Todas las entradas de Rafael Art

Rafael Art 29 años, residente en São Paulo, Brasil. Formado en Ciencias Empresariales con especial énfasis en el área de Marketing Social, donde aprendió y estudió la influencia del marketing social sobre el ámbito del desarrollo sostenible (PUC-SP), para después graduarse en Medios Digitales, Tercer Sector y Sostenibilidad por la USP (Universidade de São Paulo). Durante toda su juventud actuó en proyectos de voluntariados con marcado carácter socio-educativo. Es el director-fundador del portal de contenidos Ágora Sustentabilidade y columnista en los portales sobre cultura y divulgación Conexão Cultural y Projeto Contem. Coordinó la investigación sobre la cronología mundial ambiental en Brasil junto con el "Instituto Hosei para el Desarrollo y la Educación" (Japón). Profesional autónomo, organiza e imparte charlas y seminarios sobre desarrollos sostenible Fbook: /agorasustentabilidade http://www.projetocontem.com.br/ http://www.conexaocultural.org/ http://www.agorasustentabilidade.blogspot.com.es/ tweet: @agorasustenta

Nace la mayor Agenda de actividades Sostenibles para Brasil

La “Agenda Sustentabilidade” es una web dedicada a la agrupación y aglutinación de eventos sobre sostenibilidad. Una herramienta gratuita que pretende ayudar a quien quiera aumentar sus conocimientos en torno a los temas que son permeables al concepto Sostenibilidad. Todo comenzó con el blog Ágora Sustentabilidade donde la agenda de eventos “sostenibles” era producida semanalmente, después con periodicidad mensual.

El tiempo fue pasando y la agenda creciendo. La última edición contaba más de 150 eventos entre cursos, conferencias, seminarios, exposiciones, charlas, talleres, excursiones, congresos, encuentros, pase de películas y similares. Debido a que el formato del blog se quedaba pequeño para dar cabida a toda esta gama de opciones, decidieron crecer creando un nuevo marco para la Agenda, de manera que la búsqueda y navegación a través de las cientos de posibilidades ofrecidas sea más fácil y amigable.

Así nace la Agenda Sustentabilidade: un servicio que permite identificar diariamente los principales eventos que tienen lugar en Brasil para todo aquel que necesita estar siempre actualizado sobre los diversos temas relativos a la sostenibilidad tales como el medio ambiente, cultura, educación, economía, ofertas de empleo sostenible, política, espiritualidad o territorio, y en los más diversos formatos como hemos desgranado antes.

Como se ha mencionado, la Agenda Sustentabilidade se originó en el portal Agora Sustentabilidade del bloguero, emprendedor y conferenciante Rafael Art y fue impulsada mediante una sociedad con el periodista Alexandre Spatuzza y con el también emprendedor Thiago Machado, fundador de la empresa Benic, consultora especializada en estrategias de marketing digital.

 La última edición contaba más de 150 eventos entre cursos, conferencias, seminarios, exposiciones, charlas, talleres, excursiones, congresos, encuentros, pase de películas y similares. Debido a que el formato del blog se quedaba pequeño para dar cabida a toda esta gama de opciones, decidieron crecer creando un nuevo marco para la Agenda

La agenda selecciona, organiza y publica actividades a través de un calendario. Divulga y apoya  los eventos creados por terceros pero no se responsabiliza de su contenido ni de lo que ofrecen pero garantiza que todo lo que se difunde tiene el nexo común de la sostenibilidad y el desarrollo sostenible.

Además de ser un portal donde cada uno puede disponer de su propio espacio para impulsar su evento o proyecto, la Agenda Sustentabilidade ofrece algunos servicios destinados a la mejora de la estrategia de divulgación del evento en cuestión, enfocando los esfuerzos en localizar un público afín.

