Archivo de la etiqueta: reciclaje

10 Consejos para una vida más sostenible

1. Aumenta tu CONSCIENCIA ENERGÉTICA

Conciencia Energética

Conciencia Energética

Recuerda que prácticamente TODO lo que haces, ves o tienes produce o consume energía (aunque normalmente las dos cosas al mismo tiempo). La ecuación a partir de aquí la puedes deducir tú mism@: almacena toda la energía que puedas de la que generas + transforma todo esfuerzo posible en energía + reduce el consumo= inmenso ahorro económico y energético.

¿Cómo?
Implementa baterías solares o alimentadas por fuentes de energía no contaminantes en todo tu hogar, hace décadas que han demostrado su eficacia: lámparas, cargadores, cocinas y pequeños electrodomésticos pueden producir por sí mismos la energía que consumen. Si vives en una zona donde el sol no se deja ver muy a menudo puedes buscar opciones como hacer biodiesel de tu basura orgánica. Si tienes una pequeña parcela o jardín, las posibilidades son infinitas: molinos de viento, pequeñas fuentes (que pueden alimentar la iluminación exterior del jardín), biodigestores, placas fotovoltaicas…

Almacena el calor y gestiona las corrientes de aire para una buena climatización. Busca por donde “se escapa o entra el frío o el calor” en tu casa. Sella rendija en ventanas y muros. Si tienes calefacción central aparta los muebles de los radiadores

Desenchufa todo lo que no estés usando: el cargador, la maquinilla de afeitar, los altavoces, la televisión…hasta el exprimidor eléctrico. Aunque no estén funcionando, si están conectados a la red están consumiendo pequeñas cantidades de electricidad. No hace falta que os recuerde que “un grano, no hace granero pero…”

2. Adopta un NUEVO CONCEPTO de RECICLAJE

Reciclaje

Reciclaje

Una planta de reciclaje es en realidad un monstruo consumidor de energía. Calcula la cantidad de litros de gasolina necesarios para mover los miles de camiones que semanalmente transportan los productos separados para reciclar a las respectivas plantas. Allí la voluminosa maquinaria necesaria para transformar los desperdicios en nuevos productos reciclados, utiliza toneladas anuales de petróleo y derivados para su mantenimiento.

El mejor reciclaje es el que no se tiene que hacer. Es decir, NO COMPRES productos envasados o facturados en plástico. Lleva a la compra tu bolsa y tus propios contenedores, evita los productos embotellados en plástico y prioriza las cooperativas y las compras “a granel” o “por litro”. Ahorrarás dinero y envases.

Con todo lo que no tengas más remedio que comprar intenta crear algo nuevo. Aquí te damos algunos ejemplos:

3. Colabora para crear ESPACIOS VERDES PRODUCTIVOS

Espacios Verdes Productivos

Espacios Verdes Productivos

Está al alcance de tu mano. Si vives en una ciudad, busca asociaciones que se encuentren dentro de la red de huertos ecológicos compartidos y únete a ellos para empezar a comer comida saludable y ser menos dependiente. Si tienes una terraza, parcela o espacio a tu disposición, conviértelo en un jardín, bosque comestible o huerto vertical.

Comprometerte involucrándote con el ecosistema de tu entorno es importante. Conócelo y respétalo. Si existe alguna iniciativa cerca de la zona donde vives para preservar o dar a conocer el ecosistema, acércate y ayuda.

Reforesta con sentido. Intenta no introducir especies invasivas que vayan a modificar sustancialmente el equilibrio del entorno.

4. Siempre que puedas, LOCAL.

Apuesta por lo Local

Apuesta por lo Local

Ser y vivir de una manera sostenible tiene que ver con colaborar a que el sistema en torno a ti también lo sea. Las grandes superficies tienen de todo y a mejores precios, te lo llevan a casa y te regalan parte de lo que gastas en puntos canjeables por más productos. Pero no hacen más rico al ciudadano, no aportan riqueza a los barrios donde se instalan y generan una corriente imparable donde los más desfavorecidos se ven siempre indefensos. Contaminan con sus miles de envases y traen los productos desde miles de kilómetros de distancia, depauperizando los lugares de donde los extraen, donde también erosionan los ecosistemas locales con sus megaplantaciones basadas en el monocultivo.

