Archivo de la etiqueta: espiral de hierbas

Plantas Medicinales V: CALENDULA OFFICINALIS

Se trata de una planta que lleva utilizándose en la región mediterránea desde la época de los antiguos griegos y, con anterioridad, ya era conocida por los hindúes y los árabes gracias a sus cualidades terapéuticas como hierba medicinal así como tinte para telas , productos de alimentación y cosméticos. La historia cuenta que Enrique VIII la usaba porque creía que así podría librarse de la peste y durante la Primera Guerra Mundial fue empleada en las trincheras para prevenir infecciones y como antiséptico. Tradicionalmente se hacían guirnaldas con ellas y se colocaban en las puertas de las casas ya que , según la superstición, ahuyentaba las enfermedades. Las flores son comestibles, siendo consumidas frecuentemente en ensaladas, pescados o sopas y sus pétalos tienen un principio colorante amarillo que se ha utilizado para adulterar el azafrán, de ahí a que antiguamente se la conocía como “ el azafrán de los pobres”.

El nombre de “caléndula” deriva del latín calendas que significa “ primer día del mes“ y alude al largo periodo de floración que presenta esta especie , cada mes ( incluso en invierno) cuando las temperaturas no son bajas.

Por Jonathan Billinger

Por Jonathan Billinger

Respecto a sus propiedades medicinales, su capacidad antiinflamatoria y antiséptica se justifica gracias a algunos elementos que presenta en su composición como la calendulina y el ácido salicílico. Además, sus mucílagos se adhieren al tejido de la mucosa bucofaríngea aliviando y suavizándolo , por lo que ayudará a combatir las infecciones e inflamaciones de boca y garganta como llagas, faringitis, gingivitis y amigdalitis. Asimismo, debido a estas acciones farmacológicas, también resultaría eficaz en episodios de conjuntivitis, ojos hinchados y orzuelos.

Para ello herviremos durante 5-10 min 2-4 gr de flores secas en 200 ml de agua y con la infusión resultante haremos gargarismos hasta tres veces al día. Otra alternativa es realizar una decocción de unos 25-30 gr en un litro de agua durante unos 20 minutos y llevar a cabo la misma operación. En patologías oculares aplicaríamos compresas o gasas estériles impregnadas con cualquiera de los preparados anteriores sobre la zona afectada varias veces al día.

La caléndula es beneficiosa para tratar algunos trastornos del aparato reproductor femenino por la actividad emenagoga que posee. Regula el flujo menstrual y resulta útil en casos de amenorrea o periodos irregulares, aumentando las menstruaciones escasas y reduciendo los flujos demasiado abundantes. Esta especie rica en flavonoides, restaura los capilares y favorece la circulación y sus componentes analgésicos disminuyen los síntomas premenstruales del dolor.
Se deben tomar infusiones de unos 2 gr de flores secas en 200 ml de agua dos veces al día aproximadamente una semana antes de la menstruación así como la misma cantidad de la decocción.

Su efecto colerético estimula el funcionamiento hepático, especialmente la secreción biliar hacia el tracto digestivo, mejorando de esta manera las digestiones pesadas y, por su capacidad antiespasmódica, los retortijones. Se recomienda ingerir la infusión o cocimiento que hemos preparado previamente después de las comidas.

Por Kronoman

Por Kronoman

Por vía externa, es un excelente remedio para reducir cicatrices (acorta el tiempo de cicatrización de las heridas), golpes, quemaduras, ampollas en la piel, contusiones y procesos traumáticos ( esguinces, inflamaciones articulares). Sus propiedades antibióticas resultan muy eficaces en infecciones cutáneas, dermatitis del pañal, verrugas y mitigan los síntomas de escozor y picor en episodios de sarpullidos, urticarias, eccemas y picaduras de insectos. No debemos de olvidar que, además será útil para aliviar las molestias que ocasionan las leves quemaduras solares producidas durante los meses de exposición al sol. Para ello aplicaremos cataplasmas de flores frescas que machacaremos previamente o compresas humedecidas con la infusión o decocción varias veces al día.