En sus propias palabras la misión de la agenda es conectar personas comprometidas en mejorar el entorno en que vivimos y su objetivo es convertirse en la Agenda de Eventos sobre sostenibilidad más importante de Brasil en el año 2015. Los impulsores de la Agenda creen en un cambio plural del mundo por medio de la comunicación abierta en las redes digitales, en el debate franco de ideas y en la promoción de la diversidad de opiniones más profunda posible, basada en la transparencia y en la integración.

Una gran herramienta también, sin duda, para todos aquellos españoles que estén pensando en dar el salto al gran gigante latinoamericano o que ya lleven desarrollando un tiempo sus ideas y proyectos en el país lusófono. Desde Larutanatural os animamos a que agreguéis esta página a favoritos si estáis pensando en ir a Brasil y os interesan los temas y materias que se incluyen dentro del medio ambiente y el desarrollo sostenible.

Atlas Global de las Energías renovables. Fuente: IRENA

IRENA crea “Google Earth” para Energías Renovables

El pasado mes de Enero la Agencia Internacional de Energía Renovables (IRENA en sus siglas en inglés) lanzó el primer mapa mundial de la historia donde puede obervarse el potencial de cada país en energía renovables. Según la propia organización en 2030 el mapa de las energías renovables debería cubrir el 30% del abastecimiento de energía consumida en el mundo, cuando actualmente es del 16% (fuente IRENA) y para ello han elaborado una hoja de ruta en la que se enmarca este innovador lanzamiento: Un Atlas destinado a hacer visible el potencial, aprovechado y desaprovechado, que las fuentes de energía renovables tienen en cada país, en cada región, en cada ciudad.

El anuncio se llevó a cabo durante la reunión anual de la Asamblea General de IRENA, en la que el ministro de Clima y Energía de Dinamarca, Martin Lidegaard, que preside la sesión, explicó que se espera un aumento de las inversiones en el campo de las energías renovables durante los próximos diez años y que dicho atlas ayudará en ello, al mostrar las posibilidades reales de beneficio que dichas inversiones suponen tanto a medio, como a largo plazo, teniendo en cuenta la citada “hoja de ruta” elaborada por la Organización Internacional IRENA, antes mencionada.

La IRENA planea cubrir en 2030 el 30% del abastecimiento de energía consumida en el mundo

 

Una vez metidos en la herramienta, el mapa nos permite pasar revista a gran variedad de información. El Atlas nos da a escoger entre opciones como concentración solar, paneles fotovoltáicos por el mundo, potencial eólico, infraestructuras ya existentes, áreas protegidas y, una sorpresa, además la herramienta permite al usuario crear sus propios mapas. A la izquierda el usuario encuentra un panel que le permite escoger entre las opciones mencionadas arriba, combinándolas. Así mismo es posible editar los mapas, guardarlos y añadir información para uso personal. Eso sí, se recomienda una buena tarjeta gráfica y un procesador potente.

Irena - mapa de concentración energía solar

Irena – mapa de concentración energía solar

El Atlas Global de las Energías Renovables integra todos los aspectos e información necesaria, según la propia IRENA, desde recursos a potencial, e incluye información adicional de relevancia como datos socio económicos regionales y locales, políticas y normativas, mecanismos de ayuda y datos sobre las infraestructuras.

El proyecto cuenta por el momento con la participación de 22 países, y esta previsto que otros se sumen al mismo en los próximos meses, lo que indica, según Amin, “la existencia de una voluntad política para el uso de energías renovables y limpias”. (Fuente: EFE).

Reúne datos y mapas de gobiernos, organismos tecnológicos y empresas privadas de todo el mundo. Entre ellas el Centro Nacional de Energías Renovables (CENER). De hecho, Xabier Nicuesa, jefe del Servicio de Computación y Desarrollo de Software Técnico del CENER, presentó ayer una ponencia en Abu Dhabi  que llevaba por título “CENER: ejemplo exitoso como proveedor de mapas de recurso con Global Atlas”.

