Todas las entradas de Israel Begué Yoldi

Israel Begué Yoldi, 37 años, Licenciado en Lenguas de Europa del Este y Comercio internacional ha viajado alrededor de todo el mundo durante los últimos 10 años de su vida, estableciéndose e integrándose en las culturas de Catalunya, Holanda, Rusia, Polonia, Australia, Países Bálticos... Él mismo se presenta: "siempre he sentido respeto por la naturaleza, desde pequeño mi padres me enseñaron a amarla. mis padres nos llevaban a hacer montañismo, algunas veces acampando y otras pasando la noche en refugios de montaña. de mayor he seguido practicando el senderismo, algo de escalada y barranquismo, pero sobre todo la acampada siempre que he tenido posibilidad. Conozco algunos Parques Naturales internacionales como el de Darwin o Tasmania en Australia, el de Namibia, o parques naturales marinos entre ellos el de la zona de Yucatán (Mahagual y Tulum, en México) donde mi hermano por motivos parecidos ha acabado siendo instructor y buzo profesional y donde me han ofrecido ser guía turístico para enseñar el tiburón ballena y ayudar al respeto del habitat marino. Mi interés por las casas-contenedor empezó hace ya más de 10 años, cuando vi en ellas una alternativa a la esclavitud de las hipotecas, aunque mi propia casa aun está por construir (o mejor dicho, por implantar) cuando algún día pare de deambular y encuentre un terreno para poder realizar mi proyecto. Me gustaría poder abrir un pequeño hotel totalmente sostenible y autosuficiente energéticamente, aunque no es el único proyecto que tengo, como el de un granja de caracoles o también de moscas (como alternativa proteica a los piensos artificiales) que empiezan ya a utilizarse. Aquí en Rusia he hecho una presentación sobre el turismo ecológico, el agroturismo y lo que ahora se llama tour-realismo".
Trabajadores de La Cooperativa "La Esperanza", Buenos Aires (Argentina)por Matias Benedetto

El renacer de la consciencia ecológica II: El nuevo consumidor y las nuevas alternativas

Si en la primera parte de este reportaje pasábamos revista a algunas de las manifestaciones de este “renacer de la consciencia ecológica” tales como la permacultura o la bio-construcción, aquí pasaremos analizaremos otros aspectos no menos importantes como son el consumo de productos ecológicos o los sistemas de cooperativismo social.

El consumo de productos ecológicos y biológicos se está generalizando, y esta tendencia se percibe incluso en las grandes cadenas de distribución y supermercados. Son varios los motivos que llevan a un consumidor a cambiar sus hábitos de consumos. La sociedad es cada vez más consciente de lo que consume y se preocupa por la procedencia de los alimentos. El aumento continuo del consumo de productos ecológicos en España (según el estudio del comportamiento del consumidor realizado por la Universidad de Jaén) se debe a factores sociodemográficos y económicos. El tipo de demanda viene dado por los distintos modelos de distribución. Esta tendencia se da tanto en países desarrollados como en países pobres.

El principal consumidor mundial de productos ecológicos es EEUU, seguido del mercado europeo. Los países que más consumen productos de este tipo dentro de la UE son Alemania, seguido de Francia, Reino Unido, e Italia. También debemos destacar a Canadá. En términos de consumo per capita los países que más destacan son Suiza, Dinamarca, Suecia, Alemania, Reino Unido e Italia. España se encuentra en tercera posición dentro del grupo de países productores que más superficie destina a la Alimentación Ecológica en Europa y es el noveno país productor mundial.

Me pregunto, ¿qué sentido tiene trasladar un producto tan común como una manzana desde el otro hemisferio por muy ecológico que sea?

Aunque el nivel de consumo en España está aun muy alejado de los países del centro y del Norte de Europa, el 35% de los productos eco que se consumen en Europa proviene de España. La creciente producción de alimentos ecológicos en España y la aún escasa demanda hace que el 80 o 90% de esta producción se destine a los mercado exteriores. No obstante, las estadísticas más recientes (Estudio Ecovalia, Asociación Valor Ecológico) demuestran que a pesar de la crisis el consumo de productos ecológicos ha aumentado en España desde 2011 prácticamente un 7%.