Por Querocursos.com

Por Querocursos.com

Otra opción sería preparar macerados de caléndula tanto en aceite como en alcohol. En el primer caso sólo tendríais que añadir unos 20-30 gramos de flores secas en medio litro de aceite de oliva y dejarlo reposar en un recipiente bien cerrado un mes más o menos. Empleando el alcohol, repetiríais el mismo procedimiento introduciendo la misma cantidad de planta seca junto con 300 ml de alcohol de 70º o 96º de uso externo y 100 ml de agua ( proporción de 3:1 de diluyente).

Remarcar que, todos nuestros preparados pueden hacerse con las especies frescas, por lo que simplemente habría que añadir más o menos el doble de cantidad y trocearlas con anterioridad para extraer mejor los principios activos.

Por último, la caléndula presenta un papel muy importante en el ámbito de la cosmética y dermofarmacia para el cuidado del cutis y la piel. Sus constituyentes hacen que sea muy emoliente ( suaviza, hidrata y tonifica) y su contenido en ác. salicílico permite prevenir las espinillas y el acné, ya que abre los poros y combate las bacterias dañinas de epidermis. También se utiliza para tratar algunas enfermedades cutáneas como la dermatitis atópica o psoriaris y ablanda los callos y las durezas. En este caso podemos elaborar y aplicar las mimas preparaciones que hemos explicado antes.

Por La Glanz Studio

Por La Glanz Studio

No debéis olvidar que, todos los productos que elaboréis descritos en este artículo deben realizarse en las condiciones más asépticas que podáis, para disminuir y evitar alguna complicación a causa de una posible contaminación de las zonas que queramos tratar.

Existen una serie de advertencias que tenéis que tener en cuenta la hora de tomar productos que incluyan caléndula dentro de sus composición.

Esta especie botánica está contraindicada por vía externa e interna en situaciones de embarazo debido a que podría causar aborto involuntario por la propiedad emenagoga que posee y, por su contenido en ácido salicílico, no debe utilizarse en personas que padecen diabetes.

Se desaconseja su empleo en lactancia, niños y casos de alergia a plantas de la familia de las compuestas y en personas muy sensibles puede provocar una leve dermatitis por contacto o sensibilización de la piel.

Si toma alguna medicación ( como sedantes entre otros) o va a someterse a algún tipo de cirugía es preferible que consulte al médico previamente a su consumo.

Como dijimos en la ficha técnica, es muy frecuente encontrar la caléndula como planta silvestre en prácticamente todos los continentes gracias a la facilidad que tiene para adaptarse a distintos medios. Por ello, el cultivo no resultará complicado.

Frunza-verde.ro

Frunza-verde.ro

La fecha ideal de siembra es después del verano, desde principios de otoño hasta la primavera. Las semillas se esparcen en el jardín o maceta cubriéndolas con aproximadamente 2-3cm de tierra para favorecer su germinación. Éstas brotan cómodamente y crecen muy bien en sustratos permeables y bien drenados, y requieren un riego regular sin exceso de humedad ( aunque soporta los terrenos secos). Se desarrollan a pleno sol o semisombra y resisten muy bien las condiciones extremas de frío y sequía. Florece unos meses después de la siembra y la recolección se realiza cuando las flores se abren, manteniéndolas en un lugar a la sombra que no tenga humedad. Una vez que están complemente secas se conservan en tarros de cristal hasta su utilización.

Por último, señalar que esta planta es frecuentemente atacada por numerosas plagas como pulgones o chinches, por lo que se recomienda vigilarla habitualmente y eliminar la maleza que la rodea.

Finalmente como siempre, os dejamos algunas imágenes de artículos que podéis adquirir en el mercado que incluyen Caléndula officinalis como uno de sus componentes.

