavo. 1997).

La Organización Mundial del Turismo(OMT), define turismo sostenible como: “El turismo que tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas”.

Podríamos citar más ejemplos pero, en definitiva, todos coinciden esencialmente en remarcar los siguientes aspectos como esenciales e ineludibles a la hora de establecer y estandarizar el concepto de turismo sostenible:

  • Respetar la integridad ambiental original del medio donde se desarrollan las actividades turísticas dando máxima prioridad a la continuidad de los procesos naturales autóctonos y a la conservación de la biodiversidad y aprovechamiento de la misma.

  • Búsqueda de un impacto medioambiental positivo mediante la aportación de energías externas (turistas) materializadas en trabajo, recursos económicos, bienes materiales o difusión de conocimiento.

  • Sostenibilidad socio-económica (gestión, producción, financiera y de mercado)

  • Repercusión de parte de los beneficios en la economía local y condiciones laborales de los trabajadores del sector dignas y humanas. Reparto justo.

  • Respetar la autenticidad sociocultural de las comunidades anfitrionas, conservar sus activos culturales y arquitectónicos y sus valores tradicionales, y contribuir al entendimiento y la tolerancia intercultural.

  • Diversidad de objetivos y motivaciones de los turistas que desemboca en una oferta ecléctica y adaptada a las diferentes necesidades del usuario.

Teniendo esto en cuenta, no es de extrañar que podamos catalogar e incluir dentro del paraguas del concepto de “turismo sostenible” actividades tan dispares como: el turismo científico de millares de investigadores que buscan ampliar sus fronteras y líneas de investigación, turismo de aventura en el que el entorno natural se convierte en un reto, el agroturismo y su marcado enfoque didáctico, el turismo cultural o antropológico, turismo histórico-religioso, turismo gastronómico….

“Ecoturismo”

Por supuesto, el denominado “Ecoturismo”, que puede ser una combinación formal o material de varias de las ramas mencionadas, destaca por su carácter pro-derechos del medio ambiente. Es un turismo en el que el “cliente” se implica en la actividad y en el que sus actos tienen una trascendencia futura.

El Turismo ecologico o tambien llamado ecoturismo, se denomina a las actividades que siendo turísticas se definen en la sustentabilidad, la preservación y la apreciación del medio, tanto natural como cultural, con el máximo respeto al Medio Ambiente. Generalmente, el turismo ecológico está movido por una ética que comparten los viajantes y practicantes del ecoturismo.de manera que estos se integran en el medio ambiente y participan en algún tipo de actividad que ayude a la preservación y a su conservación

A escala mundial, y gracias a la concienciación social en auge por nuestro planeta, el turismo ecologico se ha convertido en el sector más dinámico a nivel mundial y de mayor crecimiento desde finales de los años 80. En el año 2002, la ONU lo denominó ‘Año del ecoturismo’. La TIES (Sociedad Internacional de Ecoturismo) lo define como ‘Un viaje responsable a áreas naturales que conservan el ambiente y mejoran el bienestar de la población local’.

El turismo verde, en muchas ocasiones es confundido con el turismo ecológico o ecoturismo. No existe realmente, una entidad a nivel internacional que pueda certificar qué actividad se engloba dentro de una u otra, es más, hay turistas que combinan actividades ecológicas con otras que no lo son.

El ecoturismo o turismo ecologico es considerado una alternativa al desarrollo sostenible por grupos conservacionistas, instituciones internacionales y gobiernos. Es más, constituye una cifra significativa en cuanto a ingresos provenientes del sector turístico  que favorecen a la economía del país, en países como Kenia, Costa Rica, Nepal, Madagascar o Ecuador (Islas Galápagos).

El turismo ecológico, también conocido como ecoturismo, resalta la importancia de la preservación y la sustentabilidad o sostenibilidad. Por eso intenta sensibilizar al viajero sobre estos temas y busca un acercamiento entre el turista y la comunidad de acogida.

Turismo verde

El turismo verde, en muchas ocasiones es confundido con el turismo ecológico o ecoturismo. No existe realmente, una entidad a nivel internacional que pueda certificar qué actividad se engloba dentro de una u otra, es más, hay turistas que combinan actividades ecológicas con otras que no lo son.

Por motivos económicos, las empresas del sector turístico extienden cualquier actividad relacionada con la naturaleza como si se englobara dentro de los principios del turismo ecológico; sol y playa, turismo de aventura, acampar en la naturaleza, pesca o caza. Estos casos, son tan sólo turismo natural o turismo verde.

La Sección

Desde Larutanatural vamos a prestar atención a cualquier manifestación del sector u oferta turística que cumpla con las condiciones enunciadas anteriormente. Así, aquí encontraréis reportajes sobre lugares especialmente interesantes por su contenido fotográfico, reportaremos ejemplos significativos de turismo sostenible, relataremos experiencias en primera persona y dejaremos un espacio dedicado al análisis y el contexto socio-cultural, político y económico del sector.

Además, dentro de muy poco, dispondrás de un amplio catálogo de ofertas y una relación y valoración de ofertas en turismo sostenible, tanto a nivel formativo, como de consumo o profesional. Un auténtico mapa del turismo sostenible en España!

Permanece conectado y no te pierdas las novedades de la sección!

II Bill Mollison

En 1981, en el texto a modo de prólogo que escribió bajo el título de “el terrible tiempo que nos queda” (The terrible time of day), Bill Mollison vaticinaba: “No creo que nadie hasta hoy haya asumido lo que realmente está pasando sobre la faz de la tierra. Para cambiar nuestros métodos, parece ser que tenemos que aterrorizarnos a nosotros mismos anticipando maremotos y catástrofes. Ahora podría ser que este tipo de cosas sucedan, y la falla de San Andrés podría desplazarse. Pero no podemos hacer mucho al respecto. Lo que realmente está sucediendo es algo por lo que los humanos podemos ser considerados directos responsables. Es muy general. Y se aplica casi a cualquier persona en cualquier lugar. Los verdaderos sistemas que están fallando son los suelos, los bosques, la atmósfera y el ciclo de los nutrientes. Y somos nosotros los responsables de todo ello…”

Pero antes Mollison había sabido buscarse la vida y había trabajo en un sinfín de profesiones, desde panadero a guía de parques naturales, viajando por todo el continente Australiano. Desde 1954 trabajó como biólogo realizando estudios científcios en lugares remotos de Australia. En 1960 fue el procurador del Museo de Tasmania. En 1966 regresó a sus estudios, ganándose la vida entre tanto como pastor de ganado, guarda jurado o profesor particular. Se graduó en Biogreografía y se quedó como maestro en la Universidad de Tasmania en 1968.

Han pasado 32 años desde que Bill Mollison, 1928, Tasmania (Australia), escribiera estas premonitorias palabras con las que comenzábamos este reportaje. Y la situación es la que es. Sólo 3 años antes Mollison se había decidido junto con su colega David Holmgrem a tratar de recoger en un sólo documento las miles de horas de observación, documentación, investigación y praxis que llevaban a cuestas desde principios de esa misma década de los 70, cuando decidieron implementar un plan de acción contra lo que pensaban era un sistema desproporcionado de industrialización agrícola que en pocos años, habían podido constatar ellos mismos, había diezmado notablemente la biodiversidad inherente de la zona, contaminando suelos y agua y causando la erosión de millones de toneladas de suelos fértiles. Por lo que se embarcaron en la tarea de diseñar un sistema agrario sostenible.

Unos pocos años después vio la luz su primer libro, que a día de hoy, sigue siendo una “biblia” para todos aquéllos que se acercan como iniciados al mundo de la permacultura o la agricultura orgánica y sostenible, “Permaculture One: A Perennial Agriculture for Human Settlements” (with David Holmgren, Trasworld Publishers, 1978). Y eso es lo que pretendían: una agricultura perenne para asentamientos humanos.

David Holmgren en su casa de Mellidora by Jo McLeay

David Holmgren en su casa de Mellidora by Jo McLeay

A partir de ahí, llegaron más libros (desafortunadamente son difíciles de encontrar en castellano y los que hay son ediciones de una calidad horrible, como ésta del libro Introducción a la Permacultura), publicaciones, conferencias y la creación de Instituto de Permacultura. Para dar cobijo a todo el conjunto de material intelectual y didáctico que se venía generando desde el acuñe de la palabra permacultura y su posterior difusión por toda la región, como materia académica dieron lugar a una editorial o, mejor dicho, un movimiento comunicativo encargado y focalizado en la difusión de la permacultura y los modelos sostenibles de vida. “Tagari Publications” fue creada por Mollison con esta misión. “Tagari” es una palabra  aborigen de Tasmania que significa “aquellos de nosotros que nos encontramos aquí” o “nosotros, la muchedumbre”. El desarrollo del concepto Permacultura y todo lo que ello conlleva nació aquí. En 80 acres (1 acre= 4046.85m2) de tierras pantanosas en Stanley, Tasmania (Australia). Como apuntábamos, las publicacioes Tagari acabaron desembocando en el Permaculture Institute, donde empezaron a desarrollarse científicamente los métodos de Mollison y Holmgrem y la ética de la Permacultura, extendida posteriormente a lo largo de todo el globo. Desde entonces más de 4000 personas han obtenido algún tipo de certificación en este centro, diseminando la semilla de la permacultura por todo el mundo. El PDC (Permaculture Design Course) un ciclo formativo de 5 módulos estandarizados y que se imparte oficialmente en 52 países.