Esto, sin embargo, no ha sido suficiente para que el Gobierno Español decidiera, sólo 4 días después del anuncio, optar a mantener su puesto en el consejo que gestiona la Agencia Internacional de Renovables. Muchas veces, los gestos valen más que cualquier comunicado o programa electoral

¿”Sustenta….qué”?

Mucho se oye/ve/lee sobre la palabra sostenible. Una “gran” palabra que se complica al intentar entender lo que rayos significa y cómo podemos interaccionar con ella. A veces la comprensión se embrolla, quizá por los excesos a la hora de utilizarla por parte de algunas empresas, que aprovechándose de la ignorancia ajena, realizando una única acción, se venden como sostenibles. Pero esto no es lo que nos ocupa en este artículo.
El tema de la sostenibilidad es fascinante, en especial las diferentes formas y conceptos que son entendidos como tal y los porqués sobre el uso cada día más frecuente de esta palabra, que hace que el concepto se cuele en nuestro día a día.

Según el informe de la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y Desarrollo (Comisión Brundtland), el concepto de sostenibilidad o sostenible se resume en: “…el desarrollo que satisfaga las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”.

Desastres naturales, aumento en la divulgación a través de los mass media, público receptivo, globalización. Estas son algunos de los términos que me viene a la cabeza cuando intento entender esa corriente cada vez más y más popular. Céntrese y trate de recordar cuando fue la primera vez que esa palabra entró en su vida, de alguna forma. Todos recordamos aquélla época en la que todas las marcas se afanaban en sacar sus productos con denominación “bio”, anunciados a bombo y platillo por las más deslumbrantes estrellas del show-business del momento. Sólo hace falta hacer una pequeña búsqueda y el Sr. Google nos responde.
Según el informe de la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y Desarrollo (Comisión Brundtland), llevado a cabo en 1987 bajo la batuta de la primera ministra noruega Gro Harlem Brundtland, el concepto de sostenibilidad o sostenible se resume en: “…el desarrollo que satisfaga las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”.
Tal desarrollo, según Ignacy Sachs, no debe ser confundido con crecimiento económico. En mi opinión, no necesitamos parar de producir, sino pararnos a pensar: el qué, cómo y para qué estamos produciendo…; “es preciso mirar de forma sistémica (hacia el concepto de sostenibilidad) desde una concepción, la producción y finalmente el consumo”, en palabras de Andréa Franco Pereira. De esta frase se destila el concepto de “eco-diseño” – que se preocupa desde el nacimiento de la idea hasta el descarte o re-utilización de la misma y de cómo un producto puede ser aprovechado de manera más eficaz en cada una de sus fases de utilización o transformación.
Además, según Sachs, el crecimiento económico sostenible debe abarcar 5 dimensiones:

  • Social: sociedad con mayor equidad, capaz de reducir las desigualdades sociales y regionales
  • Cultural: flujo de recursos con retornos positivos y uso eficiente
  • Económica: aumentar la capacidad de sustento del planeta
  • Ecológica: configuración rural-urbana equilibrada para los asentamientos humanos
  • Espacial: respeto a las diferentes culturas. No sólo respeto entre culturas y hacia sus prácticas, sino también a la interacción y al aprendizaje conjunto.
  • Político-Institucional: fortalecimiento de las instituciones democráticas y promoción de la ciudadanía (esta última fue implementada por los autores Armindo dos Santos de Sousa, José Carlos Barbieri y por la autora Sylamara Gonçalves-Dias).

Tomando ese hexágono bien equilibrado y equilátero, el “ser sostenible” resulta fácil de entender, independientemente de si la persona es física, jurídica o pública.