Los pequeños comercios locales, las cooperativas e inclusos los particulares son siempre la opción más deseable a la hora de hacer la compra. Nuestro dinero va directamente al ciudadano sin pasar por intermediarios y burócratas. Estas personas devuelven parte de ese dinero al sistema con sus impuestos, de manera que todos ganamos. Tú estarás indudablemente más seguro de la procedencia de los productos que consumes y la economía local de tu barrio, pueblo o ciudad se verá recompensada.

5. Siempre APRENDE

Aprende

Aprende

Busca tu soberanía aprendiendo. Acude a cursos, talleres, academias, charlas. Lee libros y estudios. Consulta tus dudas con aquéllos que pueden ayudarte.

Es muy importante que no te quedes con el primer artículo, la primera versión que encuentres. Investiga y busca por tus propios medios. Recuerda que las fuentes primarias, aquéllas que han vivido los acontecimientos, son siempre las más valiosas.

Saca tus propias conclusiones y sé crítico, contigo mismo y con la información que recibes.

6. Crea SISTEMAS DE ALMACENAMIENTO de agua, alimentos, materiales.

Sistemas de Almacenamiento

Sistemas de Almacenamiento

De nuevo el espacio en el que habitas delimitará tus acciones en este sentido. Pero siempre puedes crear pequeños tanques o cubos de almacenamiento de agua para regar tus plantas, lavar la ropa, el suelo, herramientas, etc. Si lavamos con jabones orgánicos y usamos sólo productos sin químicos, podremos reutilizar nuestras aguas grises para muchos usos diferentes. También es útil aprender a conservar los alimentos, algunas técnicas como el ahumado, el deshidratado o las conservas en salmuera pueden permitirnos guardar alimentos por varios años. Si vives en el campo y tienes un pequeño terreno es importante siempre guardar leña en diferentes estados, aprender a mantener el grano y las cosechas en buen estado por varios meses.

7. Apuesta por GENERAR TU PROPIA ENERGÍA.

Genera tu propia energía

Genera tu propia energía

A pesar de las últimas legislaciones al respecto, todavía se puede generar energía a través de placas solares. Si vivimos en un piso en la ciudad una pequeña placa solar puede abastecer casi toda la energía utilizada por una familia durante las horas de luz y si no se genera energía excedente, una vez hecha la inversión inicial, no se tiene porqué pagar nada más a la administración.

Para nuestros pequeños objetos electrónicos podemos utilizar sistemas alimentados por mi baterías solares o recargables.

Si vivimos en el campo y tenemos animales o baño seco, podemos utilizar parte de nuestros deshechos y de los animales para alimentar un pequeño biodigestor.

Soluciones como una estufa alimentada por biomasa (mass rocket stove, estufas alimentadas por huesos de aceituna o similares) ahorran una cantidad inmensa de masa, madera o carbón, para generar calor.

8. NO COMPRES PLÁSTICO, CARTÓN O PAPEL.

No Plastico, ni Cartón ni papel

No Plastico, ni Cartón ni papel

Reciclar está bien, pero como hemos indicado se necesita una cantidad descomunal de energía para mantener una planta de reciclaje. Recuerda que además no todo es reciclable 100%. Evita los embalajes, los famosos “packs”.

También las botellas de plástico. Utiliza tus propios tuppers, frascos, cajones o cualquier objeto reutilizable, preferiblemente de vidrio, cristal o metal. Cuanto menos haya que reciclar, menos contaminación, polución y gasto energético.

9. Practica el TURISMO RESPONSABLE Y SOSTENIBLE.

Turismo Sostenible

Turismo Sostenible

La Naturaleza no es un parque de atracciones para nuestro disfrute. Nada de lo que lleves debe quedarse allí, salvo residuos orgánicos en pequeña cantidad. No alteres el ecosistema, no molestes a los animales. Recuerda que si acudes a un paraje natural y salvaje no debes modificarlo para sentirte tú más cómodo, sino que debes adaptarte  a la situación.

Busca actividades que te ayuden a conocer mejor el entorno, el medio ambiente. Empezando por los lugares cercanos a tu lugar de residencia. Participa en acciones responsables como reforestación con árboles comestibles o autóctonos, protección de aves e insectos y sus casas.

10. DIFUNDE INFORMACIÓN CONSCIENTE, VERAZ Y CONTRASTADA.

Comparte Información

Comparte Información

A través de las redes sociales, de otros canales de difusión pero, sobre todo, en tu entorno local, a tus más allegados. Y experimenta con la información que difundes.

Quizá llevando a cabo estos diez consejos no consigas cambiar el mundo, pero estamos seguros de que cambiarás un poco tu entorno más cercano y lo que es más importante tu grado de consciencia y tu bienestar personal. Imagínate si todos hiciésemos lo mismo.