El desarrollo del concepto Permacultura y todo lo que ello conlleva nació aquí. En 80 acres (1 acre= 4046.85m2) de tierras pantanosas en Stanley, Tasmania (Australia).

Al mismo tiempo que surge la permacultura, se publica “La Revolución de una Brizna de Paja” del japonés Masanobu Fukuoka, donde presenta un método revolucionario de“agricultura natural”. La permacultura de Mollison y la agricultura natural de Fukuoka, se complementan y forman parte de una forma radicalmente diferente de interpretar la agricultura, interactuando con los ecosistemas de una forma creativa, inteligente, productiva y respetuosa con la naturaleza. Para Mollisosn, Fukuoka condensa perfectamente la filosofía de la Permacultura en su frase “trabajar para la naturaleza, no contra ella”.

El 1 de Marzo de 2007, uno de los divulgadores y permacultores más importantes del mundo, el también australiano Geoff Lawton desvela en su web que la granja Tagari que Bill y su mujer Lisa llevan gestionando desde hacía más de 10 años (148 acres, unas 60 hectáreas) era puesta a la venta. En sólo 10 años, Bill y Lisa cogieron una finca rústica prácticamente yerma utilizada para el arreo y pastoreo y alimentación del ganado con un caserón de 90 años de antigüedad en una granja funcional incluyendo facilidades de todo tipo como 43 estructuras de gestión de agua  (pozos, diques, swales), miles de kilómetros de franjas de drenado, sistemas de bombeo de agua por gravedad y 6 piscinas naturales utilizadas como criadero de peces; un extenso bosques comestible, forraje para animales, abejas, más de 300 mangos y bambú comestible. No nos olvidemos de la casa de 90 años restaurad más otra estructura con 5 dormitorios, un granero hecho con balas de paja y diversos pequeños edificios suplementarios. Es sólo un ejemplo de lo que se puede conseguir implementando los métodos que la Permacultura nos ofrece.

La permacultura de Mollison y la agricultura natural de Fukuoka, se complementan y forman parte de una forma radicalmente diferente de interpretar la agricultura, interactuando con los ecosistemas de una forma creativa, inteligente, productiva y respetuosa con la naturaleza.

Alumnos preparándose para plantar bambú. Sister’s Creek, Tasmania (AU), Australia. by 350.org

Profesor incansable, Bill Mollison ha dado conferencias, charlas y ha publicado artículos en infinidad de revistas especializadas y no tanto en 1989 volvió a sobrecoger al mundo con un documental,  In grave danger of falling food (Peligro de escasez de alimentos), donde Mollison vuelve a poner de manifiesto el colapso al que se enfrenta el mundo en los años venideros siguiendo el patrón de consumo y comportamiento llevado hasta la fecha. No se equivocaba. Según datos de la Fao (El hambre infantil en el mundo Mapa del Hambre OMS – FAO, 2007) 18 años después del estreno del documental se estimaba que 1 persona moría por causa del hambre cada 5 segundos y, mientras tanto, se estaban tirando a la basura 12 toneladas de alimentos AL DÍA.

No fueron pocos los académicos, expertos y escritores especializados los que pusieron el grito en el cielo con la publicación en 1978 del libro “Permacultura 1”, y un año después “Permacultura II”. No obstante en 1981 recibió el premio Right Livelihood Award junto a  Patrick van Rensburg por su dedicación a la difusión de los modelos de vida sostenibles y su aportación a los sitemas de agricultura extensivos orgánicos. Hoy en día, su libro definitivo sobre diseño de permacultura, “Permaculture – A designer’s manual” (“Permacultura, un manual para diseñadores”), 1988, sigue siendo un auténtico best-seller y el libro de referencia para todas aquellas personas que día a día, se unen a la maravillosa tarea de crear un mundo más sostenible y habitable a través de espacios gestionado bajo las técnicas, principios y éticas que personas como Fukuoka, Homgren o Bill Mollison nos han donado.

Larutanatural 2013

Ferias ¿eco-lógicas? BioCultura Valencia 2013

El pasado día 23 de Febrero Larutanatural se trasladó a Valencia para cubrir la “Feria de productos ecológicos y consumo responsable”, como ellos se autodenominan, BioCultura 2013. Para informar con total libertad, decidimos ir anónimamente, como unos consumidores más. Así tendríamos la oportunidad de sentir el verdadero trato que se la da a “un consumidor responsable”, ese que hace las preguntas incómodas.

Lo primero que me llamó la atención fue el lugar designado para la feria. Situado a las afueras de Valencia, en el recinto denominado Feria de Valencia, el Pabellón 8 es una mole de hormigón, plástico, cemento armado y metal digna de recordar. En el interior, después de abonar los correspondientes 6 euros, más 1 para el ropero, y traspasar un megalómano hall de dimensiones desproporcionadas, se apiñaban cientos de puestos de todos los tamaños y categorías. Es curioso pero, a modo de reflexión particular, uno se imagina una feria de productos ecológicos y consumo responsable en otro entorno, más accesible sin necesidad de utilizar vehículo, en un ambiente más natural donde el participante pueda integrarse con la naturaleza y los productos que ésta rende en su zona.

En general, podríamos dividir la Feria BioCultura en 2 apartados: Alimentación y una mezcla ecléctica en la que tenían cabida desde calcetines fabricados con supuesto “bambú ecológico” hasta terapeutas de toda índole ofreciendo sus servicios.

La primera parte, alimentación, domina el 80% de la Feria y la división principal del pabellón. Como podemos observar en el mapa y el listado de los comercios y los puestos, la gran mayoría podría desglosarse en la siguiente lista:

por H. Cano

por H. Cano

  • Tiendas de productos ecológicos y herbolarios locales
  • Huertas ecológicas locales
  • Productores, Agricultores y Ganaderos
  • Restaurantes y Bares “ecológicos”
  • Productos específicos ecológicos
  • Asociaciones e Instituciones

– Otros. Entre los que podríamos destacar a espacios auto-sostenibles o ecoaldeas, productores de humus de lombriz o el creador de un producto asombroso originario de las m0ntañas de Andorra del que ya hemos hablado en Larutanatural, el nectum de abeto. De este “sector” nos ocuparemos más tarde.

by Hugo Cano

by Hugo Cano

Una vez adentrándonos en la Feria llega la segunda sorpresa o por definirlo mejor, el segundo choque entre lo que uno piensa que iba a ser una feria de este tipo y lo que es en realidad. El espíritu, la finalidad, el objetivo es exclusivamente comercial. Me explico. Al tratarse de una Feria de Productos Ecológicos y Consumo responsable, uno piensa que se va a hacer hincapié en estos conceptos, explicando la procedencia tanto de las materias primas como de los productos, incidiendo en aspectos fundamentales relativos al transportes, envasado, distribución y almacenamiento de los mismos y creando un espacio para que el consumidor entre de lleno en ese concepto de “consumo responsable”, que lo hace plenamente partícipe del proceso comercial que se lleva a cabo cuando decide comprar un producto para consumirlo en su casa y con su familia.

Pero no. Allí una decena de bares y restaurantes se disputan el hambre, y la gula, de los “clientes”. Casi nadie pregunta, casi nadie cuestiona. ¿De dónde viene este producto? ¿Y el sello ecológico, qué significa exactamente? ¿Puedo estar seguro que las condiciones laborales de los trabajadores que han participado en su proceso de producción han sido las correctas? Ni rastro de nada de esto. Miles de vasos y platos de plástico se almacenaban en los cubos de basura, que posteriormente se llevarían al reciclaje. Alguien debería explicarles a los responsables de la feria que el reciclaje está bien como parte de la solución, pero que las plantas de reciclaje son un agente contaminador enorme en sí mismas y que el negocio que se genera alrededor de ellas no tiene mucho que ver, precisamente, con la ecología. Pero estábamos en la feria, en el negocio de los productos ecológicos. Desde 2 euros hasta 5 podías comer pizza, un bocadillo de chorizo, una ración de paella o unas cuñas de queso y jamón; todo ecológico y certificado. Acompañarlo de una de las variedades de cerveza o vino ecológico sólo añadía 2 o 3 euros más al ágape. Según datos de la organización, cerraron el evento con más de 20.000 participantes. Echen cuentas. Por supuesto, un servidor se llevó el bocadillo de casa.

Larutanatural 2013

Larutanatural 2013

Por supuesto no podían faltar las míticas degustaciones. Por momentos, quien esto escribe se trasladó a los pasillos del Carrefour y pudo observar, y degustar porqué ocultarlo, cómo la gente se hacía los dedos huéspedes con las muestras de queso, jamón serrano, pan, aceite, dulces y un sinfín de productos ecológicos.