Ecovalia en Biocultura Valencia 2013 por LarutanaturaL

Ecovalia en Biocultura Valencia 2013 por LarutanaturaL

Los factores y variables del comportamiento “ecológico” o “no ecológico” vienen determinados por la edad, el nivel de renta, de estudios, de clase social y de distribución demográfica. Así, hay un mayor grado de consumo ecológico dependiendo de:

  • Edad,
  • Núcleo urbano o rural,
  • Renta o status social,
  • Nivel de educación.
  • Pero es una tendencia generalizada donde las variables que más influyen son al fin y al cabo las psicográficas y de conocimiento medioambiental.

Como hemos dicho, son varios los motivos que llevan a un cambio en los hábitos de consumo, desde un aumento de la consciencia por el entorno, a una mayor preocupación por la calidad o por los procesos de producción. Según cuál es la preocupación o el enfoque  encontramos distintas empresas y cooperativas que centran sus esfuerzos en la producción de alimentos,  ya sean:

  • Productos Ecológicos, que no utilizan químicos, pesticidas o aditivos artificiales.
  • Productos Directamente Orgánicos (a veces denominados “Biológicos”), que además tienen un respeto hacia el entorno y medio ambiente.
  • Productos del Comercio justo, centrados en respetar los derechos de los implicados en la cadena de producción y distribución.
  • Productos de Proximidad, con sistemas de distribución cercana y de productos de temporada, que reducen el petroleo/gasolina contenido en el producto y en el precio final o la energía utilizada en su producción.

Para ejemplo, una anécdota. En el Albert Heijn, una de las cadenas de supermercados más importantes de Holanda, puedes encontrar unas manzanas ecológicas fantásticas que vienen de Nueva Zelanda. Me pregunto, ¿qué sentido tiene trasladar un producto tan común como una manzana desde el otro hemisferio por muy ecológico que sea?

En lo que se refiera a alimentación, cada vez hay más iniciativas que se centran en estos aspectos. Con esta misma filosofía nacen los huertos urbanos, que cada vez más encuentran su espacio en la ciudad, hasta el punto que han crecido en un 5% en los últimos 5 años. También hay que destacar otros ejemplos como es la integración de estas actividades en las escuelas (como lo demuestra el reciente Concurso de Huertos Ecológicos de Escuelas Primarias y Secundarias), o la integración de la horticultura también entre la gente mayor y gente con dificultades de expresión o motriz que han encontrado en la actividad agraria una terapia que estimula el desarrollo humano.

Bitcoins físicas (moneda fuera del sistema) por Zach Copley

Bitcoins físicas (moneda fuera del sistema) por Zach Copley

De esta misma forma nacieron las primeras cooperativas a mediados del siglo XIX (Owen), cuando la revolución industrial y el capitalismo alcanzan su máximo apogeo. En ese mismo tiempo se experimentan con nuevos sistemas de producción; ya sea la producción en cadena o presentando nuevos modelos de ciudades productivas autosuficientes como eran las colonias o inclusive los kibutz judíos. Las cooperativas nacen como una alternativa al capitalismo puro, en un principio sin embargo con el objetivo de formar agrupaciones para el abastecimiento de las materias primas, o el abaratamiento de los costes sin variar los métodos y procedimientos de producción. El corporativismo se aplica en todos los sectores: Agricultura, Minería, Industria, Construcción, Venta y Servicios. La primera cooperativa en España apareció en 1956.

La creciente producción de alimentos ecológicos en España y la aún escasa demanda hace que el 80 o 90% de esta producción se destine a los mercado exteriores. No obstante, las estadísticas más recientes (Estudio Ecovalia, Asociación Valor Ecológico) demuestran que a pesar de la crisis el consumo de productos ecológicos ha aumentado en España desde 2011 prácticamente un 7%.