Entrada de residuos a la planta. Por Íñigo Sastre

Plasencia inaugura su Planta de Tratamiento de Residuos

Ha sido un proceso largo que los vecinos de la localidad extremeña de Plasencia han ido siguiendo con expectación y, en muchos casos angustia, durante prácticamente 20 meses, pero que realmente han sido muchos más. Desde que en Febrero del año pasado el PP diera el visto bueno y se iniciaran los trámites pertinentes, hasta que la Autorización Ambiental Unificada dio luz verde al proyecto

La empresa explotadora de derechos Araplasa, S. A., originaria de la zona, llevaba años intentando sacar adelante los infinitos trámites burocráticos y políticos necesarios para aprobar la Planta Procesadora de Residuos, o planta de reciclaje, que tanto tiempo llevaban demandando no sólo los responsables de la empresa, sino también los vecinos de Plasencia y sus alrededores. En parte, la instauración definitiva de la planta cierra el problema de la escombrera de la Carretera de Salamanca, que ya había sido declarada ilegal por La Junta de Extremadura, por no ajustarse a los criterios de la UE.

Todo ha coincidido con un incendio que fue declarado y controlado el mismo día, el pasado jueves 6 de Junio. Como si fuera una señal, la escombrera daba sus última señales de vida. Será sellada y la adjudicación será decidida próximamente, según la propia Junta.

El 11 de Junio el inicio de las actividades de la planta de reciclaje supuso el fin “oficial” de la escombrera pública. La Planta es un proyecto de la Diputación de Cáceres que ha corrido con la mitad de los gastos, la otra mitad corren a cuenta de Araplasa. De hecho la planta se ha construido ocupando 8 hectáreas de las cientos que la compañía tiene como canteras en esta zona. En total  10.670.784,66 €. Cuenta con 15 plantas de transferencia y 125 puntos de acopio repartidos por la provincia. Realmente es una apuesta en toda regla. Todo será gestionado por Araplasa, que repartirá en total 130 contenedores con una capacidad cada uno de ellos de unas 20 toneladas. En la planta de Araplasa se reciclará el 92% aproximadamente del material que llegue y todo lo que no se pueda reciclar irá al vertedero de cola, con el que se completará la instalación.

La planta cuenta con estructuras destinadas a una primera fase de triaje, donde se separa el material. Después los residuos pasan por molinos de trituración donde se espera reducir el tamaño hasta conseguir que un 90% se pueda utilizar para el relleno de zanjas, hormigón, etc. Después se separan finalmente los residuos por tamaños.

José Manuel Mateos, gerente de la planta, aseguró que en la misma trabaja una plantilla de 5 personas, más los conductores de los camiones y la empresa prevé contar con una persona en cada planta de transferencia, en total 15. (fuente: Efe y El Periódico de Extremadura)

Buenas noticias para Plasencia y la comarca que por fin verá cerrada una escombrera que no admitía ya más residuos y que así mismo obtendrá un repercusión en su red de economía local.

Container Home por Javic

El renacer de la consciencia ecológica I: Los Nuevos Modelos Sostenibles

Definitivamente el mundo en el que hemos estado viviendo se ve impulsado a una transformación de sus modelos, estructuras y relaciones sociales. El cambio es indudable y se ha visto acelerado en los últimos años por la obsolescencia de unos modelos en crisis y una estratificación más acusada de las clases sociales. La sociedad busca nuevos modelos y paradigmas más justos con el entorno y con el propio ser humano. Este artículo quiere presentar algunos ejemplos de quién está llevando la voz cantante en estas transformaciones y cómo podemos ayudar a impulsar estos cambios desde nuestros pequeños prismas personales cotidianos.

La crisis social, humana y financiera está transformando las estructuras en varios ámbitos. Así como la crisis y la “burbuja inmobiliaria” han provocado un cambio en los modelos de vivienda/hipoteca; crisis, el paro y los problemas económicos están transformando la sociedad en los modelos de consumo. El auge en los productos ecológicos, sostenibles, de proximidad o el comercio justo, el aumento de los huertos urbanos que recuperan espacios de la ciudad o el auge de la Permacultura son tan sólo un ejemplo. Se está poniendo en entredicho la base del sistema, se buscan alternativas de producción, asociación o distribución como pueden ser los modelos de cooperativas o incluso la aparición de nuevos sistemas de pago o intercambio, con divisas desligadas de los fondos monetarios (monedas solidarias).