No dudamos de que los productos allí ofrecidos sean de la máxima calidad y de que muchos de los comercios allí expuestos sigan estrictas reglas a la hora de llevar a cabo su producción pero el espíritu de la Feria no era explicar porqué es importante consumir productos ecológicos, o qué hace que un producto sea ecológico, o qué impacto tiene este tipo de consumo en la economía local. Muchas de las personas que estaban allí trabajando eran trabajadores contratados para el evento. No sabían dar razón de la procedencia de los productos, de los métodos de producción, distribución, almacenaje o envasado. El negocio estaba allí mismo, en atender a cuantos más clientes mejor en el tiempo dado. Bastante tenían con atender al siguiente cliente y su pedido para 7 personas. Pocas preguntas fueron respondidas con tranquilidad y ganas cuando encontramos algún responsable de los comercios o puestos a los que nos acercábamos.

catering ecológico

catering ecológico

En medio de tanto puesto ofreciendo comida y bebida se encontraba la caseta del CAECV (Comité d’Agricultura Ecològica de la Comunitat Valenciana). Yo iba con la lección aprendida y había leído completo el REGLAMENTO (CE) NO 834/2007 DEL CONSEJO de 28 de junio de 2007 sobre producción y etiquetado de los productos ecológicos y por el que se deroga el Reglamento (CEE) no 2092/91. Sabía, por tanto, que en España las competencias al respecto de producción ecológica dependen de las CC.AA. y, por tanto, de como éstas decidan aplicar dicho Reglamento. Algunas de ellas, en uso de sus competencias, delegan en instituciones y empresas privadas la supervisión y aplicación de dichas normativas (caso de Castilla La-Mancha o andalucía). En Valencia es el CAECV el encargado de revisar y actuar en el tema que nos ocupa. La persona representante del organismo nos atendió y respondió a nuestras preguntas con bastante exactitud. Conocía los Reglamentos y normativas y mostraba una opinión práctica sobre el asunto ante un supuesto “nuevo propietario que quería introducir cultivos ecológicos en sus tierras”. El hecho es que, como sabemos, son multitud las excepciones que el Reglamento permite y desarrolla a lo largo de su articulado a la hora de introducir elementos externos a la propia naturaleza a la hora de certificar la producción de procedencia “ecológica”.  Y así fue reconocido por este representante. Depende del lugar, depende de las circunstancias, de las necesidades económicas del momento, un cultivo o producción puede ser considerada ecológica o no. Y luego está el espinoso tema del periodo de “conversión a la agricultura ecológica”, con su respectivo etiquetado, que da lugar a muchas dudas y confusiones entre los consumidores.

Una vez satisfecho el hambre, al “consumidor responsable” se le ofrecen una serie de actividades (no confundirnos, se desarrollan durante todo el día) de diversa índole que, para hacer honor a la verdad, son la parte más productiva, positiva y ecológica de la Feria, aunque nunca pierden de vista el carácter comercial del evento. Por mencionar algunas de las más destacadas o curiosas:

  • Elaborar queso en casa, por elaboradores.com
  • ¿Por qué un huerto en la escuela?, por Montse Escutia, Ingeniero agrónomo, secretaria de la asociación VidaSana
  • Introducción a la aromaterapia científica según la escuela francesa, por Ana Roselló Ilivares, www.cositasbuenas.com
  • Concierto Meditativo Cuencos de Cuarzo, por Javier Bellón, animaquarz.comAquí tenéis el programa completo.

Si bien es cierto que el programa de actividades era bastante interesante y completo, la afluencia a muchas de las mismas fue escasa. El grueso de los participantes, al menos en el tiempo que estuve allí (más de 8 horas moviéndome), se repartía en la planta baja, entre los puestos.

Los puestos. Esto nos lleva a la segunda parte o división de la Feria, dedicada a toda suerte de materias. Al ser preguntada por la procedencia de las cañas de bambú de la que se extrae la “baba” con la que se fabrican unos “calcetines terapéuticos” ideales para la transpiración del sudor, hablaron de cultivos en Murcia y las Islas Canarias, donde no se da el bambú de forma natural al menos en cantidades que hagan viable su transformación y comercialización. Nos llamaron la atención unas gafas para descansar la visión, que en lugar de lentes llevan una especie de rejilla de plástico. Parlamentamos con un artesano de instrumentos musicales que no quería que sus productos fueran fotografiado porque “no estábamos comprando nada”. Compramos un cepillo de dientes ecológico. Rebuscamos entre toda clase de libros esotéricos o descubrimos porqué es ecológico un buen sellado de las puertas y ventanas de la casa.

Larutanatural 2013

Larutanatural 2013

Pero como hemos apuntado, también nos encontramos con agradables sorpresas en la Feria. Por citar algunas, queremos mencionar a la “Aldea de Retiro”, un espacio dedicado a la permacultura y desarrollado la familia de un escultor que tuvo el sueño de vivir de manera diferente.

También conocimos a Michel Baylocq y su nectum de abeto, del que ya hemos hablado extensamente en estas páginas, y que nos descubrió un producto tradicional, local, ecológico y riquísimo.

Por allí estaban también organizaciones y asociaciones de larga vida y experiencia y que vienen desarrollando una gran labor en la difusión de la permacultura y los métodos de vida y consumo sostenibles, como MamaTerra quien lleva a cabo un maravilloso Festival Ecológico de la Infancia dentro de la feria BioCultura o Asociación VidaSana, quien organizaba el evento.

En conclusión, BioCultura Valencia fue una experiencia intensa en cuanto a cuestionamiento de valores que transmitimos a la sociedad cuando hablamos de ecológico o sostenible. Si bien este tipo de Ferias conllevan elementos positivos como la interacción entre los participantes y comercios, la difusión de productos desconocidos y de conceptos alternativos a los comunes, no lo es menos que el marcado carácter comercial y circunstancial del evento, sin trascendencia más allá del mismo, y la cantidad de dinero que se genera y que es gestionado por manos provenientes de todos los lugares posibles hacen aconsejable repensar este concepto para que el consumidor se vea beneficiado primando lo formativo y lo coherente con la conducta verdaderamente ecológico al impulso económico puntual de un sector, objetivo principal reconocido de este tipo de eventos.

Pancarta Manifestación 25 Mayo contra Monsanto, España

España acaba como el laboratorio europeo de Monsanto

El pasado 25 de Mayo, alrededor de dos millones de personas en 436 ciudades repartidas a lo largo de 52 países, según reportan diferentes sectores de la Organización y multitud de activistas independientes a través de sus cuentas en las redes sociales, salieron a la calle para decir NO  a los cultivos a partir de semillas genéticamente modificadas introducidos entre otras multinacionales por la norteamericana Monsanto.

No ha sido la única acción de protesta que los ciudadanos europeos y de otros países han venido llevando a cabo a lo largo de los últimos años. Probablemente la labor de activistas, investigadores, científicos, asociaciones en defensa del consumidor, ciudadanos preocupados y responsables, algunos jueces y medios de comunicación y, en definitiva, de una parte importante de la opinión pública, ha ido provocando que varios gobiernos se hayan visto obligados a vetar progresivamente los productos y cultivos derivados de los GMO y a instar a la Comisión Europea a que tomara cartas en el asunto. Así, el único material genéticamente modificado autorizado en Europa en 2012 era la variante MON810, patentada por Monsanto y que ya había sido prohibido unilateralmente vetada por países como Francia, Alemania, Austria, Grecia, Hungría, Polonia, Luxemburgo y Bulgaria. En 2011 Hungría había destruido 1000 acres de campos de maíz OGM de Monsanto. Rusia prohibió el maíz de Monsanto en septiembre del año pasado…

Quizá a causa de toda esta oleada de presiones sobrevenidas desde todos los frentes ha hecho que Monsanto haya decidido retirarse del mercado europeo, parcialmente. El portavoz corporativo de Monsanto, Thomas Helscher, anunció a través de la agencia de noticias Reuters el pasado 31 de Mayo, tan sólo 6 días después de las protestas globales contra su compañía y los GMO’s: “Vamos a vender las semillas modificadas genéticamente sólo donde gocen de un amplio respaldo por parte de los agricultores, de un amplio apoyo político y de un sistema regulatorio en funcionamiento. Hasta donde estamos convencidos, esto sólo se aplica a unos pocos países en Europa hoy, principalmente España y Portugal”, agregó.

No sucederá, por tanto, lo mismo en España y Portugal. Como reza su propio comunicado, Monsanto seguirá actuando en aquellos países donde reciba el apoyo de sus Parlamentos. Este es el caso de España, tal y como desvelaban los famosos cables de “Wikileaks”. En uno de ellos, esclarecedor, se puede comprobar cómo el Gobierno de España presionaba a la embajada estadounidenses para que intercediera en favor de la implantación de la industria de las semillas genéticamente manipuladas (GMO’s) en la Unión Europea, a tenor de los acontecimientos  mencionados que reflejaban el creciente rechazo al tema. Quizá así, se pueda entender que por ejemplo la ex-misnistra de Ciencia e Innovación (?) Cristina Garmendia era, hasta entrar en el Gobierno de Zapatero, presidenta de la Asociación Española de Bioempresas (Asebio), el mayor lobby pro alimentos transgénicos y fármacos biotecnológicos que hay en España (dominada por otros lobbies como la Fundación Antama o las mayores multinacionales de transgénicos del mundo: Monsanto y Syngenta).