Neosayomol

Neosayomol


Traumeel

Traumeel


Fisiocrem

Fisiocrem

Enlace de la ficha botánica

BIBLIOGRAFÍA

  • * Fonnegra Gómez Ramiro, Jiménez Ramírez Silvia Luz.” Plantas medicinales aprobadas en Colombia.” Editorial Universidad de Antioquia (2007).p.72-75
  • * Ara Roldán Alfredo.” 100 Plantas medicinales escogidas. Una Guía de plantas de todo el mundo seleccionadas por su valor terapéutico.” Editorial EDAF, S.A. (1997).p. 105-107″ (2013).
  • * Moore Tomás, Sánchez Villarreal Luz Piedad, Desmarchelier Cristian. “ Manual de Cultivo y Manejo de Caléndula.” Asociación Argentina de Fitomedicina (AAF) y Centro Orientamento Educacional-Italia (COE).
  • * Kötter Engelbert.” Hierbas para cocinar rápido y fácil.” Editorial Hispano Europea (2002).p.49.
  • * Ara Roldán Alfredo. “ 40 Plantas medicinales.” Editorial EDAF, S.A. (1994).p. 58-61
Foto: Roberto González/Larutanatural

Tu Huerto en una Espiral

Uno de los principales objetivos que Larutanatural se plantea en cada una de sus acciones es crear un vínculo cada vez más fuerte entre todas las personas que tienen un interés común por el entorno que nos rodea, por nuestra soberanía alimentaria y la divulgación libre del conocimiento sobre la naturaleza y lo que de ello se deriva. Por eso, el poder contar en este curso con más de 40 personas entre participantes y organizadores, ayudantes y amigos, es un hecho muy reseñable que pone de manifiesto el interés creciente que existe por todos estos temas. De hecho los 27 participantes inscritos divididos entre los dos días del fin de semana son una muestra bastante heterogénea de los diferentes perfiles que se están integrando (o lo están ya) en los múltipless ámbitos y círculos que la agroecología, la permacultura, el desarrollo sostenible y la ecología intentan desarrollar, escenificar y expandir. Desde profesionales jardineros como Nicolás, pasando por expertos agricultores o ganaderos como Carlos y Marcos López, hasta nuestro entrañable Antón que colaboró con su madre en la construcción de la espiral como uno más. La energía de Nanda o Javier, las ganas de saber de Jessica….en fin que no queremos dejarnos a nadie así que agradecemos a todos su participación y sus aportaciones. Habéis sido un grupo maravilloso en todos los aspectos.

Los integrantes del Curso el Sábado, 5 de Abril 2014

Los integrantes del Curso el Sábado, 5 de Abril 2014. Foto: Roberto González

Los integrantes del día 6 de Abril, con las dos espirales terminadas Foto: Roberto González

Los integrantes del día 6 de Abril, con las dos espirales terminadas
Foto: Roberto González

Durante los días previos los equipos de Larutanatural y Pumido ao Natural habíamos estado coordinándonos para tener todo preparado y dar un buen recibimiento a todos los compañeros y compañeras que se acercaron a compartir la jornada con nosotros. Bastantes amigos, socios y colaboradores de Duarte Artabe en Pumido ao Natural estuvieron siempre al pie del cañón para que todos pudiéramos estar concentrados en el curso. Kity y Pablo prepararon una comida orgánica y vegetariana con los productos de la huerta de Pumido (guiso de lentejas y verduras el Sábado y arroz y pasta con verduras el Domingo); Ana siempre atenta a cualquier detalle; Julián y Úrsula prepararon un delicioso desayuno casero preparado por ellos mismos (expertos reposteros orgánicos) y Larutanatural aderezó con una serie de pizzas caseras al estilo argentino. De todo, para que hubiera fuerzas suficientes durante la jornada.

Durante la semana anterior nos afanamos por juntar, limpiar, ordenar y clasificar los materiales necesarios para la realización de las espirales: piedras de diferentes formas y tamaños. tierra, compost, mulch, grava y arena. Todo materiales del mismo lugar donde se desarrolló el curso: la tierra donde Pumido ao Natural cultiva sus verduras, frutas y hortalizas. La Parroquia de Esmelle, cerca de la ciudad de Ferrol. Un marco inmejorable a muy pocos kilómetros de la playa y rodeado de montañas y ríos y cuya vegetación exuberante fue el mejor entorno posible para la preparación y realización del taller.

Montones de piedras clasificadas y organizadas Foto: Larutanatural - R. González

Montones de piedras clasificadas y organizadas
Foto: Larutanatural – R. González

Y preparamos y marcamos el inicio de la espiral con el objetivo de presentar a los participantes en el curso un ejemplo real, físico e “in situ” sobre lo que deberían hacer a continuación.