Residencia de Estudiantes. Amsterdam West by Lilie Bloem

Residencia de Estudiantes. Amsterdam West by Lilie Bloem

En los últimos 15 años, y ya durante el pico máximo de la burbuja inmobiliaria, empezaron a surgir alternativas al tocho o ladrillo cocido hueco convencional y a la hipoteca como modelo de “solución al acceso a la vivienda”. Los materiales sustitutivos del tocho son varios y las alternativas han ido ampliándose con los años. Un ejemplo original y creativoson las construcciones que parten del reciclaje de viejos contenedores de transporte de mercancías, modificados hasta sus últimas consecuencias y convertidos en modernas casas domóticas que utilizan energías renovables de distinta procedencia y cuentan sistema de eficiencia energética, reciclado de agua o compostaje.

Tenemos ejemplos de este tipo de construcciones impulsadas desde los gobiernos,  es el caso de la residencia de estudiantes en Amsterdam o la Tate Gallery de Londres. Los arquitectos, conscientes de los cambios sociales, también se están adaptando a la utilización de materiales reciclados. La última feria de arquitectura de Milano (Greenbuilding, International Exhibition and Conference on Energy efficiency and Sustainable Architecture) tenía ya un salón dedicado a este tipo de construcciones.

Aquí presentamos una lista de ferias internacionales relacionadas con las construcción o la sostenibilidad.

Crisis, el paro y los problemas económicos están transformando la sociedad en los modelos de consumo. El auge en los productos ecológicos, sostenibles, de proximidad o el comercio justo, el aumento de los huertos urbanos que recuperan espacios de la ciudad o el auge de la permacultura son tan sólo un ejemplo.

Son muchos los materiales que se pueden utilizar en la construcción ecológica o bioconstrucción y las alternativas son cada vez mayores año tras año. Así encontramos construcciones que utilizan la madera (natural o reciclada, como los pallets), o bien la paja ignífuga tratada para la construcción, así como la lana también tratada (utilizada como aislante en las paredes), el adobe y las construcciones de barro tradicionales, la piedra utilizada tanto para revestimiento como para levantar muros de piedra seca (ya sean de la forma tradicional o con varillas de encofrado que facilitan el empleo de la técnica). También se utilizan materiales de reciclado o que no son bio-degradables como plásticos o polímeros (botellas recicladas o neumáticos de caucho, los llamados Earthships).

Son tantas las opciones, que en este caso una imagen vale más que mil palabras:

En estas construcciones se optimizan los recursos y se prioriza el ahorro. Encontramos numerosas opciones de captación de energía a través de sistemas que no utilizan combustibles fósiles, de energía renovable (placas solares de captación de energía o sistemas de calentamiento de agua; molinos de viento; sistemas hidráulicos como los sistemas tradicionales de molino o con la utilización de arietes; gases procedentes de purines o biodigestores, etc…), o de ahorro energético a través de sistemas de aislamiento.

earthship by lisa haneberg (via Flickr.com)

Earthship by Lisa Haneberg (via Flickr.com)

El respeto por el medio ambiente es importante, no sólo en el autoabastecimiento o autosuficiencia energética sino, también, en el cuidado de los residuos producidos. Vemos así sistemas de filtrado de agua con sistemas naturales y filtros de arena y vegetación o baños secos que producen compostaje.

La especulación y el agotamiento de las fuentes de ciertos combustibles fósiles, la consciencia de la obsolescencia de los materiales o el desarrollo sostenible hace que cada vez se vea con menos reticencia la reutilización de materiales reciclados. Hay numerosas iniciativas, desde el reciclaje de tapones de plástico con distintos fines, hasta la creación de instrumentos musicales u otros objetos a partir de materiales reciclados.

Contenedor de mercancías adaptado y reciclado para uso de vivienda. Lugar de la fotografía.  Arizona,-USA-by-Glamour-Schatz

Contenedor de mercancías adaptado y reciclado para uso de vivienda.