España era en 2008 el productor del 30% del trigo transgénico cultivado en la Unión Europea. Según la propia Fundación Atama, uno de los grupos de presión o think tank más influyentes en esector agrario y biotecnológico impulsor de los transgénicos, en 2010 el cultivo de maíz BT ha alcanzado las 76.575 hectáreas, representando el 23,2 % del total sembrado en el país, la caída en las variedades transgénicas ha sido menor que en las convencionales. Mientras que estas últimas han visto reducida su superficie en 20.422 hectáreas respecto a la campaña anterior, los cultivos modificados genéticamente retrocedieron 3.131 hectáreas.

¿Es una buena noticia por tanto que Monsanto haya decidido retirarse de la mayoría de países de la UE? En teoría sí, pero teniendo en cuenta el maravillosos caldo de cultivo que el sector de las GMO’s tiene montado en el sur de Europa, en la Península Ibérica, y que ellos mismos avisan de que sólo actuarán en aquellos países donde la legislación sea indulgente y favorable a sus propósitos, cabe pensar que simplemente estamos ante una estrategia de retirada temporal, a la espera de mejores condiciones para acometer su enésimo ataque en el intento de controlar y monopolizar el mercado de las semillas a nivel mundial.

Mientras ese momento llega, en España y Portugal seguiremos “disfrutando” de sus estupendas variedades de cereales y hortalizas resistentes al RoundUp, el veneno inventado por ellos mismos para asegurar una “cosecha sin plagas”. Pero ese es ootro tema, que trataremos en próximos artículos…

Rudolf Steiner por Stefano Lubiana Wines

Steiner y La Pedagogía Waldorf

Rudolf Steiner fue uno de esos personajes míticos, revolucionarios y controvertidos que el siglo XX nos ha dado. Su línea de pensamiento se encontraba a medio camino entre el esoterismo y la ciencia, lo que propició el nacimiento de varias ramas enfocadas al estudio del individuo como elemento único de la naturaleza, poseedor de varios estratos diferenciados; espíritu, cuerpo y alma. A lo largo de estas páginas, Larutanatural se adentrará en nuevos artículos en algunas de las diversas corrientes de pensamiento desplegadas por Steiner y que no podemos tratar en profundidad en este texto, pero que están ligadas profundamente a su contenido y que nombraremos como referencia: la antroposofía, la agricultura biodinámica y el esoterismo propiamente dicho. esta vez nos centraremos en uno de los legados más importantes y polémicos de Steiner a la sociedad: La Escuela de Educación Libre Waldorf, o método pedagógico Waldorf o simplemnte “Escuelas Waldorf”.

En 1919, en el marco de una serie de conferencias sobre organización social, economía y política realizadas a lo largo de la antigua Prusia, Steiner impartió una charla en la fábrica de tabacos Waldorf Astoria, en la ciudad de Stuttgart. Emil Molt, dueño de la fábrica, estrechamente ligado a la sociedad antroposófica, solicitó a Steiner ayuda para la creación de una escuela que siguiendo los fundamentos y filosofías explicadas por Rudolf Steiner y sirviéndose de sus técnicas aplicadas, educara en condiciones de libertad individual a los hijos de sus trabajadores. Sí, habéis leído bien, la primera Escuela Waldorf, donde los principios de libertad individual y unicidad personal son tenidos como base de la educación, de manera que cada ser humano único recibe una educación fundamentada en sus propias necesidades, características, tipo de inteligencia preeminente y genética, nació por iniciativa de un empresario, en ese año de 1919. Por eso el nombre de esta clase de pedagogía lleva honoríficamente el apellido de la mencionada fábrica de tabacos. Se abrieron escuelas en otras ciudades incluyendo hamburgo y La Haya. Posteriormente el régimen nazi las persiguió y prohibió, teniendo que pasar a la clandestinidad. Sin embargo, la expansión de las ideas de Steiner viajó con muchos de los exiliados de la II Guerra Mundial seguidores de Steiner que continuaron el camino que él mismo había abierto allí a finales de los años 20. Después de la guerra, muchas de las escuelas cerradas reabrieron sus puertas, pero no es hasta los años 70 cuando hay un renacer del interés por las teorías antroposóficas de Steiner. En España, la primera escuela Waldorf data de 1979 instaurada en la localidad madrileña de Las Rozas. Según datos de la “Asociación Internacional de Escuelas Waldorf” en España existen 7 centros que imparten enseñanza Waldorf en las etapas de primaria y secundaria.  Este número es mínimo, por lo que estos centros, en el sistema educativo español, tienen una representación ínfima. Sin embargo, según asegura Jesús Ledesma García tras ponerse en contacto con El Centro de Formación de Pedagogía Waldorf, en España en 2011 existían ya:

  • 18 Centros de Educación Infantil.
  • 7 Centros de Educación Primaria.
  • 1 Centro de Educación Secundaria y Bachillerato: Escuela Micael.
  • 12 Centros de Madres de Día.
  • 5 Centros de Formación del Profesorado en Pedagogía Waldorf.

Para los seguidores de esta corriente, el “método Waldorf” plantea el proceso de aprendizaje como desarrollo necesario destinado a alcanzar la libertad individual, a través del espíritu. Según la Asociación de Centros Educativos Waldorf: “La educación ha de llevarse a cabo como un obrar artístico, en un ambiente libre y creador. Su funcionamiento ha de basarse  en una amistosa colaboración entre maestros y padres ya que los alumnos serán siempre el centro de toda la actividad.”  Fundamentada en la crítica constructiva hacia el modelo tradicional de enseñanza pedagógica, basado en la superación de pruebas y exámenes y en la competencia por un puesto final, ya sea por una plaza de estudios o un puesto de trabajo, la escuela Waldorf trata a cada alumno de forma diferenciada, integrándolo en la siguiente fase social de una manera natural y coherente, ignorando las, para ellos, rudimentarias divisiones de temporalidad. Así (y aunque la documentación originaria de Steiner y basada en los principios de la antroposofía dividía los estadios de aprendizajes en 3 etapas de siete años o septenios) el modelo de enseñanza que promulgan gira en torno a lo que podríamos resumir en el siguiente extracto, que es una puesta en común de los diferentes manifiestos de varias Escuelas reconocidas con el distintivo Waldorf como son el Instituto Juana de Arco en Buenos Aires (Argentina), el Colegio Novalis en Montevideo (Uruguay), Colegio “El Trigal” en Córdoba (Argentina), la Escuela Libre Micael en Las Rozas, Madrid (España)

  • Estratificación por etapas formativas. No se tiene en cuenta la superación de un nivel marcado por la edad para alcanzar el siguiente. En general, consideran que el “jardín de infancia” es una solución de emergencia que sustituye a la primera etapa formativa, donde el niño debe estar con su madre y comenzar a conocer el mundo a través de la socialización con sus hermanos y vecinos (Colegio Novalis). La enseñanza primaria comienza a los 7 años.”Quienes se ocupan de un niño pequeño-los padres, los maestros de guarderías y jardines de infantes-tienen la responsabilidad de crear un entorno que sea digno de imitación, ya que el niño imita sin discriminar. El entorno, pues, debe ofrecer al pequeño abundantes elementos positivos para ser imitados y oportunidades para el juego creativo. Esto lo sustenta en la actividad central de sus primeros años: el desarrollo de su organismo físico. El desviar las energías del niño de esta tarea fundamental, para satisfacer prematuras demandas intelectuales  lo priva de la salud y la vitalidad que necesitará para su vida futura. Al empujarlo hacia la actividad intelectual en esta edad, se termina, a la larga, debilitando precisamente las capacidades de juicio y de inteligencia práctica que se busca desarrollar.” (Escuela Waldorf “El Trigal”, Córdoba, Argentina)
  • No existe un horario establecido. Se profundiza en la áreas hasta que son asimiladas y se pasa a la siguiente.
  • Se intenta evitar la intelectualización precoz del niño. El acercamiento a los conceptos más abstractos y a la conceptualización de ideas y términos materiales debe ser abordado individualmente, atendiendo al desarrollo motriz e intelectual de cada individuo (como se ha indicado antes).
  • La jornada escolar es dinámica. Suele comenzar con una clase, que según el país o escuela varía en su denominación, pero que vendría a ser algo así como una clase principal. El profesor ahondará en una materia, que diferirá según la semana, y que se trata en profundidad durante varias, hasta que ha quedado profundamente aprehendido por todos los mecanismos de percepción del niño, tanto mentales como físicos y motrices. El maestro desarrollará una gran cantidad de actividades y juegos relacionados con la materia, encaminados a armonizar cuerpo y mente, activar la circulación de la sangre y preparar al individuo para la asimilación de conceptos y la creación de nuevas realidades y espacios virtuales con ellos.
  • Se considera el arte como un canal más de conocimiento y aprendizaje. A través de las diferentes manifestaciones artísticas (danza, música, poesía, arte dramático, escultura, pintura, cine…) los niños aprenden a conceptualizar y asumir los conocimientos y, sobre todo, a ponerlos en relación con ellos mismos, su cuerpo y el entorno que los rodea.
  • Se preconiza y se acerva la utilización de materiales naturales en el entorno de los niños. Esto no es una idea original de Steiner, pues en su época, no había tal preocupación por el medio ambiente como hay hoy pero ha sabido ser adaptada por las actuales escuelas Waldorf como valor añadido.
  • Se hace mucho hincapié en la relación del profesor con los alumnos. Por eso el mismo profesor acompaña a los alumnos durante los primeros 8 años de estudios.
  • Ve a los sistemas actuales como rígidos, excesivamente normalizados, competitivos y alejados de los gustos del educando, proponiendo una pedagogía más práctica y creativa.