El principio de la empresa cooperativa es la eliminación del lucro del accionista o unidad empresarial en beneficio del productor en proporción al excedente creado y por el bienestar de los asociados. La finalidad de la cooperativa es contribuir al cambio económico y social, buscando la creación de riqueza partiendo de una mejora de los medios de producción y en busca del bienestar de los asociados. Por esto último, la cooperativa pone énfasis en la formación de los socios y el intercambio de información, erradicando así el individualismo y eliminando la competencia proporcionando una mayor diversificación. Las relaciones entre socios deben ser de igualdad y con los mismos derechos. Se aplica la regla de proporcionalidad o equidad. Mientras que las ganancias en la empresa tradicional son proporcionales al capital invertido, haciendo así más rico al rico, en la cooperativa los beneficios se reparten en proporción a las operaciones que cada uno ha realizado: quién más produce, más comercializa y más gana. La agrupación no sólo debe tener un sentido económico sino también social.

No obstante, el objetivo de la asociación corporativa puede variar mucho de una asociación a otra, dependiendo de las relaciones que se establezcan, ya sea con objetivos legales, fiscales, contables, de gestión comercial, administrativa o logística.

Unos de los grandes ejemplos hoy en día es Empresas Mondragón, que a pesar de tratarse de una asociación cooperativa ha sido premiada como una de las empresas mas competitivas y con mayor beneficio a nivel mundial, beneficio que revierte tanto en la empresa como en la sociedad. Al otro lado del charco, en Buenos Aires (Argentina) la Cooperativa “La Esperanza” se ha convertido en todo un paradigma. que se dedica a la fabricación de productos de extracción y ventilación de aire, tales como purificadores, extractores y ventiladores. Se conformó en agosto del 2009 después de quebrar la empresa CLER. Allí, 8 de los trabajadores que han estado ligados al proyecto desde los inicios han lanzado su propia marca: Laes.

Para más información acerca de cómo crear una asociación cooperativa podéis consultarnos directamente a través de nuestra red Asesoramiento.

El Salón Alimentaria en España, líder en toda Europa, es un ejemplo más de cómo los productos ecológicos han ido en aumento los últimos años: crecieron en 2009, en plena crisis, un 11% en cuota, suponen 200 empresas y un total de 454 millones de euros de facturación anual.

A continuación también encontraréis un listado de las 10 ferias más importantes ecológicas a nivel peninsular:

Unos de los grandes ejemplos hoy en día es Empresas Mondragón, que a pesar de tratarse de una asociación cooperativa ha sido premiada como una de las empresas mas competitivas y con mayor beneficio a nivel mundial, beneficio que revierte tanto en la empresa como en la sociedad.

Antes de acabar, quisiera destacar ciertas iniciativas que ponen de nuevo de relieve estos cambios de paradigma que estamos viviendo. La crisis ha impulsado nuevas formas de comercio o intercambio basadas en la creación de divisas desligadas de los mercados y de los intereses económicos. En los últimos años han aparecido varios ejemplos de la llamada Moneda Social o Divisa Social. Lo importante de estas monedas es la filosofía que las conforma, así su valor real no se basa en la reserva de oro o el bien natural que los soporta, sino en el valor intrínseco del objeto que se intercambia o comercializa. La primera divisa virtual en aparecer fue en Suiza y se conoce con el nombre de WIR (www.wir.ch). Son muchas las monedas virtuales y todas tienen el mismo fin, desligarse de los bancos. Un ejemplo más es el Bitcoin, o moneda de Bristol, o el Res que es una moneda en Bélgica (www.res.be) que ya puede utilizarse en Francia o en Catalunya. La Social Trade Organization (STRO), una organización holandesa que puso en circulación una divisa de conciencia ecológica y mayor ética social, así ha creado el primer software y plataforma bancaria libre del mundo http://www.cyclos.org. El Ecosol es otra moneda virtual de creación para el mercado catalán, creada con el soporte de STRO.