En estas construcciones se optimizan los recursos y se prioriza el ahorro. Encontramos numerosas opciones de captación de energía a través de sistemas que no utilizan combustibles fósiles

La consciencia social también está desarrollando nuevas opciones de ahorro y un mayor respeto hacia el medio ambiente en otros campos. La crisis está recuperando formas viejas de consumo, más responsables. Hay una creciente toma de conciencia por parte del consumidor y de las Administraciones con la seguridad alimentaria y los problemas medioambientales. El consumidor está también más preocupado por la calidad de lo productos cultivados a gran escala y el pensamiento único y homogeneizador impulsado por las grandes distribuidoras de productos a gran escala. La biodiversidad alimenticia está decreciendo; según las Naciones  Unidas, durante el S.XX, el 90% de las variedades agrícolas están dejando de ser utilizadas, además el 75% del alimento del mundo está en manos de 4 empresas, que en términos numéricos significa que 3 de cada 4 semillas pertenecen a Monsanto, DuPont, Syngenta, y Groupe Limagrain. Por esta razón hay cada vez más bancos de semillas con intención de recuperar especies vegetales que por razones de mercado han sido dejadas de lado hasta al punto de ponerlas al borde de extinción.

El primer banco de semillas en España se creó hace 40 años. En España existen principalmente tres bancos nacionales de germoplasma de hortícolas. Dos de ellos, en Valencia y Zaragoza, son bancos activos: dan y reciben semillas. El de Alcalá de Henares, sin embargo, es un centro de base, quiere decir que su misión es exclusivamente la de conservación. Tenemos, el Centro de Conservación y Mejora de la Agrodiversidad Valenciana de la Universidad Politécnica de Valencia (COMAV), el Centro de Recursos Fitogenéticos del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), ubicado en la finca La Canaleja en Alcalá de Henares y el Banco de Germoplasma Vegetal de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos de la Universidad Politécnica de Madrid. En el INIA se guardan duplicados de seguridad de todas las colecciones activas de semillas de la red española.

También podéis consultar este artículo de gran interés acerca de todos los bancos mundiales de semillas:

http://loquepodemoshacer.wordpress.com/2010/09/03/construye-tu-propio-banco-de-semillas/

En el siguiente post hablaremos del nacimiento de una industria: los productos ecológicos, y de sus consumidores.

Hasta pronto

aterro - aterramiento (relleno a base de tierra, pedazos de ladrillo y otros objetos) lixão - desperdicios, basura

Consumo Verde: El caso de Brasil.

CONSUMO VERDE: IDEAS Y PERSPECTIVAS

Sostenible y Consumo son dos palabras que rara vez van juntas. ¿Cómo se puede tener una actitud responsable y al mismo tiempo mantener el nivel de consumo? Dejar de consumir para muchas personas puede ser complicado, pero consumir productos que siguen algún tipo de criterio de sostenibilidad puede resultar una idea atractiva a la par que interesante.

 Bien es cierto que hoy es muy difícil (léase imposible) encontrar en los letreros informativos de los embalajes de los productos que consumimos información como la materia prima, cómo funcionan sus procesos de producción, datos referentes a los medios de transporte, cuál es la producción de CO2, gasto de energía utilizado en la producción, si se emplearon o no trabajadores infantiles o en régimen de esclavitud o semi-esclavitud, si sus trabajadores vivían cerca del lugar de trabajo o si la producción de las materias primas es local o afín. No obstante existen algunas empresas que muestran la procedencia de sus productos, como por ejemplo la empresa textil belga “Honest By”. Además de esto sería necesario ahondar en el concepto de eco-design para los embalajes y en el llamado “ciclo de vida” de los mismos.

Desde esta perspectiva, ¿qué podríamos denominar como producto verde o ecológico? Aquél que cumpliese con los requisitos siguientes:

  • Mínimo impacto o total reducción en la cadena de daños a la sociedad
  • Menos impacto o nulo impacto negativo sobre la salud de los consumidores
  • Respeto por los ciclos naturales de producción
  • Facilitado al mercado con el menor embalaje
  • Que utilice materiales reciclables y reciclados en su producción

Existen algunos estudios sobre el tema, como éste del Magrama (Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente) sobre el consumo de productos ecológicos entre los años 2005 y 2007 en España.

 Es muy difícil (léase imposible) encontrar en los letreros informativos de los embalajes de los productos que consumimos información (…) cuál es la producción de CO2, gasto de energía utilizado en la producción, si se emplearon o no trabajadores infantiles o en régimen de esclavitud/semi-esclavitud, si sus trabajadores vivían cerca del lugar de trabajo o si la producción de las materias primas es local o afín

En 1995, Paul Jennings y Zandbergen expanden el concepto para “capacitar la incorporación de conceptos más específicos como la realización, capacitar la visión e interconexión de sistemas de extracción de los recursos naturales, del consumo y la recuperación”.