Aquí tenéis una magnífica conferencia de la investigadora Patricia Quiroga Uceda, Universidad Complutense de Madrid, ofrecida en la Universidad de Valladolid con el título: “Rudolf Steiner y la pedagogía Waldorf. Historia y Actualidad.”

No podemos dejar de indicar algunos de los grandes caballos de batallas que los padres que deciden educar a sus hijos bajo el sistema ideado por Steiner se encuentran a menudo al enfrentarse a las normas y paradigmas de las sociedades modernas. Un ciclo completo Waldorf dura 12 años, dividido en dos etapas de 4 años (jardín de infancia) y 8 años (lo que vendría a ser primaria. El sistema educativo propone pruebas y exámenes constantes que el alumno debe superar. En las Escuela Waldorf, los exámenes no existen hasta muy avanzada edad y siempre como preparación para los desafíos que el alumno se encontrará fuera (acceso universitario, oposiciones…). Esta misma desregulación es la que muchos de sus detractores le afean al método creado por Steiner a la hora de preparar a sus alumnos de cara a una realidad bien diferente a la que han vivido en sus años de preparación en las aulas. Muchos otros lo tachan de sectario, debido a su orientación cristiana en algunas de las Escuelas que utilizan el método Waldorf y al hecho de estar basada en la concepción de antroposofía creada por Steiner: “La antroposofía es una mezcla de teosofía, interpretaciones libres de filosofías orientales y cristianas, esoterismo, ecología, arquitectura, pseudomedicinas y reencarnación. Todos estos componentes obviamente son bien recibidos por los acólitos a las corrientes New Age”  (Silletta 1986).

Pero sin entrar en este tipo de disquisiciones, hay que señalar que este método de aprendizaje basado en la visión individual del alumno y el acercamiento personalizado, entendiendo como personalizado la preocupación por su formación a nivel intelectual, motriz, individual y espiritual, está generando cada vez más aceptación y poco a poco se abren más centros. Junto con el Método Escandinavo y el Método Montessori (de los cuales hablaremos en p´roximos artículos pero de los que cabe adelantar que también fundamentan sus enseñanzas en la actividad dirigda por el niño y el seguimiento clínico del profesor, dando importancia siempre a las artes y capacidades personales de cada niño) son la alternativa más seria al sistema educativo convencional.

Well Nectum d´Andorra

¿Has probado el Nectum de Abeto?

La primera vez que saboreé uno de los caramelos hechos a base de nectum, quedé sorprendido. Estaban buenos, dejando una sensación refrescante en la boca, y eran dulces, eso estaba claro pero…a qué sabían?

El propio inventor del producto, me aclaró rápidamente la duda. Michel Baylocq, un chef que comenzó a hacer pruebas con el producto en su restaurante de Encamp (Andorra), un restaurante de los denominados “de kilómetro 0“, es decir, donde los productos con que se elaboran los platos son locales, recuperó una vieja tradición pirenaica, casi perdida y especialmente tradicional de las montañas del Pirineo catalán y andorrano, y que comenzó hace casi 200 años, y se puso a elaborar de nuevo este extraordinario edulcorante natural: néctar de piña de abeto.

Biocultura, Valencia 2013

Piñas de abeto macerando en azúcar ecológico, por Larutanatural

Él mismo, junto con algunas personas de confianza, es el que emprende la ardua tarea de subirse a los grandes abetos que llenan las cordillera de los Pirineos para recoger la piña entre los meses de Agosto y Septiembre. Así nació una línea de productos derivados del nectum de abeto que está teniendo cada vez mayor aceptación.

Después la piña es macerada durante al menos un años con azúcar. Baylocq afirma que absolutamente biológica.

El resultado es una especie de jarabe parecido al sirope de arce, del que se puede extraer tanto el zumo como la esencia y con el que se ha creado una marca que ofrece toda una gama de productos tanto alimentarios como terapéuticos: jarabes, caramelos, aceites balsámicos, edulcorantes, jabones, siropes, y un largo etcétera de aplicaciones.

De sabor dulce, intenso pero nada empalagoso, ha sido apreciado en cocina por eminencias de la talla de Arzak o Ferrán Adrià y sus propiedades curativas contra los problemas respiratorios son bien conocidas por todos los habitantes de esta región pirenaica.

Baylocq sostiene que el producto es exportable, totalmente natural y ecológico. Hasta ahora lo ha venido produciendo de manera local en sus dependencias de d’Opció Cuina pero, después de ver la aceptación del productos en las ferias de promoción de productos ecológicos (como Biocultura Valencia, donde tuvimos la ocasión de conocerlo), va a trasladar la producción a una nueva fábrica específica de Nectum de abeto, según un reportaje-entrevista de la web andorrana bondia.ad

Os animamos cuanto menos a probarlo para poder decirnos qué os parece su sabor, olor y sobre todo, si podría ser un sustitutivo completo del azúcar y otros edulcorantes.

Nosotros ya lo hemos hecho y no sólo eso, sino que en una próxima sección sobre recetas de cocina, os daremos algunas pistas de cómo utilizarlo para darle el máximo rendimiento.

Si queréis saber más sobre el nectum y cómo probarlo, contactad con Nectum D’Avet a través de su página de facebook o por teléfono.

piña abeto

piña abeto

Huevos de pastoreo

Cuestión de huevos

Seguramente muchos de vosotros, como yo, tenéis un pueblo. El pueblo de vuestra madre o padre, quizá el de los abuelos. Allí había gallinas. Siempre andaban medio sueltas, revoloteando y subiéndose a cualquier cosa a mediana altura, o con su inconfundible repiqueteo constante hacia el suelo, en busca de una suculenta lombriz que llevarse al buche, nunca mejor dicho. Entonces, de niño, yo no sabía que existían lugares donde las gallinas eran encerradas en jaulas del tamaño de un folio, donde eran sometidas al cambio artificial de sus ciclos naturales de luz y oscuridad (para aumentar la producción de huevos, claro) haciéndolas llegar a unos niveles de estrés tales que, a menudo pasan por un limado de los picos previo al enjaulamiento donde pasarán toda su vida, con el objetivo de que no se hagan daño las unas a las otras en los furibundos ataques que, encolerizadas, se despachan mutuamente en pugna por un inexistente espacio.

foto cedida por Financiera Rural Méjico

foto cedida por Financiera Rural Méjico

 

Los huevos conforman una de las bases de la alimentación en los humanos y una fuente de proteínas imprescindible, salvo para las personas que se alimentan a base de una dieta exclusivamente vegana, y, por tanto nunca deberíamos olvidar que una parte importante de los huevos que se pueden comprar en cualquier establecimiento provienen de gallinas hacinadas en naves industriales, que malviven en las condiciones que hemos ya descrito, pero que son la parte más importante de la producción de huevos y productos ovoderivados en España. Ahora hablaremos de porcentajes de producción y consumo, de la clasificación y reglamentación de los huevos según su tipo de producción y condiciones de vida y alimentación de las gallinas y de los famosos “huevos ecológicos”, pero volvamos por un momento al corral del pueblo…

Lo que podríamos denominar, aventurándonos a ello, como movimiento “gallina feliz”, es un conjunto de granjas, tiendas, canales de distribución y de información (tales como blogs, webs…) relacionadas con el ámbito de la permacultura y la producción orgánica de alimentos y otros productos, que están recuperando las prácticas avícolas tradicionales alejadas de las técnicas modernas de producción intensificada e industrializada de productos derivados de las aves

Recuerdo salir con mis tías a echarles de comer. Nada de piensos. Eran caros y en su sabiduría de gente llana y humilde decían que tampoco era justo que nosotros comiésemos de todo y las gallinas sólo una cosa. Así que las gallinas y gallos acababan apurando parte de las sobras del día, completando la ya de por sí nutritiva ración diaria de insectos, orugas, gusanos, semillas, raíces y todo tipo de vida orgánica que pueda existir en el suelo. Los permacultores saben muy bien, del excelente uso que se puede hacer de la gallina como “tractor”, dejándola pasar por temporadas al huerto. Gallinas y gallos con espacio, con autonomía para establecer sus jerarquías y desarrollar sus necesidades psicológicas de especie, alimentadas orgánicamente y lo más parecido posible a como genéticamente llevan de por sí inscrito en el comportamiento, tratadas de forma homeópatica en sus enfermedades….Gallinas Felices que ponían huevos de manera natural, respetando los ciclos de la naturaleza. Huevos sin inscripciones de tinta en sus cáscaras. Huevos sin sello ecológico, Huevos sin categorizar. Pero….si os acordáis…qué huevos!!

