by Amber Karnes

I Joel Salatin

Miembro de una familia dedicada durante 3 generaciones completas en el estado de Virginia a la ganadería y la granja renunciando al uso de los métodos de la ganadería y la explotación animal convencional y preocupada por la producción de alimentos saludables y seguros para el consumo de las personas, Joel Salatin, Norteamericano, 56 años (que estuvo en España el pasado mes de abril para impartir un curso en la Finca La Donaira, en Málaga , su primera vez en Europa como profesor, de hecho) es una de las figuras más importantes dentro del mundo de la Agricultura y Ganadería Orgánicas, un decidido impulsor de la permacultura y de sus mecanismos de desarrollo de las economía locales. Además de incansable conferenciante a lo largo y ancho de la geografía norteamericana, es autor de algunos de los libros más populares dentro de la cultura alternativa de la producción de alimentos, entre otras interesantes materias de orden económico.

Precisamente en su libro “Folks, This Ain’t Normal” (“Chavales, esto no es normal”), publicado en 2011, Salatin aborda la problemática de haber ubicado nuestros sistemas de alimentación, producción y distribución de los alimentos tan lejos de la “alegría simple y perdurable inherente a vivir cerca de la tierra y de las personas que amamos”. De hecho, el subtítulo del libro es todo un aviso a navegantes: “A Farmer’s Advice for Happier Hens, Healthier People, and a Better World”, significa exactamente eso, “un consejo de un granjero para conseguir gallinas más felices, personas más sanas y un mundo mejor”. En el libro, Salatin se lamenta que “nos creamos tan listos cuando hemos perdido el placer de relacionarnos de forma humana con la comida (…) los jóvenes de hoy no saben plantar, no saben de donde vienen las plantas, no están cocinando, no participan de la unión sagrada y ecológica del hombre con la tierra”.

 Todo en Polyface Farms es o proviene de la producción orgánica y sostenible. Hoy en día más de 5000 familias se alimentan directamente de esta actividad y otras muchas lo hacen indirectamente a través de sus redes propias de distribución

En 1982, con 25 años, decidió dedicar su vida plenamente al proyecto Polyface farm (literalmente “la granja de las múltiples caras”). Desde allí ha llevado a cabo un trabajo extenso, profundo y eficaz basado en la convivencia y la biodiversidad, tanto animal como vegetal. Todo en Polyface Farms es o proviene de la producción orgánica y sostenible. Hoy en día más de 5000 familias se alimentan directamente de esta actividad y otras muchas lo hacen indirectamente a través de sus redes propias de distribución y canales de venta al público (actualmente 50 tiendas en Estados Unidos). Pero Salatin y los suyos son también excelentes agricultores, orgánicos por supuesto. Mejor dicho y como él mismo gusta de señalar “más allá de lo orgánico”. Su preocupación no sólo se reduce al consumo humano, sino que garantizan que toda la carne proveniente de sus animales no lleva trazas de organismos genéticamente manipulados ni de pesticidas ni agroquímicos.

Los principios fundamentales sobre los que fundamentan su proceder son los siguientes y conforman una especie de “manifesto” que están colgados en su página web:

 

  • TRANSPARENCIA: Cualquiera es bienvenido a la granja. No ha rincones secretos ni ocultos. No hay puertas cerradas ni prohibición de grabar.
  • BASADOS EN EL PASTO: Ganado de pastoreo y aves de corral movidos constantemente hacia nuevas zona de pastoreo
  •  INDIVIDUALIDAD: Plantas y animales deben ser provistos de un hábitat consecuente con sus distintivos psicológicos intrínsecos.
  • LA NATURALEZA COMO PLANTILLA: Imitar los patrones naturales en una escala comercial doméstica asegura límites éticos y morales ligados a la inteligencia humana.
  • LOMBRICES DE TIERRA: Involucrados realmente en el negocio del enriquecimiento del suelo mediante lombrices de tierra. Estimular la biodiversidad del suelo es una prioridad.

 

Quizá muchos de vosotros conozcáis a Salatin de la excelente película-documental Food Inc., donde Salatin aparece en una poderosa secuencia literalmente “pelando pollos”, mientras revela algunas de las contradicciones más importantes de la legislación norteamericana en materia de salubridad animal y producción de alimentos. Seguramente otros muchos sepáis de PolyFace Farm a través de los numerosos reportajes, entrevistas, vídeos y libros que hay circulando por la red sobre sus actividades. Desde Larutanatural vamos a profundizar en próximos reportajes y documentales en lo que Joel Salatin y Polyface Farm ha supuesto para el mundo de la Agroecología y la Producción de alimentos ecológicos. Pero sobre todo, para la conciencia de miles de personas a lo largo del globo, de la importancia del proceso de producción de alimentos con los que elaboramos nuestras comidas y la de nuestras familias.

by Gage Skidmore

by Gage Skidmore

Mientras tanto, nos quedamos con el mensaje que desde Polyface Farm nos hacen llegar a través de su página web:

“Aumenta tus beneficios, pero sin vender tu alma”

Leave a Reply

Your email address will not be published.