Son muchas las iniciativas que buscan crear sinergias, espacios, ofertas, posibilidades, foros y otros soportes destinados a crear entornos físicos y político-organizativos de convivencia y relaciones sostenible a nivel económico, social y humano. Os animamos a conocerlas y a investigar sobre ellas y esperamos que estos dos artículos os sirven de base para ello..

Container Home por Javic

El renacer de la consciencia ecológica I: Los Nuevos Modelos Sostenibles

Definitivamente el mundo en el que hemos estado viviendo se ve impulsado a una transformación de sus modelos, estructuras y relaciones sociales. El cambio es indudable y se ha visto acelerado en los últimos años por la obsolescencia de unos modelos en crisis y una estratificación más acusada de las clases sociales. La sociedad busca nuevos modelos y paradigmas más justos con el entorno y con el propio ser humano. Este artículo quiere presentar algunos ejemplos de quién está llevando la voz cantante en estas transformaciones y cómo podemos ayudar a impulsar estos cambios desde nuestros pequeños prismas personales cotidianos.

La crisis social, humana y financiera está transformando las estructuras en varios ámbitos. Así como la crisis y la “burbuja inmobiliaria” han provocado un cambio en los modelos de vivienda/hipoteca; crisis, el paro y los problemas económicos están transformando la sociedad en los modelos de consumo. El auge en los productos ecológicos, sostenibles, de proximidad o el comercio justo, el aumento de los huertos urbanos que recuperan espacios de la ciudad o el auge de la Permacultura son tan sólo un ejemplo. Se está poniendo en entredicho la base del sistema, se buscan alternativas de producción, asociación o distribución como pueden ser los modelos de cooperativas o incluso la aparición de nuevos sistemas de pago o intercambio, con divisas desligadas de los fondos monetarios (monedas solidarias).

Residencia de Estudiantes. Amsterdam West by Lilie Bloem

Residencia de Estudiantes. Amsterdam West by Lilie Bloem

En los últimos 15 años, y ya durante el pico máximo de la burbuja inmobiliaria, empezaron a surgir alternativas al tocho o ladrillo cocido hueco convencional y a la hipoteca como modelo de “solución al acceso a la vivienda”. Los materiales sustitutivos del tocho son varios y las alternativas han ido ampliándose con los años. Un ejemplo original y creativoson las construcciones que parten del reciclaje de viejos contenedores de transporte de mercancías, modificados hasta sus últimas consecuencias y convertidos en modernas casas domóticas que utilizan energías renovables de distinta procedencia y cuentan sistema de eficiencia energética, reciclado de agua o compostaje.

Tenemos ejemplos de este tipo de construcciones impulsadas desde los gobiernos,  es el caso de la residencia de estudiantes en Amsterdam o la Tate Gallery de Londres. Los arquitectos, conscientes de los cambios sociales, también se están adaptando a la utilización de materiales reciclados. La última feria de arquitectura de Milano (Greenbuilding, International Exhibition and Conference on Energy efficiency and Sustainable Architecture) tenía ya un salón dedicado a este tipo de construcciones.

Aquí presentamos una lista de ferias internacionales relacionadas con las construcción o la sostenibilidad.

Crisis, el paro y los problemas económicos están transformando la sociedad en los modelos de consumo. El auge en los productos ecológicos, sostenibles, de proximidad o el comercio justo, el aumento de los huertos urbanos que recuperan espacios de la ciudad o el auge de la permacultura son tan sólo un ejemplo.

Son muchos los materiales que se pueden utilizar en la construcción ecológica o bioconstrucción y las alternativas son cada vez mayores año tras año. Así encontramos construcciones que utilizan la madera (natural o reciclada, como los pallets), o bien la paja ignífuga tratada para la construcción, así como la lana también tratada (utilizada como aislante en las paredes), el adobe y las construcciones de barro tradicionales, la piedra utilizada tanto para revestimiento como para levantar muros de piedra seca (ya sean de la forma tradicional o con varillas de encofrado que facilitan el empleo de la técnica). También se utilizan materiales de reciclado o que no son bio-degradables como plásticos o polímeros (botellas recicladas o neumáticos de caucho, los llamados Earthships).