Lo que podríamos denominar, aventurándonos a ello, como movimiento “gallina feliz”, es un conjunto de granjas, tiendas, canales de distribución y de información (tales como blogs, webs…) relacionadas con el ámbito de la permacultura y la producción orgánica de alimentos y otros productos, que están recuperando las prácticas avícolas tradicionales alejadas de las técnicas modernas de producción intensificada e industrializada de productos derivados de las aves. Los huevos provenientes de las gallinas que viven bajo estas condiciones se denominan “huevos de pastoreo” y son la alternativa al consumidor exigente que no se conforma con una certificación amparada en una legislación que da cabida a demasiadas excepciones a la hora de catalogar como “ecológicos” los huevos que finalmente nos llevaremos al estómago.

Como rápido apunte, estamos seguros de que el lector sabrá encontrar información suficiente al respecto en la red (uno encuentra que, disposiciones y normativas europeas a parte, la ley vigente en España es del año 1967, es decir, pre-constitucional), los huevos a los que el consumidor puede acceder de forma regulada en cualquier establecimiento con licencia, se clasifican en 4 tipos distinguidos con la siguiente numeración:

  • 3 – Huevos procedentes de gallinas enjauladas.
  • 2 – Huevos procedentes de gallinas que viven en el suelo, pero en espacios cerrados y sin luz natural.
  • 1 – Huevos procedentes de gallinas “camperas”, viven en corrales amplios y con acceso a luz natural pero su alimentación se basa en piensos compuestos que normalmente llevan trazas de GMOs (organismos genéticamente modificados).
  • 0 – Huevos procedentes de gallinas denominadas “ecológicas”.

 

Fotografía de: travelsheep2004, Licencia CC con derechos reservados

Fotografía de: travelsheep2004, Licencia CC con derechos reservados

Vamos a centrarnos en estos últimos y establecer una comparativa objetiva con los huevos de pastoreo.

En primer lugar hay que tener en cuenta el tema de la legislación. Los huevos ecológicos, con su 0 en la cáscara, están ampliamente regulados. El REGLAMENTO (CE) NO 834/2007 DEL CONSEJO de 28 de junio de 2007 sobre producción y etiquetado de los productos ecológicos y por el que se deroga el Reglamento (CEE) no 2092/91, ya establece cuáles son las condiciones mínimas de salubridad y bienestar en la que los animales deben vivir pero, también, regula las excepciones que permitirían romper parcial, o totalmente, los propios principios adoptados en el reglamento. Por ejemplo, en artículo 14, donde habla sobre las normas de producción ganadera se establece que: “el ganado tendrá acceso permanente a zonas al aire libre, preferiblemente pastizales, siempre que las condiciones atmosféricas y el estado de la tierra lo permitan, a no ser que existan restricciones y obligaciones relacionadas con la protección de la salud humana y animal en virtud de la legislación comunitaria…” Es decir, que el ganado o los animales en cuestión (en este caso gallinas), tendrá acceso permanente a zonas de aire libre siempre que las condiciones atmosféricas y el estado de la tierra lo permitan, a no ser que….No hace falta andar muy avispado para darse cuenta de que el Reglamento entra aquí, sin valorar las intenciones, en el inestable terreno de la interpretación. ¿Quién decide cuándo las condiciones no lo permiten y a qué estado de la tierra se refiere? ¿No es demasiado ambiguo el uso de los términos “a no ser que existan restricciones y obligaciones relacionadas con la salud humana…? ¿En caso de haberlas, quién las dictamina?. Es decir, que teniendo en cuenta todo esto podríamos estar, de hecho, ante la posibilidad de consumir huevos marcados con su 0 y que cumplen todas directrices (y excepciones) de la normativa vigente pero que, de hecho, no provengan de gallinas que hayan vivido en plena régimen de pastoreo y, teniendo en cuenta la regulación sobre piensos ecológicos destinados a la alimentación animal, que tampoco han sido alimentadas de una manera coherente con el mismo aparato digestivo y necesidades reales del animal. En este sentido, es bastante elocuente el apartado a) de la normativa sobre los principios aplicable a la transformación de piensos ecológicos (del mismo reglamento), que argumenta que dicha producción se basará en los principios que comienzan así: “producción de piensos ecológicos a partir de materias primas ecológicas para la alimentación animal, salvo cuando en el mercado no se disponga de materias primas para la alimentación animal en su variante ecológica;”. Vamos, que si puede ser ecológico bien, pero si no puede serlo, tampoco es condición sine qua non para obtener la famosa certificación ecológica.

Recuerdo salir con mis tías a echarles de comer. Nada de piensos. Eran caros y en su sabiduría de gente llana y humilde decían que tampoco era justo que nosotros comiésemos de todo y las gallinas sólo una cosa. Así que las gallinas y gallos acababan apurando parte de las sobras del día, completando la ya de por sí nutritiva ración diaria de insectos, orugas, gusanos, semillas, raíces y todo tipo de vida orgánica que pueda existir en el suelo.

Es cierto que en Sudamérica  se ha venido fomentando en los últimos años de una manera más o menos institucional el estudio de las técnicas de pastoreo y la modernización de las mismas, con el objetivo de poder aumentar la producción sin dañar el hábitat ni las vidas de las gallinas ponedoras. Pero exceptuando estos estudios de Universidades Sudamericanas, en muchos casos llevados a cabo por estudiantes como parte integrada en un proyecto de estudios (Colombia, Costa Rica) y alguna mención pasajera en iniciativas legales como la denominada Red Natura 2000 de la Unión Europea, lo cierto es que la comercialización de los huevos de pastoreo y, en general, de los productos comúnmente clasificados bajo esa denominación, no está regulada de una manera concreta y, en muchos casos, no está regulada de ninguna manera. A este respecto, no podemos olvidar los esfuerzos que algunos investigadores, permacultores y académicos están aportando desde la HSI-Latinoamérica para el desarrollo de este tipo de producción y otras muchas prácticas ecológicas de la industria de la alimentación. El negocio de los huevos ecológicos, generalmente sobrepreciados con el pretexto de los elevados costes que suponen tratar a las gallinas del modo en que hemos descrito anteriormente, supone una ingente cantidad de dinero y un flujo de subvenciones estatales y europeas que no para de correr. Demasiados intereses para generar una campaña seria y de concienciación hacia las ventajas que supone consumir huevos de pastoreo. En 2009 se consumieron en España 18.800 kilo de huevos, de los cuales prácticamente un 10% son ecológicos datos que el Panel de Consumo Alimentario del MAGRAMA recoge sobre el consumo de huevos (antigua MARM) y Everis, en su estudio sobre la situación actual y el potencial del mercado ecológico en España, Mayo 2012. Un ingente beneficio amejado por particulares, empresas privadas e instituciones públicas que en ocasiones da lugar a casos tan lamentables como el ocurrido en Febrero de este año en Alemania, cuando la fiscalía de Oldenburg acusó a cientos de granjas de la Baja Sajonia (la región líder en producción de huevos alemanes) de estar cometiendo fraude en la denominación de sus huevos.

En un estudio comparativo entre huevos comerciales aprobados por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA en sus siglas en inglés) y huevos de gallinas criadas en sistemas alternativos, de pastoreo o llamados “free-range” en Norteamérica realizado por Mother Earth se ha comprobado que estos últimos tienen:

  • 1/3 menos de colesterol
  • 1/4 menos de grasas saturadas
  • 2/3 más de vitamina A
  • 2 veces más ácidos grasos Omega3
  • 3 veces más vitamina E
  • 7 veces más Beta-Caroteno

Y además son aproximadamente un 20% más grandes de media y mucho más sabrosos (esto último sólo puedes comprobarlo tú mismo). Estos resultados fueron extraídos analizando los huevos de 14 granjas que crían sus aves y gallinas en régimen de libre pastoreo y utilizando gallineros móviles que permiten al animal disfrutar de suelos y pastos diferentes de forma rotatoria (aprovechando, de paso, su excelente función como tractor de tierra para preparar el suelo del huerto de cultivo).