A partir de aquí Duarte Artabe y Hugo Cano se fueron alternando en las diferentes explicaciones tanto sobre la construcción de la espiral como en las claves para su cultivo y las características principales de esta técnica de permacultura. Además de ver sobre la espiral modelo, realizada por Larutanatural y Duarte en Octubre de 2013, y sobre varias mini-espirales, la colocación de las plantas con respecto a los diferentes estratos de humedad y posición del sol.

Además hablamos de diversos temas como las asociaciones beneficiosas entre plantas e insectos, la fabricación de compost, propiedades del mulch, métodos naturales sobre control de plagas como purines de ortiga o macerados de ajo, humus de lombriz, etc…

La espiral marcada con las primeras piedras y la zanja para los cimientos Foto: Larutanatural - Roberto González

La espiral marcada con las primeras piedras y la zanja para los cimientos
Foto: Larutanatural – Roberto González

Agradecer a Sergi Caballero el diseño de su modelo de espiral, que aunque modificada para las necesidades climáticas de la zona, nos sirvió de referente muy válido.

Más o menos para la hora de comer ambos días las espirales ya estaban terminadas a falta de acabar de rellenar con tierra unos 5cm y de las capas finales de compost y mulch o acolchado.

Si quieres saber cómo es el proceso completo de construcción de una espiral, puedes echar un vistazo a nuestro artículo donde profundizamos en el tema.

Hugo Cano explica durante un momento del curso Foto: Larutanatural - Roberto González

Hugo Cano explica durante un momento del curso
Foto: Larutanatural – Roberto González

Ya por la tarde, Inés Piatkowska nos enseñó a fabricar remedios naturales caseros a base de la plantas medicinales que podemos cultivar en nuestra espiral: jabón anti-bacterias, bálsamo, crema hidratante, aceites esenciales y alcoholes de uso tópico. Inés puso a disposición de todos muestras que pudieron llevarse a casa y las recetas correspondientes para poder reproducirlo cada uno en otro momento.

Agradecer infinitamente a nuestros colaboradores Inés Piatkowska, Roberto González, Joaquín Martín y Natalia Martín De Jorge su colaboración y entrega durante todo el fin de semana y la preparación y difusión del evento. Y por supuesto a Jotxo Cáceres su ayuda con el material técnico y edición del vídeo del curso, que podéis ver en nuestro canal de YouTube.

Detalle del documento elaborado por Larutanatural y aceite esencial de manzanilla Foto: Larutanatural - Roberto González

Detalle del documento elaborado por Larutanatural y aceite esencial de manzanilla
Foto: Larutanatural – Roberto González

Fue, en definitiva, un fin de semana lleno de emociones, conocimientos, de compartir experiencias, proyectos, ideas y donde terminamos dos espirales de 2.60 y 1.80 metros respectivamente en un diseño integrado que Duarte y Pumido ao Natural irán plantando, cuidando y cultivando y de las que todos los que participamos son en parte “dueños”.

Fotogalería:

Larutanatural. Hugo Cano (Jardín privado en Alcalá de Hres. 2013)

Recursos de Permacultura: I Espiral de Hierbas

Una espiral forma parte de los llamados “patrones (patterns) inmutables de la naturaleza”. El mundo es una secuencia de padrones. Desde una neurona hasta una galaxia. No sabemos, y no pretendemos aquí aclarar ese misterio ni jugar a técnicos de la NASA, cuál es la razón de que una parte de la materia se establezca y organice de esta forma, siguiendo qué parámetros y con qué fines. La espiral se repite en la Naturaleza hasta la saciedad: nuestra galaxia, anillos de los árboles, espirales creadas por corrientes de agua, huracanes, ADN, huellas dactilares…y así podríamos estar horas. Lo que sí podemos señalar, desde nuestra mera posición de humildes observadores, es que la disposición de las estructuras del tipo que sean en espiral ofrece una serie de características notables a la mera observación, de las que resaltaremos 2: la colocación de los elementos que la conforman se dispone “de dentro hacia afuera” o viceversa y los espacios curvos son el factor dominante.