Debemos considerar el ciclo de vida de los productos atendiendo a los siguientes conceptos:

  • Salida de la materia prima: Uso local. No utilizar productos tóxicos. Energía de bajo impacto medioambiental y preservación del medio de extracción de la materia prima..
  • Producción: Uso local. No utilizar productos tóxicos. Adáptese! Maximice la cantidad de carga para aprovechar el transporte. Energía de bajo impacto medioambiental. Cuando sea posible recicle, utilice materiales reciclados, compostaje y descomposición.
aterro - aterramiento (relleno a base de tierra, pedazos de ladrillo y otros objetos) lixão - desperdicios, basura

aterro – aterramiento (relleno a base de tierra, pedazos de ladrillo y otros objetos) lixão – desperdicios, basura

Un ejemplo muy esclarecedor nos viene de la mano de Brasil. El país lusófono introdujo en 2010 una Política Nacional de Residuos Sólidos (puedes consultar ley nacional de residuos solidos brasil), y desde entonces el panorama desolador que se cernía sobre el país ha cambiado considerablemente. Un Plan que engloba acciones del Gobiernos Central y Regionales, Sociedad, Ayuntamientos (Prefeituras) y Empresas, que se deben preocupar por trazar acciones de logística inversa para: agrotóxicos, baterías y pilas, neumáticos, aceites y lubrificantes, bombillas y aparatos eléctricos o electrónicos. Probablemente un nuevo y prometedor negocio para los brasileños.

Es una buena noticia que uno de los grandes transatlánticos de la economía y los recursos mundiales haya dado el paso de establecer unas normas y regulaciones de los procesos de vida de los productos y la consiguiente generación de desperdicios.

No obstante, voces tan reputadas como el economista brasileño Ricardo Abramovay, el desaparecido paleontólogo y biólogo evolutivo estadounidense Stephen Jay Gould o la investigadora también brasileña Roberta Cardoso ahondan en la idea de que el sistema capitalista continuará su proceso devastador: “…las instituciones centrales del capitalismo y de la modernización contemporánea -la expansión del mercado, la industrialización, la urbanización, la democracia participativa al estilo occidental como sistema político, la innovación científica- continúan llevando a una creciente destrucción de los recursos naturales”.

Si queremos consumir de manera responsable sería cuanto menos aconsejable tener una idea de los procesos productivos de las empresas ya que para que podamos mantener nuestro padrón de comportamiento con respecto al consumo, alguien, en este caso el entorno natural y muchos seres humanos, pagará las consecuencias.

Ágora Sustentabilidade

Estructura realizada con cañas. CanyaViva. Boom Festival 2010 by Boom Festival

La revolución orgánica. Proyecto CanyaViva.

Jonathan Cory-Wright by CanyaViva

Jonathan Cory-Wright by CanyaViva

El proyecto CanyaViva lleva varios años desarrollando su especial método de bio-construcción con cañas de río. Desde su recolección hasta su ensamblaje, pasando por el proceso que mantiene las propiedades de flexión de las cañas, Jonathan Cory-Wright y su equipo han creado una técnica de construcción basada en la observación del entorno en el que se desarrollan y crecen naturalmente las cañas y el respeto a la naturaleza, investigando las características y propiedades de construcción de diversos materiales naturales adicionales, siempre abundantes y renovables.

Se trata de estructuras no sólo vivas y en absoluta armonía con los patrones de la naturaleza y la ética de la Permacultura, sino fuertes, resistentes y robustas, capaces de soportar fuertes vientos, inundaciones e, incluso, terremotos (fuente: CanyaViva).

Sus proyectos abarcan diseños espectaculares y módulos habitables en lugares y eventos tan dispares como el Festival Alternativo Boom Festival, premiado con el reconocimiento de Festival Ecológico del Año, Idanha-a-Nova (Portugal), Burriana (Castellón), Aamby Valley (Mumbai, India) y un largo etcétera de estructuras y construcciones, a cada cual más increíble. Ornamentación, diseño, funcionalidad e integración con la naturaleza son sus señas de identidad.

 Para muestra, aquí tenéis algunos “botones”:

Desde Larutanatural os informaremos de sus últimos talleres llevados a cabo durante los Meses de Abril y Mayo en España y Portugal, como un adelanto de un reportaje más amplio que publicaremos sobre el proyecto CanyaViva, su técnica única de bio-construcción con cañas y sus próximos cursos y eventos.

 http://canyaviva.com/Castellano/Agenda.html