En 2009 se consumieron en España 18.800 kilo de huevos, de los cuales prácticamente un 10% son ecológicos

Dado que los niveles de producción de este tipo de productos no son comparables a los industriales y su catalogación y regulación están muy difusas, es necesaria una labor de investigación por parte del consumidor con el objetivo de encontrar centros de aprovisionamiento (granjas de explotación no intensiva, comunidades…) donde pueda estar segundo tanto del método de cría como de la salubridad de los productos finales. Los huevos de pastoreo no pueden encontrarse en supermercados ni en tiendas al uso. Es posible encontrarlos en tiendas ecológicas especializadas pero siempre hay que estar muy atentos y es conveniente hacer una labor previa de investigación sobre la marca, granja y lugar de procedencia para asegurarnos de que efectivamente dichos huevos cumplen con todos los requisitos para ser denominados “de pastoreo” y que, por tanto, van a proporcionarnos esa maravillosa experiencia de volver a degustar un huevo como lo hacíamos cuando éramos pequeños, en el pueblo de nuestros padres o abuelos.

 

Sello Europeo

Sello ecológico europeo: ¿una garantía para el consumidor?

“La producción ecológica es un sistema general de gestión agrícola y producción de alimentos que combina las mejores prácticas ambientales, un elevado nivel de biodiversidad, la preservación de recursos naturales, la aplicación de normas exigentes sobre bienestar animal y una producción conforme a las preferencias de determinados consumidores por productos obtenidos a partir de sustancias y procesos naturales. Así pues, los métodos de producción ecológicos desempeñan un papel social doble, aportando, por un lado, productos ecológicos a un mercado específico que responde a la demanda de los consumidores y, por otro, bienes públicos que contribuyen a la protección del medio ambiente, al bienestar animal y al desarrollo rural.”

 Esta es la definición que la UE otorga a la llamada producción ecológica, refiriéndose tanto a la agricultura como a la acuicultura o la ganadería,  según el Reglamento en vigor de 28 de Junio de 2007. Y según esta definición tanto los consumidores habituales de este tipo de productos como los esporádicos deberían sentirse muy tranquilos y reconfortados ante la calidad de los productos y las prácticas con las que son producidos y, además, satisfechos pues con dichas prácticas “…se contribuye a la protección del medio ambiente, al bienestar animal y al desarrollo rural”.

En un huerto madala, la biodiversidad es condicion sine quanum. Foto por Colectivo Ecologista Jalisco

En un huerto madala, la biodiversidad es condicion sine quanum. Foto por Colectivo Ecologista Jalisco

Pero echemos un vistazo general al estado de la cuestión. ¿Cómo funciona en España el mercado de productos ecológicos? En primer lugar habría que nombrar de nuevo al REGLAMENTO (CE) Nº834/2007 DEL CONSEJO de 28 de junio de 2007 sobre producción y etiquetado de los productos ecológicos y por el que se deroga el Reglamento (CEE) nº2092/91. Dejando a un lado las buenas intenciones y las necesarias definiciones, hay que hacer notar que en sus muchas disposiciones aparecen frecuentemente elementos de excepcionalidad en diferentes grados y niveles de producción que pueden dar qué pensar a los consumidores de productos ecológicos. Veamos algunos ejemplos:

 En las consideraciones iniciales, nº 5 dice textualmente: “Es preciso, por tanto, definir más explícitamente los objetivos, los principios y las normas aplicables a la producción ecológica para contribuir a la transparencia y la confianza de los consumidores, así como fijar una definición armonizada del concepto de producción ecológica.”

Es decir, la aplicación de dicha concepción armonizada y normas comunes queda a expensas de ser desarrollada, como veremos se explicita más adelante en el propio reglamento y en el marco legal regulador dentro de nuestro país, por los organismo competentes en cada caso. Es una declaración implícita de que esa objetivización de reglas y objetivos en el desarrollo de un marco común dentro de la producción ecológica es prácticamente imposible debido, sobre todo, a la diversidad natural, demográfica, geográfica, cultural, económico-social y legal existente dentro de la realidad existente en una región tan vasta y variopinta como es Europa (los 28 países integrados en la UE, en este caso).

 “Solo son alimentos ecológicos, biológicos u orgánicos  los que obtienen una certificación, y para ello deben superar los controles de los comités de agricultura de la comunidad autónoma donde se producen o elaboran” Margarita Campos, Intereco

En España, según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (magrama), las competencias están asumidas por las Comunidades Autónomas que, en su mayoría, crean las instancias públicas correspondientes para el control de dichas competencias. Sin embargo, Andalucía, Castilla-La Mancha y Aragón (esta última en un modelo híbrido de control público-privado) han delegado dicho poder en organismos privados de control contratados a tal efecto. ¿Garantizan estas empresas privadas el control de la producción para que se desarrolle en unos niveles ecológicos razonables? Es más, dentro del modelo controlado directamente por las administraciones públicas, ¿está garantizado así mismo ese control?. Cuando le preguntamos sobre el particular al representante del CEACV (Organismo designado por la Comunitat Valenciana para el control del cumplimiento de la normativa en materia de producción ecológica) presente en la Feria BioCultura 2013 (Valencia), éste nos reconoció lacónicamente que es imposible estandarizar todos los modelos de producción a un mismo nivel ecológico y que a cada lugar o zona y cada productos, unas reglas. Según la legislación, donde no hay condiciones para que se dé un cultivo ecológico, se pueden hacer excepciones. La expresión “salvo si” aparece continuamente a lo largo del texto:

Art.16, 2, b) todos los productos y sustancias deberán ser de origen vegetal, animal, microbiano o mineral, salvo si no se dispone de cantidades suficientes de productos o sustancias de esas fuentes, si su calidad no es adecuada o si no se dispone de alternativas;

Art.19, 2, c) solo se utilizarán ingredientes agrícolas no ecológicos si han sido autorizados para su uso en la producción ecológica de conformidad con el artículo 21 o han sido autorizados provisionalmente por un Estado miembro;

El capítulo 5, con su título Flexibilidad por bandera, ya es toda una declaración de principios al respecto.

Es una declaración implícita de que esa objetivización de reglas y objetivos en el desarrollo de un marco común dentro de la producción ecológica es prácticamente imposible debido, sobre todo, a la diversidad natural, demográfica, geográfica, cultural, económico-social y legal existente dentro de la realidad existente en una región tan vasta y variopinta como es Europa (los 28 países integrados en la UE, en este caso).

Es decir, ¿puede el consumidor estar seguro al comprar un producto etiquetado como ecológico de que está consumiendo efectivamente algo que ha seguido las normas marcadas por el reglamento en vigor y, mucho más importante, que ha sido desarrollado siguiendo unos preceptos de respeto por el medio ecológico, formando parte de una biodiversidad local y activa y libre de toda traza de productos químicos adicionados en cualquiera de su fases? Desde un punto de vista estrictamente legal, de hecho, sí. Margarita Campos, presidenta de Intereco, asociación que agrupa a las autoridades públicas de vigilancia de agricultura ecológica de España, aclara que:”Solo son alimentos ecológicos, biológicos u orgánicos (diferentes terminologías para el mismo tipo de productos) los que obtienen una certificación, y para ello deben superar los controles de los comités de agricultura de la comunidad autónoma donde se producen o elaboran”. Los inspectores comprueban que las empresas cumplen a rajatabla los requisitos del reglamento de la Unión Europea“.

¿Quiere esto decir que cualquier producto que obtenga la certificación correspondiente es un producto “ecológicamente fiable”? Desgranamos a continuación las características que un consumidor responsable debe tener en cuenta para valorar si un producto, independientemente de la certificación obtenida, merece su total confianza como producto absolutamente ecológico, orgánico y dentro de los parámetros de un comercio equilibrado y justo.

  1.  Biodiversidad. La producción ecológica a nivel comercial busca, dentro de las reglas y los marcos comerciales establecidos, el mayor beneficio económico posible. Una plantación libre de productos químicos “no permitidos” puede obtener todas las certificaciones legales necesarias para ser presentado bajo la etiqueta ecológica de la UE pero el desarrollo de la misma bajo las técnicas del monocultivo privará al consumidor de los beneficios de un producto evolucionado y crecido en un entorno autóctono, sujeto a las reglas de la biodiversidad relacionadas con cada cultivo concreto. Además de esto, el monocultivo presiona de manera significativa las economías agrícolas locales imponiendo unos precios de coste de cultivo, explotación y distribución imposibles de alcanzar.
  2. Libre de productos químicos. El reglamento al que hemos hecho referencia y que gobierna todas las las leyes y reglas específicas sobre producción orgánica y ecológica establece un gran catálogo de excepciones, posibilidades y situaciones en las que el “productor” puede, de hecho, contravenir los principios de fomento de la biodiversidad, producción sólo a partir de sustancias naturales y ya presentes en el entorno (consideraciones iniciales, 20; 32; art. 3, b y c; art. 6,a; son sólo algunos ejemplos). Dichas excepciones ponen en tela de juicio la catalogación de “producto ecológico”, fuera de las disposiciones recogidas en dichos reglamentos.
  3. Envasado y distribución acorde con la cultura ecológica. No nos olvidemos que por mucha etiqueta que un producto lleve, nunca podrá ser “ecológico” ni respetar los principios básicos de respeto por la naturaleza y las personas is va envuelto en capas de plástico, papel, cartón, etc… El envasado debe ser mínimo y, en todo caso, proveniente de materiales naturales. Daremos siempre prioridad a los productos que no estén envasados o que podamos “re-envasar” nosotros mismo utilizando nuestros propios recipientes.
  4. Productos Locales = Economía Local. ¿De qué sirve que un producto tenga la certificación ecológica si ha tenido que ser transportado a lo largo de miles de kilómetros para llegar al consumidor final? Debemos tener en cuenta siempre la procedencia tanto del producto final como de la materia prima. Sólo si es local, puede moralmente denominarse ecológico. Es un ejercicio de lógica, cuantas menos manos hayan pasado en el transcurso del producto desde su fase de producción hasta distribución mayor repercusión en la economía local y mayor seguridad para el consumidor, que sabe de dónde procen exactamente los alimentos que va a consumir.
  5. Sostenible. En toda la cadena de producción.
  6. Criterios de Necesidad Objetiva y Repercusión Económica. ¿Necesita un producto biológico anunciarse 24 horas al día en canales de televisión? ¿Dónde va y de dónde procede todo ese dinero destinado a la publicitación de estas marcas y productos? El consumidor debe exigir que el destino final de su dinero no sea la financiación de campañas y productos que nada tienen que ver con generar recursos para las personas que producen dichos productos. En este sentido, la desinformación juega un papel fundamental a la hora de configurar los hábitos de consumo de los consumidores “ecológicos”.
  7. Condiciones laborales de los trabajadores de la marca. Puede un producto en cuyo proceso de vida haya participado un sólo trabajador en condiciones de esclavitud o semi-esclavitud considerarse ecológico por mucho que cumpla todas demás condiciones?
Sello oficial de Producción Ecológica de UE