 

Espiral de Rota por Carlos Cromo (vía www.flickr.com) CreativeCommons

Espiral de Rota por Carlos Cromo (vía www.flickr.com) CreativeCommons

Aprovechando y estudiando estas dos características básicas de la espiral, el diseño de Permacultura ha creado un concepto revolucionario dentro del mundo de la agroecología: la espiral de hierbas y plantas, medicinales o no. Partiendo del dibujo base se buscan crear diferentes alturas y densidades de terreno, jugando con el entorno y los elementos de la naturaleza. Al crear diferentes alturas conseguimos que la relación del huerto con el sol proporcione diferentes espacios, lugares y momentos de sombra y varias intensidades de luminosidad y sol directo, dependiendo de la localización de la espiral y de la posición del sol con respecto a la misma.

Huerta Espiral con madera, Larutanatural, CasadeBarro Arraial D'Ajuda, Brasil, 2012

Huerta Espiral con madera, Larutanatural, CasadeBarro Arraial D’Ajuda, Brasil, 2012

Podemos darnos cuenta de que al ir rellenando las diferentes “alturas” vamos a tener que ir utilizando más cantidad de tierra. Diferentes cantidades y tipos de materia orgánica generarán una enorme biodiversidad, algo que siempre buscamos al enfrentarnos a cualquier situación desde el prisma de la Permacultura.

La relación con el agua en un huerto intensivo en espiral es siempre especial. Lo primero sobre lo que debemos incidir son los diversos niveles de drenaje que aparecen al ir subiendo de altura en la espiral. Así mismo, la variedad de orientaciones permiten que estos canales de drenaje atraviesen diversos tramos. Muy importante: Siempre tendremos en cuenta la dirección del recorrido del agua (opuesta en cada hemisferio del plantea). Esto es especialmente capital cuando nos encontramos ante la relación de la espiral con el espacio reservado para el “estanque de agua”, destinado a plantas acuáticas o que crecen en humedales (como pueden ser los berros) o, incluso a pequeñas especies de peces que crean relaciones simbióticas con los microorganismos de la espiral. Así mismo, podemos añadir una nueva función si utilizamos pequeñas especies de sapos y ranas que pueden ayudarnos en el control de plagas e insectos.

En definitiva lo que estamos construyendo es un nicho de vida basado en la biodiversidad que se genera de la interacción proveniente de los múltiples bordes que implementamos en el modelo: alturas, paredes, raíces, agua, estanques, enredaderas, madera, piedras…..Una espiral dispone de multitud de micro-climas y nos permite el cultivo de hierbas y plantas de secano y de regadío, perennes y caducas, adaptables a diferentes estaciones y climas.

Mencionaremos finalmente una de las características que hacen del huerto en espiral una alternativa inmejorable para todo tipo de personas, familias, comunidades, restaurantes….es su aprovechamiento del espacio. En aproximadamente 1.5 m. de diámetro disponemos de variedad, calidad y productos frescos. Máxima optimización del espacio y el rendimiento. Además, a la hora de recolectar es muy práctica, no hay que doblarse como en los huertos tradicionales, todo queda a la altura de las rodillas, como muy bajo. Si la colocamos, como es menester en un buen diseño de permacultura, cerca de la cocina o lugar de preparación de los alimentos nos ahorraremos un buen trabajo y una gran cantidad de energía que podremos destinar a otras actividades.

 

Construyendo la Espiral

Material. Depende del lugar donde nos encontremos. Recordemos que la Permacultura establece que debemos trabajar con materiales locales, preferentemente ya utilizados (reciclaje) o viejos y, si son nuevos, que provengan de zonas donde su extracción no suponga ningún tipo de desequilibrio para el ecosistema (por ejemplo, en el caso de la madera, cortaremos árboles ya caídos o enfermos o que impiden el crecimiento de otros grupos de árboles; en el de la piedra, nunca iremos a márgenes de ríos o a lechos naturales donde la eliminación de las piedras suponga un problema para la especies que viven en ellas). Para la base (la parte más larga) es conveniente usar algún tipo de material procesado y listo para reciclar, como botellas o latas, pequeños neumáticos, maceteros de barro viejos, etc…

Cualquier material es válido si cumplimos con las premisas anteriores: piedra y barro, madera, sólo piedra, ladrillos viejos, adobe, encofrado, guías de metal (al estilo verja), alambre, y hasta arbustos de consistencia y espesor importantes….