…No necesitamos parar de producir, sino pararnos a pensar: el qué, cómo y para qué estamos produciendo…

Otra visión sería la de Herman Daly, quien escribe: “para la consecución de la sostenibilidad, una economía sin crecimiento, con desarrollo enmarcado en la distribución de la riqueza ya existente”. No creo en el estancamiento de la economía, pero de otras maneras, quizá sí en la distribución de la riqueza, tecnología, conocimientos con la intención de eliminar la pobreza, llegando así a una principio de equidad. De todas formas, qué sería de los políticos sin la masa ignorante y fácilmente manipulable con medidas paliativas, pero eso también queda fuera del tema que tratamos ahora…o no?
Volviendo a algunas definiciones de “sostenible” o “sostenibilidad”, añado lo que piensan Diort e Nascimento sobre el asunto:”…se requiere un cambio en el modelo de desarrollo dominante, fordismo y taylorismo. Una vez oí de un gran amigo que el modelo escolar actual se encaja perfectamente en el sistema del fordismo…Las escuelas y colegios como una mera línea de producción, induciendo voluntades y deseos en los niños y preparándolos para trabajar en algún mercado para desarrollar alguna función mecánica, sin usar la razón, en lugar de desarrollar seres humanos pensantes, de pulgar opositor y tele-encéfalo altamente desarrollado (exacto, como en el documental Ilha das Flores). Pensando en la economía, otro modelo sería muy bien venido. En lugar de pensar en sacar ventaja del prójimo podríamos unir fuerzas para poder ayudar a cada vez más colectivos desfavorecidos. Las figuras de abajo intentan expresar estos principios de forma matemática:

Adan Smith

Adan Smith

borger&art

borger&art

 

 

 

 

 

En la primera figura vemos algunas líneas divergiendo, derivando de otras y creando nuevas, en la imagen de al lado observamos cómo una sinergia de ideas, pensamientos y actitudes llevan a un bien común potenciando esas acciones.

 

No creo en el estancamiento de la economía, pero de otras maneras, quizá sí en la distribución de la riqueza, tecnología, conocimientos con la intención de eliminar la pobreza, llegando así a una principio de equidad

Afonso tiene un punto de vista interesante al respecto de la definición de la Comisión Bruntland: “las críticas más frecuentes están relacionadas al hecho de que una acción en el sentido recomendado por la Comisión implica una reforma estructural mundial y poco probable”. Sin duda es radical, si es o no poco probable el tiempo lo dirá, pero hoy en día podemos ya ver buenas y eficaces acciones sobre el tema alrededor del globo.
De las definiciones encontradas, una cosa es cierta: el medio ambiente necesita ser protegido y bien cuidado. Lo que es interesante, ya que las empresas extractoras se auto proclaman “sostenibles” (Petrobrás, Vale…). La sostenibilidad es mucho más que marketing, debería ser tenida como un valor, una forma de comercio justo y, por qué no, de vida. Con todo, la ambición, en la mayoría de los casos, no nos permite (com)partir y nos está alejando de la “s” de “sostenibles”.

aterro - aterramiento (relleno a base de tierra, pedazos de ladrillo y otros objetos) lixão - desperdicios, basura

Consumo Verde: El caso de Brasil.

CONSUMO VERDE: IDEAS Y PERSPECTIVAS

Sostenible y Consumo son dos palabras que rara vez van juntas. ¿Cómo se puede tener una actitud responsable y al mismo tiempo mantener el nivel de consumo? Dejar de consumir para muchas personas puede ser complicado, pero consumir productos que siguen algún tipo de criterio de sostenibilidad puede resultar una idea atractiva a la par que interesante.

 Bien es cierto que hoy es muy difícil (léase imposible) encontrar en los letreros informativos de los embalajes de los productos que consumimos información como la materia prima, cómo funcionan sus procesos de producción, datos referentes a los medios de transporte, cuál es la producción de CO2, gasto de energía utilizado en la producción, si se emplearon o no trabajadores infantiles o en régimen de esclavitud o semi-esclavitud, si sus trabajadores vivían cerca del lugar de trabajo o si la producción de las materias primas es local o afín. No obstante existen algunas empresas que muestran la procedencia de sus productos, como por ejemplo la empresa textil belga “Honest By”. Además de esto sería necesario ahondar en el concepto de eco-design para los embalajes y en el llamado “ciclo de vida” de los mismos.