Sello oficial de Producción Ecológica de UE

Por tanto, podemos llegar a la importante conclusión de que es el consumidor el responsable final de llevar a su mesa productos verdaderamente ecológicos en dos sentidos: Primero informarse haciendo una investigación destinada a averiguar las fuentes, la procedencia y la forma de distribución de los alimentos que se consumen y, por otro lado, teniendo un buen conocimiento de la legislación vigente y las prácticas que los sellos ecológicos homologados llevan a cabo su producción. Y segundo exigir el cumplimiento de dichas normas y la transparencia de las empresas que dicen producir alimentos ecológicos o cualquier otro tipo de producto con esta denominación

A este respecto Larutanatural va a llevar a cabo una amplia labor de investigación y documentación con el fin de poder resolver tus dudas sobre cualquier producto, marca, componente o situación que encuentres. Elaboraremos listas de productos y empresas y analizaremos las ya existentes que han sido elaboradas por diversas ONG’s. En próximas fechas os daremos más información sobre esta iniciativa (Asesoramiento).

El adobe: 10.000 años dando cobijo al ser humano

Muralla de Nínive

Muralla de Nínive. Photo by Fredarch

La ciudad documentada más antigua conocida, Çatalhöyük, en Anatolia, datada en el séptimo milenio a.C. presentaba sus construcciones típicas en adobe. Prácticamente todos los pueblos prehistóricos y las grandes civilizaciones asentadas en el sur de la región euroasiática utilizaban esta técnica de construcción como solución a sus necesidades de vivienda. Obviamente, en los tiempos que corren, estas soluciones se han desarrollado hasta el punto de convertirse en una técnica de construcción absolutamente regulada (el Código de Nuevo México destaca entre todas las regulaciones), integrada en un amplio sistema divulgativo de carácter global y que está empezando a alcanzar altas cotas de popularidad desde hace algunos años gracias al trabajo de difusión de colectivos, asociaciones e individuos ligados tanto a la permacultura como a la bioconstrucción y otros movimientos relacionados con la red de desarrollo sostenible. Aún teniendo en cuenta las notables diferencias que se derivan del paso diez mil años, el material (arcilla y arena básicamente) y la técnica de construcción siguen siendo en esencia los mismos.

Manhattan Desierto

Shibam (Yemen), el “Manhattan del Desierto”,

Podemos encontrar ejemplos de edificaciones y planeamientos de ciudades enteras basadas en el adobe en multitud de civilizaciones recorriendo la historia, desde la antigüedad. Son cientos los ejemplos de construcciones que aún se mantienen en pie, desafiando las construcciones de cemento y barro cocido predominantes en la actualidad, pero desgranamos aquí sólo algunos de los ejemplos más imponentes como son por ejemplo las famosas Murallas del Nínive (hacia el 3400 a.C.), una de las obras capitales de la arquitectura asiria.

Ya desde el 671 a.C. la maravillosa ciudad de Shibam (actual Yemen) con su majestuoso “Manhattan del Desierto”), lleva acometiendo estoicamente los ataques provocados por la inevitable erosión.

Ya en Latinoamérica y en una etapa posterior (aproximadamente entre los siglos I y II d.C.), encontramos la inevitable Pirámide del Sol y La Luna, en la ciudad de Trujillo, Perú.

 

Aún teniendo en cuenta las notables diferencias que se derivan del paso diez mil años, el material (arcilla y arena básicamente) y la técnica de construcción siguen siendo en esencia los mismos.

Piramide del Sol por la Rebelion de los tornillos

Piramide del Sol por la Rebelion de los tornillos

No podemos olvidarnos, ya en el siglo XII, de la aportación que los árabes hicieron en la Península Ibérica con la introducción del adobe y la taipa como técnicas y modelos de construcción y decoración. Podemos encontrar un espléndido ejemplo en las murallas exteriores de la mítica Alhambra de Granada, España.

Una técnica regulada

En definitiva, una técnica basada fundamentalmente en la estabilidad de sus muros y unas reglas específicas en las que coinciden prácticamente todos los códigos y regulaciones vigentes al respecto y que pueden resumirse en las siguientes:

  • Selección de un “suelo” adecuado (material que se utilizará para hacer la mezcla con la que fabricaremos los adobes)

  • Dimensiones de la construcción adecuadas y, en consecuencia, selección de un adobe proporcional a las mismas

  • Estabilización de la mezcla (con paja, cemento, restos orgánicos de animales…), si procediese

  • Proceso de mezclado, moldeado, secado y almacenaje correcto (dependerá de las condiciones climáticas del lugar y de la composición de la mezcla)

  • Adecuada cimentación, utilizando materiales impermeables.

  • Muros proporcionados (ancho de la pared, alturas, ventanas y puertas) y amarrados entre sí

  • Tejados amplios y ligeros (generalmente a una o dos aguas), protegiendo las paredes de la lluvia

  • Revoque y enlucido de protección (también de barro).

  • Encalado

 

Parte de la Muralla Este de la Alhamabra de Granada, construida usando la técnica del “tapial” o tierra prensada Por J. Merelo

Parte de la Muralla Este de la Alhamabra de Granada, construida usando la técnica del “tapial” o tierra prensada
Por J. Merelo

Siguiendo estos preceptos, ha resurgido el uso del adobe y sus derivados como soluciones que se encajan perfectamente dentro del marco económico de muchas poblaciones donde sus habitantes no pueden costearse el precio de una vivienda con materiales prefabricados o “al uso”. La acción de muchas organizaciones, proyectos, instituciones y personas que desarrollan una profusa actividad dentro del mundo de la bio-construcción ha posibilitado que muchas de estas estructuras se hayan convertidos en creativos ejemplos de cómo utilizar los materiales que el entorno natural nos ofrece para construir viviendas seguras, funcionales, naturales, con un coste mínimo y con una serie de ventajas intrínsecas al material, la tierra, que no pueden encontrarse en las construcciones de cemento y barro cocido o materiales derivados del petróleo. Algunos ejemplos son el Proyecto Cidep, en Córdoba (Argentina), la asociación Construterra en Madrid (España) o el Proyecto Casa de Barro, en Arraial D’Ajuda, Bahia, Brasil, pero son cientos los proyectos en marcha en la actualidad, la mayoría de ellos con excelentes resultados.

una técnica basada fundamentalmente en la estabilidad de sus muros y unas reglas específicas en las que coinciden prácticamente todos los códigos y regulaciones vigentes al respecto

Para terminar, no podemos olvidar las soluciones que el barro ofrece a la hora de decorar, amueblar y dar cualquier acabado a nuestra casa, pero de este tema hablaremos más en profundidad en otros artículos. Simplemente queremos dejaros una muestra de lo que se puede hacer con barro, desde muebles a relieves, pasando por el propio suelo de la vivienda.

Hugo Cano (larutanatural) Y "Pelé" construyendo en Casa de Barro, Arraial D'Ajuda, 2011

Hugo Cano (Larutanatural) y “Pelé” construyendo en Casa de Barro, Arraial D’Ajuda, Brasil. Foto by J. Sola. 2011

Así que ya sabéis, el adobe es una magnífica opción tanto por sus propiedades (ver artículo relacionado) como por su bajo coste. Piensa en ello a la hora de acometer la construcción de tu casa. Es definitivamente una buena alternativa que debes investigar y desde Larutanatural nos ponemos a tu disposición para asesorarte en cualquier duda que tengas.