Disposición. La espiral debe ir creciendo en altura de fuera hacia adentro, es decir, al completar el primer círculo exterior llegando de nuevo al principio, deberemos desviarnos unos 30 grados a la derecha para comenzar a “subir”. A partir de aquí iremos elevando la altura progresivamente y de manera equilibrada, teniendo en cuenta la acción de la gravedad sobre el peso del material que estamos colocando. Grandes pendientes podrán en peligro la estructura, con riesgo de desprendimientos.

Es importante colocarla teniendo en cuenta la dirección del transcurso del sol desde el nacimiento hasta el orto. Mirando hacia el Norte en el hemisferio sur, y viceversa.

Hay muchas maneras de construir una espiral, tantas como materiales y personas que se pongan a ello; sin embargo existen algunos consejos imprescindibles que deben ser considerados siempre. Veamos algunos:

Proceso de construcción con barro y piedras. Instituto Permacultura Bahía

Proceso de construcción con barro y piedras.
Instituto Permacultura Bahía

Medidas. No hay una medida exacta, pero en general si queremos hacer espirales muy grandes, debemos pensar que la permeabilidad, optimización de los recursos y el espacio y el aprovechamiento de la misma se verán mermados, además de entorpecer y complicar sensiblemente el proceso de construcción y aumentar considerablemente el volumen de materiales a emplear. De 1.20 a 1.80 metros de diámetro y entre 0.80 metros y 1.20 de altura máxima son rangos más que suficientes para asegurarnos una biodiversidad notable.

Método. Empezamos por el círculo exterior practicando una zanja de aproximadamente 30 a 50 cm. de profundidad donde enterraremos el primer nivel o suelo de la espiral y los muros exteriores, que darán consistencia a los interiores impidiendo que la espiral se caiga en esas primeras fases de construcción. Al llegar al final, como hemos indicado antes, comenzaremos a subir, iniciando los primeros tramos en elevaciones de entre 20 a 30 cm. Por supuesto iremos rellenando de tierra y sustrato según vayamos construyendo los muros y regando. Esto es muy importante pues hace que la tierra y los muros comiencen a mezclarse, formando un todo estructural que, meses después, dará a la espiral esa consistencia maciza y esa solidez única. Especialmente si la estamos construyendo con piedras (ver foto).

Espiral de 1.30 m de diámetro en jardín particular. Construcción de primeras fases. Larutanatural. Jardín privado Alcalá de Henares, 2013

Espiral de 1.30 m de diámetro en jardín particular. Construcción de primeras fases. Larutanatural. Jardín privado Alcalá de Henares, 2013

Después vamos a ir cerrando la espiral, añadiendo entre 15-20 cm. de altura por cada tramo hasta llegar a la parte más alta, donde concentraremos las hierbas de secano, en una especie de montículo o “copete”.

Durante todo el proceso, como hemos indicado iremos colocando tierra y sustrato progresivamente y regando, sobre todo si no hemos elegido ninguna estructura unida (ladrillo con cemento, materiales de una sola pieza…).

A partir de ahora, vendrán unas cuantas semanas en las que colocaremos “mulch” o acolchado orgánico encima de la tierra utilizando todo tipo de hojas secas o arrancadas, fibras, excrementos de gallina, trozos de madera podridos o viejos, cáscaras de fruta, papel, cartones, paja, hierba seca, lombrices….De las virtudes del mulch y sus usos en permacultura hablaremos mucho más profundamente en otros artículos.

Esta capa será periódicamente regada hasta el momento de plantar.

Como hemos visto, se trata de un proceso sencillo en el que 2 personas no tardarían más de 1 día en construirla, disponiendo de todos los materiales y habiendo hecho, claro está, el estudio previo de ubicación de la espiral.