Desde esta perspectiva, ¿qué podríamos denominar como producto verde o ecológico? Aquél que cumpliese con los requisitos siguientes:

  • Mínimo impacto o total reducción en la cadena de daños a la sociedad
  • Menos impacto o nulo impacto negativo sobre la salud de los consumidores
  • Respeto por los ciclos naturales de producción
  • Facilitado al mercado con el menor embalaje
  • Que utilice materiales reciclables y reciclados en su producción

Existen algunos estudios sobre el tema, como éste del Magrama (Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente) sobre el consumo de productos ecológicos entre los años 2005 y 2007 en España.

 Es muy difícil (léase imposible) encontrar en los letreros informativos de los embalajes de los productos que consumimos información (…) cuál es la producción de CO2, gasto de energía utilizado en la producción, si se emplearon o no trabajadores infantiles o en régimen de esclavitud/semi-esclavitud, si sus trabajadores vivían cerca del lugar de trabajo o si la producción de las materias primas es local o afín

En 1995, Paul Jennings y Zandbergen expanden el concepto para “capacitar la incorporación de conceptos más específicos como la realización, capacitar la visión e interconexión de sistemas de extracción de los recursos naturales, del consumo y la recuperación”.

Debemos considerar el ciclo de vida de los productos atendiendo a los siguientes conceptos:

  • Salida de la materia prima: Uso local. No utilizar productos tóxicos. Energía de bajo impacto medioambiental y preservación del medio de extracción de la materia prima..
  • Producción: Uso local. No utilizar productos tóxicos. Adáptese! Maximice la cantidad de carga para aprovechar el transporte. Energía de bajo impacto medioambiental. Cuando sea posible recicle, utilice materiales reciclados, compostaje y descomposición.
aterro - aterramiento (relleno a base de tierra, pedazos de ladrillo y otros objetos) lixão - desperdicios, basura

aterro – aterramiento (relleno a base de tierra, pedazos de ladrillo y otros objetos) lixão – desperdicios, basura

Un ejemplo muy esclarecedor nos viene de la mano de Brasil. El país lusófono introdujo en 2010 una Política Nacional de Residuos Sólidos (puedes consultar ley nacional de residuos solidos brasil), y desde entonces el panorama desolador que se cernía sobre el país ha cambiado considerablemente. Un Plan que engloba acciones del Gobiernos Central y Regionales, Sociedad, Ayuntamientos (Prefeituras) y Empresas, que se deben preocupar por trazar acciones de logística inversa para: agrotóxicos, baterías y pilas, neumáticos, aceites y lubrificantes, bombillas y aparatos eléctricos o electrónicos. Probablemente un nuevo y prometedor negocio para los brasileños.

Es una buena noticia que uno de los grandes transatlánticos de la economía y los recursos mundiales haya dado el paso de establecer unas normas y regulaciones de los procesos de vida de los productos y la consiguiente generación de desperdicios.

No obstante, voces tan reputadas como el economista brasileño Ricardo Abramovay, el desaparecido paleontólogo y biólogo evolutivo estadounidense Stephen Jay Gould o la investigadora también brasileña Roberta Cardoso ahondan en la idea de que el sistema capitalista continuará su proceso devastador: “…las instituciones centrales del capitalismo y de la modernización contemporánea -la expansión del mercado, la industrialización, la urbanización, la democracia participativa al estilo occidental como sistema político, la innovación científica- continúan llevando a una creciente destrucción de los recursos naturales”.

Si queremos consumir de manera responsable sería cuanto menos aconsejable tener una idea de los procesos productivos de las empresas ya que para que podamos mantener nuestro padrón de comportamiento con respecto al consumo, alguien, en este caso el entorno natural y muchos seres humanos, pagará las consecuencias.

Ágora Sustentabilidade