Son tantas las opciones, que en este caso una imagen vale más que mil palabras:

En estas construcciones se optimizan los recursos y se prioriza el ahorro. Encontramos numerosas opciones de captación de energía a través de sistemas que no utilizan combustibles fósiles, de energía renovable (placas solares de captación de energía o sistemas de calentamiento de agua; molinos de viento; sistemas hidráulicos como los sistemas tradicionales de molino o con la utilización de arietes; gases procedentes de purines o biodigestores, etc…), o de ahorro energético a través de sistemas de aislamiento.

earthship by lisa haneberg (via Flickr.com)

Earthship by Lisa Haneberg (via Flickr.com)

El respeto por el medio ambiente es importante, no sólo en el autoabastecimiento o autosuficiencia energética sino, también, en el cuidado de los residuos producidos. Vemos así sistemas de filtrado de agua con sistemas naturales y filtros de arena y vegetación o baños secos que producen compostaje.

La especulación y el agotamiento de las fuentes de ciertos combustibles fósiles, la consciencia de la obsolescencia de los materiales o el desarrollo sostenible hace que cada vez se vea con menos reticencia la reutilización de materiales reciclados. Hay numerosas iniciativas, desde el reciclaje de tapones de plástico con distintos fines, hasta la creación de instrumentos musicales u otros objetos a partir de materiales reciclados.

Contenedor de mercancías adaptado y reciclado para uso de vivienda. Lugar de la fotografía.  Arizona,-USA-by-Glamour-Schatz

Contenedor de mercancías adaptado y reciclado para uso de vivienda.

En estas construcciones se optimizan los recursos y se prioriza el ahorro. Encontramos numerosas opciones de captación de energía a través de sistemas que no utilizan combustibles fósiles

La consciencia social también está desarrollando nuevas opciones de ahorro y un mayor respeto hacia el medio ambiente en otros campos. La crisis está recuperando formas viejas de consumo, más responsables. Hay una creciente toma de conciencia por parte del consumidor y de las Administraciones con la seguridad alimentaria y los problemas medioambientales. El consumidor está también más preocupado por la calidad de lo productos cultivados a gran escala y el pensamiento único y homogeneizador impulsado por las grandes distribuidoras de productos a gran escala. La biodiversidad alimenticia está decreciendo; según las Naciones  Unidas, durante el S.XX, el 90% de las variedades agrícolas están dejando de ser utilizadas, además el 75% del alimento del mundo está en manos de 4 empresas, que en términos numéricos significa que 3 de cada 4 semillas pertenecen a Monsanto, DuPont, Syngenta, y Groupe Limagrain. Por esta razón hay cada vez más bancos de semillas con intención de recuperar especies vegetales que por razones de mercado han sido dejadas de lado hasta al punto de ponerlas al borde de extinción.

El primer banco de semillas en España se creó hace 40 años. En España existen principalmente tres bancos nacionales de germoplasma de hortícolas. Dos de ellos, en Valencia y Zaragoza, son bancos activos: dan y reciben semillas. El de Alcalá de Henares, sin embargo, es un centro de base, quiere decir que su misión es exclusivamente la de conservación. Tenemos, el Centro de Conservación y Mejora de la Agrodiversidad Valenciana de la Universidad Politécnica de Valencia (COMAV), el Centro de Recursos Fitogenéticos del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), ubicado en la finca La Canaleja en Alcalá de Henares y el Banco de Germoplasma Vegetal de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos de la Universidad Politécnica de Madrid. En el INIA se guardan duplicados de seguridad de todas las colecciones activas de semillas de la red española.

También podéis consultar este artículo de gran interés acerca de todos los bancos mundiales de semillas:

http://loquepodemoshacer.wordpress.com/2010/09/03/construye-tu-propio-banco-de-semillas/

En el siguiente post hablaremos del nacimiento de una industria: los productos ecológicos, y de sus consumidores.

Hasta pronto